Atención: hoy sube el National Insurance

HOY — MIÉRCOLES, 6 DE ABRIL DE 2022

Contribución al seguro nacional (NI) aumenta 1,25%

Los trabajadores británicos pagarán más por seguridad social a partir de hoy, en que entra en vigor un aumento a la cantidad que se paga por impuestos.

Los pagos por el Seguro Nacional (NI) se incrementan en 1,25% desde el miércoles 6 de abril, pasando del 12% al 13,25%.

En este momento se paga el NI por ingresos superiores a £9.568 al año, pero el límite para comenzar a pagar aumentará hasta £9.880. Esta tasa a la que se empieza a pagar volverá a subir a £12.570 pero recién a partir del 6 de julio, lo que significa que más trabajadores de bajos ingresos mantendrán más dinero en sus bolsillos, aunque solamente hasta dentro de unos meses.

El aumento ahorrará al empleado típico alrededor de £330 al año y beneficiará a casi 30 millones de trabajadores, según HM Treasury [Oficina Británica del Tesoro].

Según esta entidad, el 70% de los contribuyentes al NI pagarán menos a partir de julio, mientras que 2,2 millones de personas no pagarán nada. El punto en el que se comenzará a pagar más NI después de julio es de unas £35.000, según el experto Martin Lewis.

Channel 4, en venta

Gobierno habría ordenado privatización como castigo a postura de izquierdas de televisora estatal, ante críticas de importantes políticos y personalidades

Portadas del día

The Times – Reino Unido pide misiles hipersónicos contra Rusia
Daily Telegraph – Detengan a Putin o disuélvanse, dice Zelensky a ONU
Metro – ¿Estás borracho?
The Guardian – Zelenskiy: líderes rusos deben ser juzgados por crímenes de guerra
The Independent – Nadie informa a ministros del final de los tests de Covid
Daily Mirror – Si no llego… estos son sus nombres
Daily Express – 2.921 ‘peces gordos’ ganan más de £100.000
Daily Mail – No dejen que Putin haga esto en su nombre
i news – Rebelión conservadora por privatización de Channel 4
The Sun – Abramovich pide dinero prestado

El pavo de Polonia y Francia salvará la cena de navidad británica

Crédito de imagen: Karen Roe / flickr (CC BY 2.0)

Importación de la UE cubrirá el vacío después de que escasez de mano de obra obligara a agricultores de Reino Unido a recortar producción

Millones de cenas navideñas británicas estarán a salvo gracias a pavos importados de Polonia y Francia, luego que agricultores de Reino Unido se vieran obligados a recortar su producción por temor a la escasez de mano de obra.

Los supermercados y restaurantes británicos tendrán que importar cientos de miles de aves de la Unión Europea para Navidad a pesar de que los granjeros británicos han criado al menos 1 millón de aves menos, ha advertido la industria avícola.

Richard Griffiths, director ejecutivo del British Poultry Council, dijo que los grandes productores de pavo que pertenecen al gremio habían reducido su producción en aproximadamente una quinta parte este año, después de que el Brexit cortara su suministro de mano de obra barata. Estos productores normalmente crían alrededor de 5,5 millones de pavos de los 8 a 9 millones que se consumen anualmente en Navidad, afirmó.

Los pavos importados probablemente vendrán de Polonia y Francia, dijo Paul Kelly, representante de la granja de pavos de corral KellyBronze en Essex. “Los supermercados han apoyado al pavo británico durante los últimos 15 años y hemos podido abastecer el 100 por ciento [de la demanda],” dijo. «Ahora nos veremos obligados a comprar pavos de la Unión Europea.»

La advertencia se produjo después que el Gobierno revirtiera su política de limitar 5.500 visados de trabajo de emergencia para la industria avícola al sector del pavo, en un intento de «salvar la Navidad». Los visados, anunciados el fin de semana pasado, estarán disponibles para cualquier trabajador avícola, dijo el viernes el Departamento de Medio Ambiente, Alimentación y Asuntos Rurales (Defra).

Las autorizaciones migratorias se anunciaron después de que los productores de aves de corral — que anteriormente dependían de mano de obra de Europa del Este — advirtieran sobre la amenaza para la temporada navideña y el potencial hacinamiento en las granjas avícolas debido a la falta de trabajadores.

La industria está presionando para que los ministros aceleren la emisión de visados, que deben expirar a fin del 2021.

«No podemos comenzar a solicitar los visados hasta mediados de octubre y si se necesitan de tres a cuatro semanas para que se expidan, es a mediados de noviembre como muy pronto, y eso ya es demasiado tarde,» remarcó Griffiths. «Esto es así incluso si la mano de obra está ahí esperando llegar a Reino Unido.»

