THE GUARDIAN – LUNES, 23 DE ABRIL 2018

Una carta de un viceministro del interior fechada en mayo de 2016 muestra que el gobierno conoce desde hace años el impacto de su política de “ambiente hostil” en la generación de Windrush.

En plena lucha del gobierno para contener la creciente presión sobre Theresa May y la ministra del interior Amber Rudd, fuentes del Home Office indican que la legislación podría apresurarse a través del parlamento para otorgar la ciudadanía a los afectados.

La carta se relaciona con Trevor Johnson. En una historia que ha conmocionado incluso a antiguos defensores de los derechos de inmigración, Trevor y su hermano Desmond han perdido la vida debido a las políticas de ambiente hostil.

Llegaron de Jamaica siendo

niños, en 1971. Trevor ha enfrentado amenazas de deportación y Desmond no ha podido visitar Reino Unido, donde tiene una hija y un hermano, desde que regresó a Jamaica para el funeral de su padre en 2001. Desmond no ha visto a su hija durante 16 años.

La carta fue enviada por James Brokenshire, ministro de inmigración de 2014 a 2016, a Kate Hoey, la diputada laborista que había planteado el caso de Trevor, elector de su circunscripción.

La carta establecía que Johnson podía ser deportado a pesar de haber vivido en Reino Unido durante 45 años porque no podía demostrar que había llegado antes de 1973, cuando la ley cambió. Tampoco pudo proporcionar la evidencia documental que el Home Office exigió de la residencia continua durante otros períodos en los años ochenta y noventa.

En 2014, le dijeron que estaba aquí ilegalmente y suspendieron sus beneficios.

Cuando se le preguntó acerca de la carta en el programa Peston on Sunday de ITV, Brokenshire, que no está trabajando y ha estado recibiendo tratamiento para un cáncer de pulmón, dijo que no había visto la carta antes.

Dijo, sin embargo, que siempre había tratado de ser compasivo. “Como ministerio del interior, miramos desde la compasión una serie de casos individuales e intentas tomar las decisiones correctas. Se trata de ser firme pero justo. Y creo que ese es el problema que me ha llamado la atención ”.

Los ministros insisten en que las víctimas de Windrush sufren por un fallo a nivel oficial, no por una mala política en sí misma. El secretario de justicia David Gauke dijo que los defectos estaban en la implementación.

“Es correcto que tomemos en serio la inmigración ilegal, por supuesto, insisto en que no estamos hablando de inmigrantes ilegales en el caso Windrush, pero es perfectamente razonable, por ejemplo, querer garantizar que cuando proporcionamos servicios públicos estén siendo proporcionados a las personas que tienen derecho a ellos,” dijo en el programa de Andrew Marr de la BBC.

“El objetivo era que esto se centrara en la inmigración ilegal … la mayoría de la gente … creía que sería posible reforzar la provisión de servicios públicos sin que esto tenga un impacto legal en la gente”.

Sin embargo, una ex ministra del gabinete, Sayeeda Warsi, ha dicho que hubo una enconada oposición en el gabinete a algunas de las políticas que May persiguió mientras fue ministra del interior entre 2010 y 2016.

Warsi, que también es ex presidenta del Partido Conservador, dijo el domingo a Robert Peston de ITV que fue una política fallida causada por la obsesión del partido por reducir la migración neta. “Creo que todos fuimos responsables. Me haría responsable como parte del gobierno ”, dijo.

“Lo que sucedió desafortunadamente durante esos años y ha continuado es que tuvimos una obsesión enfermiza con los números. Estábamos comprometidos con objetivos poco realistas, objetivos que todavía no hemos cumplido, lamentablemente, una década después, y sin embargo seguimos estando comprometidos con los objetivos.

"Y con lo que terminamos fue, creo, con las consecuencias involuntarias de la política que ahora estamos implementando”.

Los comentarios de Warsi, que refuerzan las críticas hechas la semana pasada por el ex viceprimer ministro Nick Clegg – quien presidió el subcomité de inmigración del gabinete desde 2010 hasta 2015 – impactan directamente en Rudd. La ministra del interior ha insistido en que el problema fue simplemente que los funcionarios perdieron de vista a las personas y se preocuparon solo de implementar la política.

