Supermercados bajan precios de comestibles

HOY — MARTES, 26 DE ABRIL DE 2022

Cadenas estimulan competencia y ayudan con el costo de vida

Asda y Morrisons bajarán los precios de artículos esenciales, aumentando la competencia en el sector alimentario británico al por menor en un contexto de inflación creciente y caída de la confianza del consumidor.

La subida de precios está provocando la mayor reducción del ingreso familiar desde la década del 50 en Gran Bretaña, donde la inflación del precio de los alimentos llegó al 5,2% hasta el 20 de marzo — el nivel más alto desde abril de 2012 según mostraron datos de la industria el mes pasado.

Los supermercados suelen tratar de mantener bajos los precios de los llamados bienes de valor conocido — es decir, los compradores saben instintivamente cuánto valen — y elevan los precios de los demás.

Asda, la tercera cadena más grande de Gran Bretaña detrás del líder Tesco y de Sainsbury’s, dijo que invertiría más de £73 millones para reducir en 12% más de 100 artículos como frutas, verduras, carne y arroz, y ha «fijado» esos precios hasta fines de 2022.

Morrisons, el cuarto más grande, bajará el precio de más de 500 productos esenciales que cubren el 6% de sus ventas.

Hasta la 1 de la mañana

• Pubs permanecerán abiertos 2 horas más durante el fin de semana festivo por Jubileo de Platino

• Británicos podrán brindar por la Reina, que celebra 70 años en el trono

Portadas del día

The Times – Caos de pasaportes amenaza vacaciones
Daily Telegraph – Vinculan brote de hepatitis infantil a confinamiento
The Guardian – Instan a que Javid relaje ley que dificulta acceso a medicinas de menopausia
Metro – Musk paga £35000 millones por Twitter
Daily Mail – GPs votarán si cierran a las 5pm
The Independent – Piden suspender a todos los MPs culpables de misoginia
i news – PM elimina políticas para calmar a su partido
Daily Mirror – Masacre en Bermondsey
Daily Express – Nuevo festivo para honrar a la Reina
City AM – Tuit, tuit, tuyo

Suben los precios de la hostelería

HOY — JUEVES, 10 DE FEBRERO DE 2022

Pubs y restaurantes costarán 11% más por mayores costes

Los precios de la hostelería británica aumentarán drásticamente para los clientes, ya que el sector enfrenta una gran espiral alcista.

Casi el 93% de pubs y restaurantes planean aumentar sus precios, según una encuesta a 340 operadores que administran 8200 locales realizada por el gremio UK Hospitality.

La encuesta también predice un alza de precios promedio del 11 % para compensar sus crecientes costes, mientras los clientes deben esperar aumentos de precio inminentes además del alto coste de vida, resultado del aumento de precios de la energía y de las contribuciones al seguro nacional (NI) en abril.

Los hosteleros dicen que necesitan subir los precios después de los aumentos de dos dígitos en sus facturas de energía, mano de obra, precios de alimentos y bebidas, y pólizas de seguro.

Las empresas encuestadas dicen que los costes de la energía los han afectado mucho, experimentando un incremento promedio del 41%. Los planes de aumento se conocen luego de que el período comercial de Navidad fuera ‘devastado’ por la variante Ómicron y sus restricciones pandémicas.

¡Todo acaba el 21!

Primer ministro da señal clara de que restricciones de Covid restantes acabarán cuando el Parlamento vuelva de vacaciones, el 21 de febrero próximo

Portadas del día

The Times – PM entre los 50 interrogados por la policía
Daily Telegraph – Policía llamará a 50 invitados a fiestas en No 10
Metro – Fabuloso 21 de febrero
The Guardian – Reglas de covid en Inglaterra terminan en 15 días
i news – Policía interroga a Johnson y 50 más por fiestas
The Independent – Científicos advierten sobre fin anticipado de reglas de covid
Daily Mail – Inglaterra lidera el mundo eliminando reglas de covid
Daily Express – ¡Libertad!
Daily Star – Se acabó

‘Boosters’ obligatorios para viajar en 2022

HOY — VIERNES, 17 DE DICIEMBRE DE 2021

‘Boosters’ obligatorios para viajar en 2022

Los británicos que vacacionen en el extranjero el próximo año ‘tendrán’ que mostrar una tercera vacuna de covid para poder ingresar a sus países de destino, reveló Grant Shapps hoy.

El ministro de transportes dijo que miembros del G7 como Estados Unidos, Francia e Italia, populares para millones de turistas británicos, podrían convertirla en requisito de entrada en 2022.

La vacuna de refuerzo también se convertirá en requisito interno para calificar como ‘completamente vacunado’ en Gran Bretaña, y los ministros dicen que las reglas se actualizarán tan pronto como el público haya tenido oportunidad razonable de obtenerla.