El secretario de medio ambiente británico George Eustice dijo la semana pasada: «Hemos escuchado las preocupaciones del sector y estamos actuando para aliviar lo que es un mercado laboral muy ajustado.» Sin embargo, en una sesión informativa para la industria el viernes, el Gobierno dijo que no ampliaría ni repetiría el plan.

“Estas medidas son específicas, por tiempo limitado y una sola vez. Este programa no es una solución a mediano o largo plazo para los problemas de oferta laboral, y no se replicará en los próximos años,” dijo Defra en una presentación.

Los reclutadores esperaban reasignar a trabajadores que ya se encuentran en Reino Unido bajo el programa piloto de trabajadores de temporada de seis meses dirigido a recolectores de frutas y verduras, pero se les ha dicho que esto no estará permitido, agregó Griffiths.

Kelly dijo que había logrado reclutar a 62 de los 100 trabajadores que normalmente despluman y procesan las 35.000 aves navideñas de su granja. Como pequeño agricultor, trabajó para asegurar el settled status [estatus de asentado] a las personas que realizaron trabajos de temporada en años anteriores en KellyBronze. “Para la industria en general, depender de agencias para llenar los vacíos, da muy poco tiempo,” dijo.

Un ejecutivo de una cadena de supermercados no descartó la importación de aves pero rechazó las «alarmas» sobre los niveles generales de suministro, y agregó que las aves congeladas probablemente representarán una mayor proporción de las ventas este año.

Kelly dijo que los hogares estaban pidiendo pavos con meses de anticipación. “Las ventas aumentaron un 230 por ciento con respecto al año pasado, que fue un 150 por ciento más que el año anterior. Todo el país está encargando su pavo antes,” dijo.

La advertencia sobre los pavos se produjo luego de que el sector porcino afirmara que se encuentra al borde de un «grave desastre del bienestar», causado por la escasez de carniceros — que ha creado una acumulación de 120.000 cerdos en las granjas.

Rob Mutimer, presidente de la Asociación Nacional del Cerdo, dijo que las condiciones habían empeorado «considerablemente» en las últimas tres semanas, y que en unas semanas podría ser necesario beneficiar a cerdos masivamente — lo cual involucra a animales a los que se les dispara e incinera o procesa.

“Todos estamos trabajando a nuestra mayor capacidad para mantener a los cerdos al máximo absoluto. Nadie quiere ver sacrificios. Fue horrible durante la fiebre aftosa,” dijo, refiriéndose al brote de la enfermedad en 2001.

La Asociación Británica de Procesadores de Carne (BMPA) dijo que la producción de productos navideños como los populares pigs in blankets podría reducirse en un tercio. Reino Unido consume 40 millones de paquetes de estos rollitos de salchicha envueltos en beicon cada año.

“Deberíamos haber comenzado a preparar los pigs in blankets y a atar las piezas de gammon [corte de pierna de cerdo curado y ahumado] en julio para la cena de Navidad… estamos muy atrasados,​​” dijo Nick Allen, director ejecutivo de BMPA.

El sector de alimentos y bebidas — que emplea a más de 4 millones de personas desde el campo hasta la mesa de los consumidores — estimó el mes pasado que ahora tiene más de 500.000 vacantes, una situación agravada por el Brexit y trabajadores de la UE que regresaron a sus países durante la pandemia. Los grupos de la industria alimentaria pidieron un “visado de recuperación Covid-19” de un año para ayudar.



Artículo de Judith Evans y Jonathan Eley en Londres y Peter Foster en Brighton
Publicado/actualizado en Financial Times el viernes, 1 de octubre de 2021

Traducido al español por Alejandro Tellería-Torres

Enlace al artículo original en inglés: https://www.ft.com/content/b1924856-8547-4126-af2c-ae72e4920411

Wetherspoons no atrae personal y reporta récord de pérdidas

Crédito de imagen: Hazel Nicholson / flickr (CC BY 2.0)

Cadena de pubs reduce ingresos en casi £200 millones y tiene dificultades para cubrir plazas de empleo en áreas vacacionales

JD Wetherspoon dijo que tiene problemas para encontrar personal en algunas partes de Inglaterra, y calcula el coste que le ha supuesto la pandemia de coronavirus en la cifra récord de casi £200 millones.

El fundador y presidente de la cadena de pubs más grande de Reino Unido, Tim Martin, dijo que en general la cadena de pubs había recibido un «número razonable» de solicitudes de vacantes, con un número de empleados que aumentó de 3.000 a 42.000 entre el 25 de julio — en que acaba el año financiero de Wetherspoon — y el 20 de septiembre. Sin embargo, ha tenido problemas para encontrar personal en algunas áreas, como los balnearios de vacaciones otoñales e invernales.

