Ministra del interior planea frenar la inmigración ‘al estilo griego’

THE DAILY TELEGRAPH — SÁBADO, 20 DE NOVIEMBRE DE 2021

Solicitantes de asilo tendrán que seguir estrictas reglas en nuevos centros de detención, o se podrá rechazar sus solicitudes de permanencia en el país

La ministra del interior británica Priti Patel planea una ofensiva fronteriza al estilo griego, con nuevas restricciones para solicitantes de asilo ante el número crítico de inmigrantes procedentes de Europa.

Los inmigrantes del Canal de la Mancha retenidos en nuevos centros de recepción especialmente diseñados tendrán que obedecer reglas estrictas, o arriesgarse a perder su derecho a solicitar asilo.

La titular de la Home Office planea tomar el modelo para sus centros de los campamentos para solicitantes de asilo que está construyendo Grecia, donde los inmigrantes enfrentan controles de rutina en sus movimientos junto con toques de queda para evitar fugas.

«Si violan las reglas, ello podría afectar sus solicitudes de asilo,» dijo una fuente del Gobierno de Reino Unido. «Se les indicará que tendrán que estar dentro del centro a determinada hora. Esas son reglas justas para operar si se proporciona comida y alojamiento. Los griegos ponen restricciones, como los horarios.»

Los inmigrantes también podrían recibir ‘apps de asilo’ para hacer seguimiento del avance de sus solicitudes en smartphones o en los ordenadores de los centros.

Patel ha quedado impresionada por la forma en que Grecia ha digitalizado su proceso de solicitudes de asilo de principio a fin realizando seguimiento de los casos, acelerando decisiones y ahorrando millones en trámites innecesarios.

La noticia se conoce a raíz del intento de atentado con una bomba en Liverpool por un fallido solicitante de asilo que todavía estaba en Reino Unido siete años después de que su solicitud fuera rechazada por primera vez. Se cree que Emad al-Swealmeen tenía problemas de salud mental que fueron agravados por el prolongado proceso.

Durante un viaje a Estados Unidos, Patel elogió a Grecia por haber adoptado un enfoque ‘muy diferente’ al de la UE, como las controvertidas tácticas de ‘reversa’ que hacen retroceder a embarcaciones en el mar.

«No han decidido ser parte del bloque de competencias de la UE,» dijo la ministra, quien a principios de esta semana lanzó un ataque contra las fronteras abiertas de la UE — el espacio Schengen — por alimentar una ‘masiva crisis de inmigración’ que ha provocado un aumento récord de los cruces ilegales en el Canal de la Mancha.

Más de 24.500 inmigrantes ya han llegado a Reino Unido este año, casi el triple del total de todo 2020. Esa cifra incluye a más de 5.000 solo en noviembre, el total mensual más alto de la historia, a pesar de que el clima es más frío y las condiciones del mar más riesgosas.

En una entrevista exclusiva con The Telegraph, el primer ministro griego Kyriakos Mitsotakis respaldó los pedidos de controles más estrictos y advirtió que la libertad de movimiento en la UE estaría «terminada» si los líderes no protegen con firmeza las fronteras del bloque.

«No vamos a abrir las puertas de par en par y dejar entrar a inmigrantes,» dijo. «Los líderes de la UE saben que si eso sucede, se acaba Schengen. La libertad de movimiento se acaba.»

«Países como Suecia, Dinamarca, Holanda y otros simplemente romperán las fronteras. Necesitamos fronteras exteriores fuertes.»

Alexander Lukashenko, el presidente de Bielorrusia, ha atraído a miles de inmigrantes de países como Irak para obligarlos a cruzar las fronteras con Polonia, Letonia y Lituania, países miembros de la Unión Europea. La situación en la frontera con Polonia ha alcanzado un punto crítico en la última quincena.

El viernes, se supo que Alemania se ha convertido en un objetivo para los inmigrantes, y el 60% de los que intentan cruzar el Canal de la Mancha ingresan a Francia el mismo día en que lo intentan. Las bandas delictivas colocan inmigrantes y botes en Alemania, para transportarlos por la noche a través de Bélgica y hacia Francia y finalmente cruzar el Canal de la Mancha.

«Alemania se ha convertido en la base establecida para bandas criminales y pandillas que emparejan [a inmigrantes con embarcaciones],» dijo una fuente del Gobierno. La fuente advirtió que Francia lucha por contener a los inmigrantes, que se vuelven cada vez más violentos. Patel ha resaltado el papel de Alemania con su homólogo alemán.

Por su parte, el presidente francés Emmanuel Macron acusó el viernes a Gran Bretaña de oscilar «entre la asociación y la provocación» sobre el flujo de inmigrantes en el Canal.