Rudd se avergonzó aún más cuando se filtró a la prensa un documento que envió a mayo prometiendo escalar el problema el ambiente hostil a la instancia superior. En ella, expuso su plan “ambicioso” para aumentar los retiros y centrar a los funcionarios en “arrestar, detener y expulsar por la fuerza a inmigrantes ilegales” al mismo tiempo que “despiadadamente” prioriza los recursos del ministerio del interior hacia este programa.

La secretaria de exteriores de la oposición, Emily Thornberry, dijo a Nick Robinson en el programa de Marr que había algo “podrido en el corazón del gobierno”, y pidió a Rudd que renunciara. Thornberry dijo que “la gente ha muerto, la gente ha perdido su trabajo, ha perdido su futuro. Gente que trabaja en el NHS perdió sus trabajos de por vida.

"No podría ser peor y, sin embargo, la ministra del interior piensa: ‘me puedo disculpar y todo estará bien.’ Bueno, no será así. Realmente creo que debería renunciar ”.

Como prueba adicional de que el gobierno conoce desde hace muchos años los problemas de los hijos de los inmigrantes de Windrush, un blog de mayo de 2013, escrito por un funcionario del Foreign Office responsable del reasentamiento de deportados jamaiquinos, todavía está en la página web del ministerio. “Muchos se consideran británicos, se mudaron al Reino Unido cuando eran niños pequeños con sus padres o abuelos, y se les concedió una licencia indefinida para permanecer [ILR]”.

El blog no aborda asuntos políticos, pero muestra claramente que hubo problemas reconocidos y preocupantes relacionados con la política de la oficina central.

El domingo por la noche surgió un correo electrónico de

Mike Freer,

jefe de disciplina juvenil del partido de gobierno y parlamentario por Finchley, en el cual descartaba cualquier responsabilidad del gobierno y culpaba, en cambio, a los laboristas.

“Es muy triste que los partidos de oposición busquen deliberadamente citar erróneamente y malinterpretar lo que dijo Theresa May. El problema de Windrush no tiene absolutamente nada que ver con las reformas de inmigración introducidas por el gobierno de Cameron. Luego, la política era dificultar que los inmigrantes ilegales se instalaran en Reino Unido. La gente de Windrush era y es legal. Completamente separado y desconectado.

"También señalaría que la decisión de destruir las tarjetas de desembarco del colectivo Windrush fue tomada por el último Gobierno LABORISTA, por lo que realmente es el colmo del oportunismo y la hipocresía que la Oposición tome un terreno moral elevado”.

Freer no ha respondido a las solicitudes de comentarios.

———

Una de cada ocho especies de aves está amenazada con la extinción global, y una vez que las criaturas diseminadas como el frailecillo, el búho nival y la tórtola caigan en picado hacia el olvido, según el estudio definitivo de las poblaciones mundiales de aves.

El estado de las aves del mundo, un compendio de cinco años de datos de población del grupo de animales mejor estudiado del planeta, revela una crisis de biodiversidad impulsada por la expansión e intensificación de la agricultura.

En total, el 74% de las 1.469 aves amenazadas a nivel mundial se ven afectadas principalmente por la agricultura. La tala, las especies invasoras y la caza son las otras amenazas principales.

“Cada vez que llevamos a cabo esta evaluación vemos un poco más de especies en riesgo de extinción: la situación se está deteriorando y las tendencias se están intensificando”, dijo Tris Allinson, oficial superior de ciencias mundiales de BirdLife International, que produjo el informe. “Las especies en peligro de extinción estuvieron alguna vez en las cumbres de las montañas o en islas remotas, como la paloma rosa en Mauricio. Ahora estamos viendo una vez especies ampliamente extendidas y familiares: palomas tortugas europeas, frailecillos atlánticos y gaviotas tridáctilas, bajo la amenaza de la extinción mundial ”.

METRO – LUNES, 23 DE ABRIL 2018

Martin Lewis, fundador de MoneySavingExpert demanda a Facebook por presuntamente beneficiarse de estafas en línea que usaban fraudulentamente su imagen: el gurú financiero

lanzará la histórica acción legal en el Tribunal Superior el lunes, alegando que más de 50 anuncios falsos que lo presentan han aparecido en la red social el año pasado, y que Facebook ha cobrado miles de libras de estos anunciantes inescrupulosos, con el objetivo de estafar a personas vulnerables y vendiendo productos sospechosos para monedas virtuales incluyendo a Bitcoin.