“Algunas áreas del país, especialmente las áreas de staycation [vacaciones dentro de Reino Unido debido a la pandemia] en el West Country y otros lugares, han tenido dificultades para atraer personal,” dijo Martin.

Las pérdidas de £195 millones antes de impuestos es solo la segunda ocasión en que la cadena de pubs cae en números rojos desde 1984 — en que salió a cotizar en bolsa — ya que los confinamientos nacionales durante 19 semanas y la serie de cierres regionales y locales afectaron las visitas a los bares. La pérdida para el año finalizado el 25 de julio se compara con la de solo £105 millones el año anterior.

Los ingresos disminuyeron un 39% a £772 millones, ya que las ventas en barra cayeron un 42,2%, las ventas de alimentos cayeron un 37,4%, las de máquinas tragamonedas y frutas se redujeron a más de la mitad hasta el 52,5%, y las de habitaciones de hotel disminuyeron un 27,1%.

“Los pubs han sido los más afectados por quiebra durante la pandemia, a un gran coste para la industria pero a un coste aún mayor para el Tesoro,” dijo Martin.

“En el último año el país pasó de estar confinado a ‘salir a comer para ayudar’, a los toques de queda, a las pintas de cerveza solo con una comida sustanciosa, a diferentes sistemas de niveles y a más confinamientos. Los equipos de administración de pubs, y de hecho toda la industria hotelera, tenían una carga casi imposible al tratar de comunicar reglas a menudo contradictorias y arbitrarias a los clientes.»

Wetherspoons dijo que el negocio se estaba recuperando rápidamente excepto en sus pubs de aeropuerto, que luchan debido a que el turismo sigue limitado, con ventas comparables de solo 4.9% en los niveles de 2019 en las últimas cuatro semanas.

“La sed británica aún no se ha saciado,” dijo Alastair Reid, analista del sector del ocio en Investec. «Una variedad de acciones garantizaron que la empresa saliera de la crisis con una salud sólida, y la trayectoria de mejora del crecimiento de los ingresos muestra que está bien posicionada para aprovechar la recuperación en el tiempo.»

Wetherspoons dijo que durante su último año financiero abrió cinco pubs y vendió o cerró 16, lo que resulta en una propiedad comercial de 861 pubs al 25 de julio. La compañía dijo que pagó £6,2 millones en compensaciones por despido y reestructuración de personal.

Aunque otros grupos de pub rivales como Mitchells & Butlers informan de un regreso exitoso a sus niveles de venta previos a la pandemia durante el verano, Wetherspoons depende más que sus rivales en los locales de aeropuertos y los pubs del centro de la ciudad, cuya recuperación en el número de clientes se muestra lenta.

«Wetherspoons es cautelosamente optimista sobre el resultado del año financiero, sobre la base de que no haya más confinamientos ni restricciones onerosas,» dijo Martin.

Sin embargo Russ Mold, director de inversiones de la consultora AJ Bell, advirtió que la escasez de personal puede convertirse en un problema mayor a medida que continúe creciendo en otros sectores de la economía británica.

“Wetherspoons solo menciona tangencialmente los problemas en la cadena de suministro y de personal en sus resultados, más allá de algunas dificultades para atraer personal en puntos críticos de las staycations. Esto es algo que sorprende en su reporte, porque pueden convertirse en problemas mayores para su negocio en el futuro,” afirmó.

Estantes vacíos, taxis vacíos

Foto: Tony Monblat / flickr (CC BY-SA 2.0)

El Brexit está invirtiendo la historia de éxito de Londres

Después del final de la Segunda Guerra Mundial, Gran Bretaña todavía tenía que hacer frente a la escasez — en buena parte, gracias al racionamiento impuesto por el Gobierno. La condición de la balanza de pagos británica en la posguerra era ciertamente débil, una de las razones por las que a los consumidores no se les permitía comprar lo que querían. Y la mala suerte también jugó un papel: un verano muy húmedo en 1946, seguido poco después por una horrible helada de invierno, destruyó gran parte de los suministros de trigo y patata en Gran Bretaña.

El racionamiento finalmente llegó a su fin en 1954, cuando la carne finalmente se pudo comprar sin restricciones. Un año antes, los dulces fueron retirados del racionamiento, lo que sin duda condujo a un auge en la demanda de dentistas en los años siguientes. A partir de entonces, solo alarmas esporádicas relacionadas con el petróleo han sacudido el barco — la gasolina se racionó después de la crisis de Suez de 1956, y estuvo a punto de ser racionada después del embargo de petróleo árabe en 1973.