Hablando en el norte de Francia, Macron dijo que buscaría una cooperación más estrecha con la UE para detener el flujo hacia la costa, pero que había un problema entre Londres y París.

«Tenemos a los británicos, que oscilan entre la asociación y la provocación,» dijo. «Necesitamos fortalecer aún más la colaboración. Si aquellos que quieren unirse a Gran Bretaña tienen familia allí, debe ser parte de una reunificación familiar. Si son contrabandeados, tenemos que romper este sistema.»

«Debemos tomar varias acciones: prevenir el establecimiento de campamentos duraderos, actuar para desmantelar las redes de contrabando y fortalecer el trabajo con los países de origen para prevenir estos flujos.»

Sin embargo, a los funcionarios británicos les preocupa que Francia no haya desplegado fuerzas especializadas en la costa norte como lo hicieron en 2015, cuando se desplegó en la zona a 3.500 efectivos de élite de la Compagnie Republicaine de Securité con escuadrones de asalto móviles.

Hasta ahora, solo se ha enviado a 200 oficiales de reserva de la Gendarmerie adicionales — en virtud del acuerdo de £54 millones entre Reino Unido y Francia — para impulsar las patrullas y la vigilancia en las playas del norte francés.

En el verano, Patel visitó uno de los primeros campamentos de Grecia en la isla de Samos, donde los solicitantes de asilo tienen que cumplir un toque de queda a las 8 pm para evitar castigos por violar las reglas. Los inmigrantes pueden salir del campo solo si utilizan sus huellas dactilares para pasar por los puntos de control con torniquetes de acero, y así informar a las autoridades del campo quién está en el lugar y quién no.

Según el derecho internacional, los solicitantes de asilo no pueden ser detenidos y deben tener libertad para salir, pero funcionarios de la Home Office creen que se podría imponer condiciones para evitar que se fuguen. Eso incentivaría a los inmigrantes a cumplirlas, porque las infracciones se tendrían en cuenta como parte de su solicitud de asilo.

Retirarían ciudadanía británica sin previo aviso

Priti Patel, ministra del interior de Reino Unido. Foto: Roger Harris / House of Lords

Cláusula agregada a proyecto de ley de nacionalidad y fronteras parece permitir que la Home Office actúe retroactivamente en algunos casos

Se podría retirar la ciudadanía británica a las personas sin previo aviso, según una propuesta de cambio de regla que se ha agregado sigilosamente al proyecto de ley de nacionalidad y fronteras.

La cláusula 9 del proyecto de ley, «Aviso de decisión de privar a una persona de la ciudadanía», actualizada a principios de este mes, exime al Gobierno de tener que dar aviso si no es «razonablemente factible» hacerlo, y no tiene intereses de seguridad nacional, relaciones diplomáticas ni ningún tipo de interés público.

Los críticos dicen que eliminar la ciudadanía — como en el caso de Shamima Begum, quien huyó de Gran Bretaña cuando era una colegiala para unirse a Estado Islámico en Siria — ya es un poder contencioso, y eliminar el requisito de notificación haría que los poderes de la Home Office [ministerio del interior] sean aún más draconianos.

Frances Webber, vicepresidenta del Instituto de Relaciones Raciales, dijo: “Esta enmienda envía el mensaje de que ciertos ciudadanos, a pesar de haber nacido y crecido en Reino Unido y no tener otro hogar, siguen siendo inmigrantes en este país. Su ciudadanía, y por tanto todos sus derechos, son precarios y contingentes.

“Se basa en medidas anteriores para despojar de la ciudadanía a los ciudadanos con doble nacionalidad nacidos en Gran Bretaña (que en su mayoría pertenecen a minorías étnicas) y hacerlo mientras están en el extranjero, medidas que se desean utilizar principalmente contra musulmanes británicos. Se burla sin ambages de las obligaciones internacionales de derechos humanos y las normas básicas de equidad.»

Los poderes de la Home Office para despojar a algunos británicos de su ciudadanía se introdujeron después de los atentados de Londres de 2005, pero su uso aumentó durante el mandato de Theresa May como ministra del interior a partir de 2010, y se ampliaron en 2014.

El requisito de que el estado dé aviso previo ya venía debilitándose desde 2018, lo que permitía al Ministerio del Interior enviar un aviso poniendo una copia en el archivo de una persona, pero solo en los casos en que se desconocía su paradero.

La nueva cláusula eliminaría por completo la necesidad de notificación en una variedad de circunstancias. También parecería que se puede aplicar retroactivamente a casos en que un individuo haya sido despojado de la ciudadanía sin previo aviso antes de que la cláusula se convirtiera en ley, lo que genera dudas sobre la capacidad para apelarlas.