‘Hablo seguido con otros ministros de transporte de todo el mundo, sobre todo con los del G7 que organizamos este año,’ afirmó Shapps.

‘Me dicen ‘mira, ahora vamos a empezar a exigir que la gente se ponga la tercera vacuna’ antes de entrar en sus países, así que finalmente será inevitable porque otros países nos la pedirán a nosotros. No sé cuándo, pero no este año.’

Cierran pubs de la City

Locales públicos en centros financieros de Londres cerrarán anticipadamente por Navidad ya que impacto de teletrabajo y Ómicron hacen que ‘no haya gente’

Portadas del día

The Times – Sunak discute rescate para pubs y restaurantes
Daily Telegraph – Arzobispo pide honestidad en la vida pública
The Guardian – Fuerzan retorno de Sunak para manejar crisis
Metro – Reina cancela comida navideña
Daily Mail – Conservadores enfrentan a Whitty
The Independent – Johnson estuvo en la primera fiesta del confinamiento
i news – Reino Unido cierra intentando salvar Navidad
Daily Mirror – Policía interroga a fiesteros
The Sun – Esto parece una Navidad confinada
City AM – Palomas del Banco se vuelven halcones

Cuando los pubs estaban dentro de las estaciones de Londres

Kim, el gato de la barra, y una camarera en el pub The Hole in the Wall en la estación de metro Sloane Square (Londres), agosto de 1938. Foto: John F Stephenson

Como todos (deberíamos) saber, beber en el metro de Londres está estrictamente prohibido desde 2008 pero, retrocediendo en el tiempo, se solía beber mucho en él ya que había pubs completos dentro de sus instalaciones.

En verdad, beber en el metro ya estaba prohibido antes de 2008 — pero la prohibición rara vez se hizo cumplir.

Los estatutos de la administradora ferroviaria Transport for London (TfL) de 1999 ya establecían que el consumo de alcohol en los trenes estaba prohibido — a menos que el personal ferroviario lo permitiera explícitamente. La regla era ignorada en gran medida.

Así, la prohibición de beber de 2008 fue más un caso de ajustar las reglas existentes y lanzar un montón de publicidad para que pareciera que algo nuevo estaba sucediendo.

De todos modos, en la antigüedad no solo se permitía beber de un recipiente abierto, sino que en un momento llegó a haber alrededor de 30 pubs en las estaciones del metro de Londres.

Los pubs fueron especialmente populares hace poco más de cien años, ya que de alguna manera escapaban a la introducción de horarios de licencia durante la Primera Guerra Mundial — que tenían como objetivo evitar que los trabajadores se emborracharan a la hora de la comida y perjudicaran el esfuerzo de guerra doméstico.

De todos los pubs — aunque la mayoría estaba en o cerca de las taquillas — algunos también se encontraban en el mismo andén como en Liverpool Street, Victoria y Sloane Square, todos en los andenes de la escalera derecha. Probablemente el más conocido sea el antiguo pub en el andén dirección oeste de la estación Sloane Square.

Conocido como The Hole In The Wall [El agujero en la pared], estaba abierto a los pasajeros y también al público en general si compraban un ‘pase de andén’ de 2 peniques — «a menos que lleguen a algún acuerdo con el recolector de boletos».

Una breve nota en The Times del 9 de agosto de 1949 sobre la reconstrucción de la estación señala que la taberna había estado en el andén desde que se construyó la estación, en 1868.

Este pudo haber sido el último de los pubs del metro de Londres que cerró, allá por 1985, razón por la cual probablemente sigue siendo el más recordado. También fue una localización importante en la novela A Word Child, de Iris Murdoch, que también hablaba de otro pub del metro de Londres, en Liverpool Street.

Murdoch describía los bares como «la fuente de la emoción oscura, lugares de profunda comunicación con Londres, con las fuentes de la vida». En su relato, eran las bodegas que aprovisionaban al reino de Plutón.

El pub era conocido entre los clientes habituales por tener a un gato como primer cliente — lo que hace que Sloane Square doblemente única, por tener un pub y un gato como integrantes de la estación de metro.

El sitio del pequeño pub es ahora la tienda de abarrotes del andén dirección oeste.

En la estación de Liverpool Street estaba el Pat-Mac’s Drinking Den, en la plataforma dirección este de la línea Metropolitan. Fue reconvertido a café en 1977. El pequeño pub también tenía la novedad de tener una ruleta para pasar platos que daba directamente al andén, donde los pasajeros podían beber mientras esperaban el tren.

En Mansion House había un bar buffet a cargo de Spires & Pond que estaba tentadoramente cerca de los andenes, aunque no del todo en ellos.