Las colas no han desaparecido por completo, por supuesto. La oferta de atención médica gratuita, por ejemplo, realmente no tiene otra alternativa. Sin embargo, en su mayor parte, nos hemos acostumbrado a un mundo en el que nuestras demandas se satisfacen en gran medida con facilidad: nos hemos beneficiado de ser parte de una cadena de suministro global compleja pero eficaz.

Hasta ahora, en que algo muy extraño está sucediendo en nuestra economía. En Londres estamos experimentando una escasez sorprendentemente desconocida. Intente reservar un taxi con Addison Lee en la aplicación de su teléfono móvil y, si de algo sirve mi experiencia reciente, es probable que reciba un mensaje que diga: «Lo sentimos; tenemos reservadas todas las unidades en su área en este momento». Si planea comer en su restaurante local un lunes o martes por la noche, es posible que descubra que está cerrado debido a la escasez de personal. Cuando consiga una mesa podría notar que, por la misma razón, el servicio es lento. Visite su supermercado y probablemente descubrirá que los estantes están mucho más vacíos de lo que solían estar. A finales de agosto Steve Murrells, director ejecutivo de Co-operative Group, admitió que «la escasez [en los supermercados] está en un nivel peor que en cualquier otro momento que yo haya conocido».

En todo el país, no es difícil averiguar qué está sucediendo. Hubo casi un millón de vacantes en los tres meses hasta julio — tres veces más que a la mitad de la pandemia, a principios del verano del año pasado. Más aún, las vacantes son más altas ahora que en cualquier otro momento desde que comenzaron los registros hace 20 años. Hay una notable escasez de mano de obra en construcción, hotelería, restauración, artes, entretenimiento y recreación. Al mismo tiempo, los salarios están aumentando más rápidamente de lo habitual: es lo que sucede cuando las empresas compiten por los escasos trabajadores que hay. Es posible que la producción aún no haya vuelto a los niveles anteriores a la pandemia, pero no hay duda de que varios segmentos del mercado laboral están muy exigidos.

Sí, algo de esto está relacionado con la pandemia. Algunas personas pueden haber decidido dejar de trabajar en restaurantes, preocupadas por la exposición excesiva al Covid-19. Otros pueden haber optado por trabajar desde casa. Sin embargo, pensar que nuestra escasez se debe solo a la pandemia es una tontería.

Sabemos, por ejemplo, que la falta de conductores de vehículos pesados ​​ha sido claramente ocasionada por el Brexit: muchos conductores europeos simplemente se fueron a casa, respondiendo a la incertidumbre del Brexit y al aumento de los impuestos. Y, sin suficientes transportistas, la escasez está surgiendo en otros lugares. También sabemos que muchos restaurantes dependían de la contratación de personal de toda la UE — un proceso que se ha vuelto mucho más difícil desde el Brexit.

La otra semana, estando de vacaciones en Cornwall, entré a un restaurante junto a la playa con la esperanza de comer algo. Me dijeron que, aunque los que habían reservado con anticipación serían atendidos, los que no tenían una reserva solo recibirían bebidas. El restaurante tenía escasez de personal. Un poco más tarde, le pregunté al encargado porqué había escasez, pensando que la culpable era la pingdemic [el exceso de órdenes de confinamiento por contacto estrecho enviadas a través de la aplicación móvil del NHS]. La respuesta era simple: por lo general, el restaurante podía contratar trabajadores ocasionales de España para el verano, pero este año hacerlo les resultó imposible.

Mucha gente teme que los inmigrantes “nos quiten el trabajo”. Sin embargo, en su mayor parte, no es así. Su disponibilidad permite que las empresas se expandan, los servicios mejoren y los clientes estén contentos, una de las razones por las que Londres se ha convertido en una ciudad tan vibrante y próspera en las últimas décadas. Si se invierte todo el proceso, terminaremos experimentando lo contrario: las empresas se contraen, los servicios se deterioran y los clientes se ponen de mal humor. Racionar es una cosa. La autoflagelación económica es otra completamente diferente.

Stephen King (@kingeconomist) es asesor económico senior de HSBC y autor de ‘Grave New World’



Artículo de Stephen King
Publicado/actualizado en Evening Standard el lunes, 13 de septiembre de 2021

Traducido al español por Alejandro Tellería-Torres

Enlace al artículo original en inglés: https://www.standard.co.uk/comment/comment/bare-shelves-no-cabs-brexit-sending-london-success-reverse-b955044.html