La directora de Reprieve — organización benéfica legal que trabaja contra graves abusos contra los derechos humanos — Maya Foa dijo: “Esta cláusula daría a Priti Patel un poder sin precedentes para eliminar ciudadanías en secreto, sin siquiera tener que decírselo a los afectados, y denegarles efectivamente una apelación. Bajo este régimen, una persona acusada de exceso de velocidad tendría más derechos que alguien en riesgo de ser privado de su nacionalidad británica. Esto demuestra una vez más la poca consideración que tiene este Gobierno por el estado de derecho.

“El gobierno norteamericano ha condenado el despojo de la ciudadanía como una negación peligrosa de responsabilidad para con sus propios ciudadanos. Los ministros deberían escuchar a nuestro aliado de seguridad más cercano, en vez de duplicar esta política profundamente equivocada y moralmente aborrecible.»

Otros cambios de reglas propuestos en el proyecto de ley ya han atraído críticas, como no admitir reclamos de ninguna persona que haya llegado a Reino Unido por una ruta ilegal, ya que se les criminaliza a ellos y a cualquiera que busque salvar sus vidas, y se otorga al personal de la Fuerza Fronteriza inmunidad de enjuiciamiento si las personas mueren en el Canal durante las operaciones de «retroceso».

Un comunicado de la Home Office dijo: “La ciudadanía británica es un privilegio, no un derecho. La privación de la ciudadanía por motivos favorables está reservada, con razón, para aquellos que representan una amenaza para Reino Unido o cuya conducta implique un daño muy grave. El proyecto de ley de nacionalidad y fronteras modificará la ley para que se pueda privar de la ciudadanía cuando no sea posible dar aviso, por ejemplo, si no existe forma de comunicarse con la persona.»

Artículo de Haroon Siddique
Publicado/actualizado en The Guardian el miércoles, 17 de octubre de 2021

Traducido al español por Alejandro Tellería-Torres

Enlace al artículo original en inglés: https://www.theguardian.com/politics/2021/nov/17/new-bill-quietly-gives-powers-to-remove-british-citizenship-without-notice

Jubilados británicos ‘abandonan España en masa’

Crédito de imagen: M+MD / flickr (CC BY-NC-ND 2.0)

Residentes británicos que inmigraron a España luego de su jubilación están dejando el país «en masa» debido al Brexit, siendo el destino turístico de la Costa del Sol una de las zonas donde la salida es más notoria.

Expertos turísticos aprecian una disminución debido al aumento de reglamentación migratoria introducido después de que Reino Unido abandonara la Unión Europea.

Robert Barnhardt, propietario de una inmobiliaria en Fuengirola, dijo que muchos británicos jubilados han puesto a la venta sus villas y pisos en España.

Los ciudadanos británicos solo pueden visitar España sin visado durante un máximo de 90 días con fines turísticos y comerciales.

Sin embargo, a partir del año que viene necesitarán una exención de visado — conocida como ETIAS — para entrar en España.

Bajo las nuevas reglas, los británicos aún pueden visitar la soleada zona española sin visado.

Aun así, deberán presentar una exención de visa ETIAS válida antes de su llegada.

Barnhardt dijo que muchos jubilados disfrutaban mucho poder pasar seis meses al año en España, lo cual será imposible bajo las nuevas reglas.

“Pero ahora solo pueden venir por 90 días. Muchos de ellos incluso conducían hasta aquí,» dijo al diario Daily Express.

«Los españoles ahora se están poniendo bastante estrictos con los automóviles con matrícula extranjera, principalmente con la británica.»

Desde el 28 de septiembre, el RAC dijo que los vehículos matriculados en Reino Unido deben mostrar las letras “UK” en una pegatina, independientemente de lo que figure en la matrícula cuando se conduzca en España.

Barnhardt también señaló que los costes de atención médica han afectado la decisión de las personas de abandonar España.

“Muchas personas mayores están eligiendo ir. A veces debido a la atención médica o su cobertura médica,» añadió.

A 2020, había más de 360.000 residentes británicos viviendo en España.

En su mayoría, los expats [inmigrantes] británicos vivían tranquilamente en Alicante, Málaga y las Islas Baleares.

Artículo de Anthony France
Publicado/actualizado en Evening Standard el lunes, 4 de octubre de 2021

Traducido al español por Alejandro Tellería-Torres

Enlace al artículo original en inglés: https://www.standard.co.uk/news/world/retired-brits-abandon-spain-costa-del-sol-b958756.html?utm_medium=Social&utm_source=Facebook&fbclid=IwAR2VNoXihJt2iVMIqviuHeQ0whJQGv2CUWrF1cRcCFEIfNCPS-0EiA-yqwo#Echobox=1633414781-1