Mo-mento de locura: el campeón olímpico Mo Farah (Foto) tiene problemas para coger una bebida, durante la Maratón de Londres más cálida de todos los tiempos.

i – LUNES, 23 DE ABRIL 2018

Quedémonos en el mercado común, dice la opinión pública británica: una amplia encuesta de 220.000 personas muestra que la mayoría desea libre comercio y migración abierta con Europa; estos resultados ponen más presión sobre May y Corbyn, para que cambien de rumbo la política durante la cuenta regresiva del Brexit ya que otro referéndum partiría en dos nuevamente al electorado, pues 88% de los encuestados volvería a votar igual y solo un 18% está conforme con la manera de la que se está negociando la salida de Europa.

THE SUNDAY TELEGRAPH – DOMINGO, 22 DE ABRIL 2018

Los ministros están considerando leyes para castigar a las redes sociales que permitan incumplimientos flagrantes en el límite de edad, ya que acusan a compañías como Facebook de “hacer la vista gorda ante una generación de niños expuestos al daño”.

El consultor médico principal del gobierno británico revisará el impacto de la tecnología en la salud mental de los niños, en un intento por recomendar límites diarios de “tiempo de pantalla saludable”.

Se ha otorgado una a las empresas semana para que expliquen qué acciones han tomado para reducir el uso que hacen los menores de las redes, detener el acoso cibernético y fomentar un tiempo de pantalla saludable, y qué más pretenden hacer.

El ministro de salud Jeremy Hunt dijo que el fracaso de las empresas al evitar que niños pequeños usen las redes sociales era “inaceptable e irresponsable”.

———

Las agencias de espionaje de Gran Bretaña no pueden ofrecer “protección absoluta” contra ciberataques rusos y, en cambio, se centran en prevenir ataques que “impacten más en nuestra forma de vida”, a raíz del envenenamiento de Salisbury, advierte el GCHQ, uno de los tres servicios de inteligencia del Reino Unido.

Ciaran Martin, jefe de la unidad de defensa cibernética, dice que es una cuestión de cuándo, y no si sucederá, Reino Unido enfrentará un “ciberataque serio”.

Agregó que su objetivo ahora era construir “resiliencia” en “los sistemas que más nos importan”, que se cree que son los suministros de agua y electricidad del país, las redes de internet y transporte, y los servicios de salud.

Altos representantes de empresas de servicios públicos, transporte e Internet y el NHS han asistido a reuniones de inteligencia en el Centro Nacional de Seguridad Cibernética (NCSC) sobre los métodos específicos, conocidos como “vectores de ataque”, que Rusia usa para atacar a infraestructura nacional, después del ataque de agente nervioso en Salisbury el mes pasado.

———-

El escándalo de Windrush surgió de la creencia entre los políticos pro-Europa de que Reino Unido debía ser “el tipo de país que exige ver sus papeles”, ha dicho Jacob Rees-Mogg.

El parlamentario, que lidera a los 60 miembros del grupo pro-Brexit de los diputados conservadores, dijo que el ministerio del interior (Home Office) estaba sufriendo “fallas profundamente arraigadas”.

Al vincular las amenazas del gobierno de deportar a la generación Windrush con la preocupación de los partidarios del Brexit de que el Home Office aún no ha elaborado una política de inmigración para después del Brexit, Rees-Mogg dijo que el portafolio de interior “no administraba la política adecuadamente”.

Los sucesos llegan después de una semana de presión sobre la ministra Amber Rudd y Theresa May, su predecesora.

———-

La exposición a una toxina que se encuentra principalmente en las ovejas podría estar relacionada con el desarrollo de la esclerosis múltiple (EM), sugiere un nuevo estudio.

Más de 100.000 personas en Reino Unido han sido diagnosticadas con EM, que ocurre cuando el sistema inmune ataca la capa protectora que rodea las células nerviosas en el cerebro y la médula espinal.

La condición provoca inflamación, dolor, discapacidad y, en casos graves, muerte prematura, pero los expertos aún desconocen la causa subyacente.

Ahora, investigadores de la universidad de Exeter han descubierto que casi la mitad de los pacientes de EM que estudiaron habían sido infectados en algún momento de sus vidas por la toxina épsilon.