Spires & Pond también operaban un local en la estación de Moorgate el cual, aunque se encontraba en la estación propiamente dicha, parecía tener entrada desde el exterior del edificio principal.

De hecho, Spires & Pond eran los WH Smith de las tiendas de comidas rápidas del metro de Londres, habiendo estado allí desde el principio y terminando en 1932 con locales en las siguientes estaciones:

Baker Street
St. John’s Wood Road
Marlborough Road
Swiss Cottage
Aldersgate
Farringdon Street
Kings Cross
Edgware Road
Praed Street
Queens Road (Bayswater)
Notting Hill Gate (cerrado en la década de 1950)
Moorgate Street
South Kensington
Gloucester Road
Hammersmith
Ladbroke Grove
Westbourne Park

Permanecieron allí luego de firmar un acuerdo con la concesionaria Metropolitan Railway mientras aún se estaba construyendo. La prensa británica de septiembre de 1866 señalaba que el nuevo edificio de la estación de Moorgate Street, aunque solo temporal, mejoró mucho con la presencia de las salas de refrigerio Spires & Pond.

La asociación de Spires y Pond revolucionó sin lugar a dudas la restauración en la red de transporte, y terminó teniendo unos 200 locales en Inglaterra y unos 60 vagones comedor.

Un escritor en el semanario All The Year Round elogiaba, en diciembre de 1867, a los «magos modernos», que habían puesto fin a un abuso «que el viajero de ferrocarril británico había sufrido desde que existieron los ferrocarriles».

En una descripción que imitaría más tarde el catering de British Railways, la comida ferroviaria antes de Spires y Pond era descrita como «una infusión hirviente satíricamente llamada té, panecillos rancios con barniz de cera para muebles, sándwiches con gusto a aserrín, tan frecuente y enérgicamente criticados y, más que todo aquello, la gélida mirada desde el mostrador que ignoraba insolentemente la presencia de todo cliente, todo lo cual hacía que los hambrientos se salieran de quicio».

Sin embargo, algunas de sus sucursales adquirieron una reputación menos apetecible, puesto que Edgware Road tuvo que cerrar en 1968 por haberse convertido en un enlace popular para algunos viajeros — especialmente, los que buscaban socorro en los brazos de las entonces llamadas damas de noche.

En la década de 1960, Spires & Pond era propiedad de Grand Metropolitan Hotels, que en 1971 compró Truman Breweries. Esto llevó a una pequeña revuelta cuando los bares del metro cambiaron las cervezas Bass y Worthington por las de marca Truman, al año siguiente.

Algunos de sus otros notables puntos de venta en el metro de Londres incluían a un bar en la estación de South Kensington que adquirió el sobrenombre de The Snakepit [El pozo de serpientes] por razones que nadie ha descubierto nunca.

La estación de Paddington tenía una «sala azul», que se debía más a la costumbre de llamar sala azul a la mejor habitación de la casa que, según estándares ferroviarios, se decía que era un establecimiento bastante elegante.

El bar de la taquilla de Baker Street era conocido, como era de esperar, Moriarty’s — nombre del colega de Sherlock Holmes. Más grandioso es el pub que se encuentra sobre la estación en el antiguo bloque de pisos de Chiltern Court, que todavía está allí, y ahora es una sucursal de Wetherspoons.

The Broom Cupboard [el armario de las escobas] puede ser el tamaño promedio de un departamento hoy en día, pero alguna vez fue el apodo del pub que se encuentra en la estación de metro de Kings Cross, debido a su tamaño compacto.

Por cierto, los lavabos del moderno pub Betjeman Arms en la estación de St Pancras son, aparentemente, un armario de escobas reformado.

El motivo de la desaparición de los pubs es un misterio. Ciertamente, la decadente fortuna de la Truman Brewery, propietaria de la mayoría de los locales, puede considerarse un factor, pero lo más probable es que se deba simplemente a que la gente estaba menos inclinada a tomarse una pinta rápido de camino a casa.

En los primeros días, los trenes eran lentos y los viajes largos, por lo que una pinta para fortalecer el cuerpo mientras se espera 10 minutos no era una idea descabellada. Hoy en día, con trenes cada dos minutos y entregando viajeros a sus destinos a velocidades que hubieran asombrado a nuestros antepasados ​​victorianos, una pinta en el metro parece menos necesaria… aunque una pinta en el destino final, después de 40 minutos de auriculares ajenos y axilas malolientes, puede ser necesaria.

Como tal, todavía queda un pub, que se puede considerar razonablemente como ‘en el metro de Londres’, el de Kew Gardens — aunque hay que salir de la estación para entrar a él, tiene ventanas justo al lado del andén.

Punto adecuado para hacer una parada de camino a casa.