Líderes de la UE pelean entre ellos debido a la vacuna

THE DAILY TELEGRAPH — MIÉRCOLES, 17 DE MARZO DE 2021

Comisión Europea acusa a estados miembros de almacenar vacunas mientras el bloque enfrenta tercera ola del virus

Bruselas ha culpado a los gobiernos de la UE por el creciente caos de vacunas el martes por la noche, acusándolos de acumular existencias a pesar de la tercera ola de Covid que se avecina.

La inusual reprimenda de la Comisión Europea a los estados miembros se produjo después de que 17 países, entre los que se encuentran Alemania, Francia, Italia y España, detuvieran el lanzamiento de la vacuna Oxford/AstraZeneca hasta que el regulador de medicamentos de la UE complete una investigación.

El martes, sin embargo, la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) dijo que “no había indicios” de que la suspendida vacuna causara casos fatales de trombosis, y dará el resultado de su investigación el jueves.

Si bien las nuevas cifras de la Oficina de Estadísticas Nacionales (ONS) mostraron el éxito del programa de vacunación de Reino Unido — con tres cuartas partes de los mayores de 80 años y uno de cada tres en general ahora dando positivo por anticuerpos contra Covid — el primer ministro francés y el centro nacional de enfermedades de Alemania advirtieron de una tercera ola.

El ministro de sanidad Matt Hancock, por su parte, instó a los países europeos a seguir el ejemplo del “regulador de clase mundial” que tiene Gran Bretaña y continuar usando la vacuna, y agregó que su “impacto en el mundo real” se había demostrado en los 11 millones de británicos que la habían recibido.

En lo que se verá como una poco sutil puya a los países que han suspendido las vacunas AstraZeneca, Hancock agregó: “Sabemos que no solo es segura, sino que en realidad está salvando vidas aquí en este momento.”

Stella Kyriakides, la comisionada de salud europea, dijo el martes que la vacunación era “más importante que nunca” e instó a los estados miembros de la UE a usar todas las vacunas que tenían en lugar de almacenarlas.

“Incluso con los inmensos y lamentables desafíos en torno a la capacidad de producción y las entregas, hay informes de reservas de vacunas no utilizadas en toda la Unión Europea,” dijo después de una reunión de ministros de sanidad de la UE.

“Actualmente vemos que las proporciones de dosis de vacunas disponibles distribuidas oscilan entre el 50 y el 100 por ciento en los estados miembros.”

Ursula von der Leyen — la presidenta de la Comisión Europea, que ha enfrentado duras críticas de los gobiernos nacionales por el paso glacial del despliegue de la UE — aceptaría “por supuesto” la vacuna de AstraZeneca, dijo su portavoz.

Los estados miembros de la UE han recibido 62,2 millones de vacunas en el marco del plan de adquisición conjunta administrado por Bruselas y han administrado el 77 por ciento de ellas, alrededor de 48 millones de inyecciones. Cerca de 14,8 millones de vacunas AstraZeneca se han entregado a los países de la UE, y se están utilizando menos de la mitad, 7,3 millones.

Las cifras incluyen a Noruega e Islandia que no son miembros de la UE, que también han suspendido la vacuna.

Suecia, Chipre, Eslovenia y Portugal se convirtieron en los últimos países de la UE en pausar el uso de la vacuna el martes, a pesar de que la EMA y la Organización Mundial de la Salud dijeron que era segura y que la UE estaba muy por detrás de Gran Bretaña en su programa de vacunación.

Emer Cooke, directora ejecutiva de la EMA, dijo: “Todavía estamos firmemente convencidos de que los beneficios de la vacuna AstraZeneca en la prevención de Covid-19, con el riesgo asociado de hospitalización, superan el riesgo de efectos secundarios.”

Hasta el 10 de marzo se habían informado a la EMA unos 30 casos de trombosis entre casi 5 millones de personas vacunadas, pero se habían informado casos adicionales durante el fin de semana, dijo Cooke, y que las vacunas Pfizer y Moderna aprobadas por la EMA parecían estar relacionadas con un número similar de casos de trombosis en todo el mundo como la de AstraZeneca.