La toxina se produce en el intestino de las ovejas por la bacteria Clostridium Perfringens y también se puede encontrar en los suelos.

Los investigadores analizaron a 250 personas, la mitad de las cuales tenía EM, y descubrieron que el 43% de los pacientes con EM eran portadores de anticuerpos contra la toxina épsilon, demostrando que había estado en el cuerpo el tiempo suficiente para que el sistema inmunológico produjera una respuesta.

THE OBSERVER – DOMINGO, 22 DE ABRIL 2018

Los planes del gobierno que obligarán a las personas a demostrar su identidad en las mesas electorales en las elecciones locales de mayo corren el riesgo de privar de derechos a miembros de comunidades étnicas minoritarias, según una carta filtrada a los ministros del organismo de igualdad y derechos humanos.

En un movimiento que reavivará la controversia sobre el trato a inmigrantes en Reino Unido tras el escándalo de Windrush, la Comisión de Igualdad y Derechos Humanos (EHRC) se ha dirigido al ministro del gabinete David Lidington expresando gran preocupación porque los controles disuadan a inmigrantes de participar en el proceso democrático.

El líder laborista Jeremy Corbyn dijo que el plan para los controles obligatorios significa más evidencia del tipo de “ambiente hostil” que el gobierno de Theresa May quería crear para las personas que habían venido a establecerse en Reino Unido. En un discurso hoy domingo, Corbyn alegará que la determinación de Theresa May de reducir la inmigración a toda costa fue la responsable del escándalo de Windrush: “los ciudadanos británicos que vinieron a nuestro país para reconstruirlo después de la guerra han enfrentado deportación porque no pudieron superar el listón inalcanzable que establece el ‘entorno hostil’ de Theresa May para los inmigrantes”.

Bajo las nuevas reglas de votación del gobierno, que se probaron en varias autoridades locales en las elecciones locales del 3 de mayo, se pedirá a las personas en los colegios electorales que presenten documentos que demuestren su identidad, como un pasaporte o permiso de conducir, antes de emitir su voto. Actualmente, no se requiere tal prueba.

El escándalo de Windrush ha resaltado cómo muchos de los que llegaron a este país desde el Caribe, principalmente a fines de la década de 1950, han tenido dificultades para demostrar su ciudadanía británica porque las autoridades no los registraron o destruyeron sus tarjetas de desembarque, o porque nunca solicitaron un pasaporte.

Los ministros dicen que los proyectos piloto se están ejecutando, con miras a adoptarlos en todo el país si tienen éxito, en respuesta a las preocupaciones sobre fraude electoral.

Sin embargo, en una carta a Lidington, el EHRC dice que la evidencia de un supuesto fraude es mínima y advierte que existe un riesgo real de que los residentes legales que no tengan pasaporte o permiso de conducir – o que pudieran no querer mostrarlos en los colegios electorales – como resultado, podrían ser privados de sus derechos.

En la carta, la directora legal de EHRC Claire Collier dice a Lidington que “la Comisión está preocupada de que el requisito de presentar una identificación en las elecciones locales (Bromley, Gosport, Swindon, Watford y Woking) tenga un impacto desproporcionado en los votantes con características protegidas, en particular las personas mayores, transgénero, con discapacidad y pertenecientes a minorías étnicas. En esencia, existe la preocupación de que algunos votantes sean privados de sus derechos como resultado de requisitos de identificación restrictivos ”.

Al respecto, el líder laborista Jeremy Corbyn opina que “forzar a los votantes en el momento de las elecciones a demostrar su identidad en los centros de votación con documentos oficiales tendría un impacto desproporcionado en las personas de comunidades negras y etnias minoritarias.

"Es el mismo entorno hostil, que excluye

una vez más

a nuestros conciudadanos de la vida pública, tratando a las comunidades que hicieron de Reino Unido su hogar como ciudadanos de segunda clase. Esto es vergonzoso y debe terminar.”

Kunle Olulode, director de Voice4Change England, organización benéfica de la sociedad civil que ha trabajado con el gobierno para mejorar la participación electoral de comunidades negras y minoritarias, dijo que “este tipo de política no solo tendrá un impacto mínimo en el nivel minúsculo de fraude electoral, sino que creará barreras potencialmente nuevas e innecesarias para la participación en el proceso electoral si las personas no están seguras de los requisitos cuando se personan en los colegios electorales, lo que tendrá un mayor impacto negativo en los registros. Pedir identificación a los electores parece una estrategia destinada a hacer de la sociedad un lugar incómodo para los inmigrantes ilegales ”.

