Johnson baja el tono de la ‘libertad’ por temor a la reapertura

Crédito: Agustín Moral / HOY Images

Fuentes de Whitehall dicen que los ministros se encuentran asustados por lo que muestran los datos

Se espera que Boris Johnson haga este lunes un llamado al comportamiento responsable de la población al confirmar los planes de reapertura para este 19 de julio en Inglaterra, en medio del nerviosismo del Gobierno sobre los riesgos del enfoque ‘libertario’ de la medida.

La decisión final sobre el 19 de julio se tomará en la mañana de este mismo lunes, basándose en el modelado predictivo del Grupo Asesor Científico para Emergencias (Sage) sobre los casos de covid, y los riesgos de colapso del NHS.

El primer ministro británico todavía cree que se trata de un “ahora o nunca”, y que una reapertura del país en una fecha posterior podría plantear riesgos aún mayores, ya que los casos podrían alcanzar su punto máximo a medida que los niños regresan a la escuela y se avecina el invierno.

Dos fuentes de Whitehall dijeron a The Guardian que los ministros se encontraban asustados por las encuestas internas. Uno dijo que los datos muestran que solo el 10% del público apoya la política de eliminar todas las restricciones a la vez, mientras que otro dijo que mucho más personas creen que el Gobierno está actuando demasiado rápido a comparación del último paso de reapertura, el 17 de mayo pasado. Estas versiones fueron desmentidas por Downing Street.

Un ministro del Gabinete dijo que el hecho de que el secretario de sanidad Sajid Javid afirmara que podría haber 100.000 nuevos casos de covid diarios durante el verano sorprendió a algunos colegas, porque los asesores médicos se encontraban diseñando planes de contingencia para retrasar la reapertura.

Fuentes gubernamentales admitieron que, si bien Johnson había advertido al público en la conferencia de prensa del lunes pasado que no “se pase de la raya” con las celebraciones, su mensaje de cautela “se ha diluido un poco” después del anuncio de la eliminación de todas las restricciones, principalmente el uso obligatorio de mascarilla y el distanciamiento social.

Reino Unido reportó el viernes 35.707 nuevos casos y la muerte de otras 29 personas dentro de los 28 días posteriores a una prueba positiva. El número acumulado de casos en el país a lo largo de la pandemia ha superado los 5 millones.

Una de cada 160 personas en Inglaterra dio positivo por Covid en la semana que terminó el 3 de julio, según mostraron las cifras de la Oficina de Estadísticas Nacionales (ONS) — un aumento del 58% en una semana. En Escocia, la cifra fue de una de cada 100.

Es probable que el lunes los ministros continúen haciendo hincapié en que — aunque será inevitable un aumento de los casos cada vez que se levanten restricciones — sí se ha roto el vínculo entre los casos, las muertes y las hospitalizaciones.

Varias fuentes dijeron que el resultado más probable de las deliberaciones del lunes era que el Gobierno siguiera adelante con el 19 de julio, pero atenuando el discurso del “día de la libertad”. Uno dijo que “sería un suicidio político” hacer un giro en redondo.

El Gobierno ya ha tratado de calmar las preocupaciones sobre lo que el Partido Laborista ha llamado un “verano del caos” en que millones de personas podrían quedar aisladas, y ha prometido modificar la aplicación NHS Covid-19 para hacerla menos sensible.

Sin embargo, Keir Starmer dijo el viernes que ese enfoque es “como quitarle las pilas al detector de humo”. Hablando al final de una visita de tres días a Irlanda del Norte, el líder laborista dijo: “Es tan obvio que va a debilitar las defensas que ya tenemos, y si la consecuencia de la decisión del primer ministro es que la gente empiece a borrar la app del NHS, o que hay que quitarle funciones a esa app, entonces eso es un indicador bastante claro de que la decisión del primer ministro es incorrecta.”

Starmer dijo que no quería adelantarse a los datos, que se espera que se publiquen el lunes, pero dijo: “El enfoque del primer ministro [es] levantar las protecciones de una vez, al mismo tiempo, a pesar de que las tasas de contagio están aumentando a un ritmo considerable y alarmante.”

Una encuesta al público realizada por Ipsos Mori para The Economist ha sugerido un alto apoyo para continuar con algunas restricciones a corto plazo, mientras un 70% de las personas dijeron que el uso obligatorio de mascarillas en tiendas y transporte público debería continuar durante al menos un mes después del 19 de julio, y el 66% dice lo mismo sobre el distanciamiento social en lugares como pubs y teatros.

Dado que se espera que la indicación sobre el teletrabajo también se elimine a partir del 19 de julio, un subcomité de Sage sugirió en un informe el viernes que trabajar desde casa reduce entre 54% y 76% el riesgo de contagiarse de covid.

“El teletrabajo se da actualmente en el contexto de una amplia gama de otras medidas que también reducen el número de los contactos efectivos que permiten una transmisión viral. Si bien individualmente estas otras medidas pueden no contribuir mucho, juntas suman un impacto significativo,” según el informe. “Hay un margen para que la epidemia crezca considerablemente más rápido si todos estos atenuantes se relajan durante un período corto de tiempo.”



Artículo de Heather Stewart, Aubrey Allegretti, Natalie Grover y Libby Brooks
Publicado/actualizado en The Guardian el sábado, 10 de julio de 2021

Traducido al español por Alejandro Tellería-Torres

Enlace al artículo original en inglés: https://www.theguardian.com/politics/2021/jul/10/boris-johnson-may-tone-down-freedom-rhetoric-amid-reopening-jitters

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s