Cooke enfatizó que la EMA resistiría cualquier presión de gobiernos poderosos y se guiaría por “la ciencia y la independencia”, y admitió que el regulador estaba “preocupado” por el efecto sobre la confianza en las vacunas después del último giro en la tortuosa relación de AstraZeneca con la UE.

Científicos y políticos británicos han defendido el historial de la vacuna AstraZeneca. La profesora Dame Clare Gerada — una de las principales médicas de Reino Unido y expresidenta del Royal College of GPs — acusó a los líderes europeos de “armar” los temores sobre la inyección y dijo que deberían “controlarse”.

Boris Johnson estaría “perfectamente feliz” de recibir la vacuna de AstraZeneca, dijo su portavoz, y agregó que los reguladores británicos habían dejado claro que la vacuna era segura y efectiva.

Cuando se le preguntó cuál sería su mensaje para los países de la UE, Hancock dijo a los periodistas: “Lo que yo diría es que esta vacuna Oxford/AstraZeneca es segura y deberíamos escuchar a los reguladores y al regulador británico — que es de categoría mundial — la Organización Mundial de la Salud y la Agencia Europea de Medicamentos.

“Todos han visto los datos. Más de 11 millones de personas han sido vacunadas con la vacuna Oxford/AstraZeneca, y podemos ver en el mundo real su impacto. Podemos ver que no solo es segura, sino que salva vidas.”

La duquesa de Cornualles también ensalzó las virtudes de la vacuna el martes, calificándola de “muy buenas noticias” cuando visitó un centro de vacunación en la mezquita de Finsbury Park. Camilla Parker-Bowles dijo que había recibido la vacuna de AstraZeneca, y estuvo de acuerdo en que “uno recibe lo que le dan” mientras charlaba con el médico de cabecera, doctor John McGrath.

Hubo indignación en Berlín por la decisión de suspender la vacuna de AstraZeneca, que ahora amenaza con hundir al gobierno de Angela Merkel en una crisis política. Su aliado más cercano, el líder regional bávaro Markus Söder, rompió filas con la canciller y dijo a la televisión alemana que estaba listo para recibir la vacuna “inmediatamente”.

Sus principales socios de la coalición condenaron la decisión como un “cambio de sentido” que sugería que el gobierno “no tiene una política clara”. Los partidos de la oposición pidieron al ministro de sanidad que dimitiera, exigieron una investigación y acusaron a Merkel de poner vidas en peligro.

El centro nacional de enfermedades de Alemania advirtió que el país se encuentra ahora en una tercera ola que podría romper récords anteriores en Semana Santa, y también hubo advertencias de que suspender la vacuna por solo una semana podría costarle a la economía £1.700 millones.

En Francia, Jean Castex, el primer ministro de ese país, dijo que las nuevas variantes de la Covid significan que el país estaba “en una especie de tercera ola”.

Frank Ulrich Montgomery, director alemán de la Asociación Médica Mundial, dijo: “Lamentablemente, la conclusión es que esta buena y eficaz vacuna no está siendo aceptada por el público en muchos países debido a la disputa y la suspensión.”

La empresa británico-sueca AstraZeneca ha estado en desacuerdo con la UE por la escasez de suministro desde enero. El sábado, la compañía dijo a la Comisión que habría un déficit de 60 millones de dosis en sus entregas planificadas para el bloque para fines de marzo.

La ministra de industria francesa, Agnes Pannier-Runacher, dijo que la dirección ejecutiva de AstraZeneca estaba “en apuros” por los retrasos en las entregas, y agregó que la investigación de la EMA era necesaria para detener la “desconfianza” en la vacuna.

Sin embargo Nicola Magrini, director general de la agencia de medicamentos de Italia, dijo que la decisión de suspender fue “política”. “Llegamos al punto de la suspensión porque varios países europeos, incluidos Alemania y Francia, prefirieron interrumpir las vacunaciones,” dijo al diario La Repubblica.

Bélgica y Polonia, que todavía usan AstraZeneca, criticaron las suspensiones. “Así, nunca vamos a conseguir que Europa se vacune. Entonces vamos a tener una tercera, cuarta, quinta ola,” dijo Frank Vandenbroucke, el ministro de sanidad belga.

Michal Dworczyk, jefe de gabinete del primer ministro polaco, dijo: “Es posible que estemos lidiando con una campaña de desinformación planificada, y una lucha brutal de las compañías médicas.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s