Un portavoz de la oficina del gabinete ministerial dijo que “ya solicitamos que las personas demuestren quiénes son para recoger un paquete de la oficina de correos, alquilar un automóvil o viajar al extranjero.

"Creemos que es correcto tomar el mismo enfoque para proteger los derechos de voto. Las autoridades locales están implementando evaluaciones de impacto de igualdad y están trabajando para garantizar que la identificación de los electores no impida que cualquier elector hábil vote. A nadie le interesa que un elector sea privado de sus derechos ”.

Ayer por la noche, John Sentamu, arzobispo de York, solicitó una investigación sobre la política de inmigración y el escándalo de Windrush, en el que hasta 50,000 inmigrantes de la Commonwealth tienen problemas para asegurar su ciudadanía, acceso a servicios de salud y otros derechos.

“La verdad ya salió a la luz. Los trabajadores inmigrantes y que pagan impuestos, que fueron invitados a este país para ayudar con la reconstrucción de la posguerra, han sido tratados de manera espantosa ”, dijo.

———-

La información personal recopilada por comparadores de precios en internet puede haber sido utilizada sin conocimiento ni consentimiento del público, por parte de activistas pro-Brexit, en el referéndum europeo.

Brittany Kaiser, exdirectora de Cambridge Analytica, dijo al parlamento la semana pasada que creía que la campaña Leave.EU, encabezada por Nigel Farage y financiada por Arron Banks, podría haber violado las leyes de protección de datos mediante el uso de información privada de personas sin su consentimiento. Kaiser dijo que había visto con “sus propios ojos” cómo Leave.EU había apuntado sus esfuerzos hacia los clientes de Eldon Insurance, propiedad de Banks, utilizando sus datos privados para promocionar los mensajes antieuropeos.

Banks, Leave.EU y Eldon han negado vehementemente haber compartido dichos datos, ya sea entre ellos o con Cambridge Analytica. Pero una “solicitud de acceso al tema” enviada a Eldon ha revelado que contiene datos no solo de sus propios clientes, sino también de personas que han enviado una consulta a una página web de comparación de precios, lo que implica que aceptan los términos de privacidad del sitio.

Una solicitud de acceso al tema es un mecanismo legal para que las personas obtengan información de las compañías sobre qué información personal posee la compañía sobre ellos, por qué se mantiene y cómo se usa. Tal solicitud ha revelado que los datos personales de una consulta de seguro de automóvil a la página Moneysupermarket se pasaron a Eldon y se guardaron en su base de datos. Los datos incluyen nombre, fecha de nacimiento, dirección, dirección de correo electrónico, detalles de amigos y familiares y número de teléfono. En su último informe anual, Moneysupermarket dijo que tenía datos sobre 24,9 millones de personas, o alrededor de la mitad del electorado británico.

Un portavoz de Moneysupermarket dijo: “Nuestros proveedores utilizan la información personal de nuestros clientes para generar presupuestos personalizados para el servicio que han solicitado (como cotizaciones para seguros de automóviles) y no pueden usar esta información para nada a menos que tengan permiso del cliente ”.

Los clientes potenciales que utilizan la mayoría de los sitios web de comparación de precios ingresan múltiples piezas de información personal sensible en un formulario de consulta que luego se pasa a las empresas asociadas. Los términos de privacidad de estos comparadores web dejan en claro que tal intercambio de datos puede ocurrir. El hecho de que esto ocurra, sin embargo, aumenta la posibilidad de que las personas que simplemente buscaron un seguro en línea a través de un comparador pudieran haber entregado su información privada sin darse cuenta.

Ravi Naik, abogado que se especializa en derecho cibernético, dijo que sería “un abuso de datos”. “Es absolutamente enorme”, dijo. “En teoría, los operadores comerciales podrían tener acceso a casi todos los votantes en Reino Unido. La gente debería estar muy preocupada. Esto iría en contra del segundo principio de protección de datos: que los datos recopilados para un propósito no se utilizan para otro propósito ”.