THE OBSERVER – DOMINGO, 29 DE ABRIL 2018

El alcalde de Londres Sadiq Khan

aprieta hoy una nueva tuerca a la ministra del interior Amber Rudd para que renuncie a su cargo, con un ataque devastador hacia su “trato inhumano” a los inmigrantes en pueblos y ciudades de todo el país.

Su artículo en el diario The Observer aparece antes de que millones de votantes se preparen para acudir a las urnas el jueves en las elecciones locales, por las que los laboristas esperan ganar en los principales reductos conservadores de Londres y otras áreas urbanas.

Khan no ha llegado a exigir la renuncia de Rudd, pues cree que se le debería dar la oportunidad de explicar y corregir los evidentes fallos administrativos y el caos dentro de su portafolio.

Sin embargo, según allegados, las revelaciones del diario The Guardian el viernes de que Rudd había sido informada de los objetivos específicos para la expulsión de inmigrantes – copiados en un memo detallado de seis páginas – fueron la gota que colmó el vaso.

Khan escribe que “las últimas revelaciones han expuesto aún más a Amber Rudd como alguien que parece completamente ajeno a lo que está sucediendo en su propio ministerio. Francamente, eso no se lo cree nadie. Lo que la ministra del interior y la primera ministra parecen no entender es que el escándalo de Windrush es consecuencia directa de sus políticas, no solo un ejemplo más del caos administrativo de ese ministerio”.

“Se trata de una generación que ha vivido toda su vida aquí, sintiendo de pronto que ya no se les quiere aquí. En lugar de escudarse con el proceso o culpar nuevamente a funcionarios públicos, con seguridad ha llegado el momento de que la ministra del interior renuncie.”

Allegados de Khan, el primer alcalde musulmán de Londres e hijo de padres inmigrantes que llegaron a Londres desde Pakistán en la década de 1960, han dicho que tenía que hablar porque sentía una responsabilidad hacia los millones de familias inmigrantes en Reino Unido.

Khan dice: “A medida que fue apareciendo la manera escandaloso de la que se ha tratado a la generación Windrush, los políticos conservadores han tratado de dar la impresión de que se trataba de una anomalía, una serie accidental de errores. Pero los británicos saben que esto es una mentira. Sabemos que, en realidad, ha habido una intención deliberada de crear un "ambiente hostil” para los inmigrantes. Sabemos esto porque se han jactado repetidamente de ello durante años.“

El futuro de Rudd, y la controversia sobre la política de inmigración del Partido Conservador, seguramente serán factores centrales en los numerosos distritos electorales clave en las elecciones del jueves. Los laboristas esperan causar trastorno político derrotando a los conservadores en sus bastiones tradicionales de Wandsworth, Westminster y Barnet en Londres, y en Trafford en Manchester. Se disputan más de 4.300 escaños en 151 ayuntamientos, principalmente urbanos.

Fuentes del gobierno insisten en que May no se planteó despedir a Rudd el viernes por la noche, ni Rudd le ofreció su renuncia, después de que The Guardian proporcionara detalles de la nota que contradecía las afirmaciones de la titular de interior, de que no había una política de objetivos de inmigración. "Nuestro papel [en la oficina de Theresa May] fue transmitir a la ministra Rudd que tenía el apoyo y la confianza plenas de la primera ministra”, dijo una fuente.

Rudd hará una declaración ante la cámara de los Comunes sobre esta crisis el lunes.

Los miembros veteranos del Partido Conservador dijeron que May haría todo lo posible para defender a Rudd, no solo para protegerse de la política de inmigración que ella misma implantó en 2014 cuando era ministra de interior, sino también porque una renuncia o despido haría mucho

daño a los conservadores de cara al proceso electoral del jueves.

Los ministros han respaldado a Rudd después de que ella admitió que tendría que haber sabido sobre los objetivos oficiales para expulsar a los inmigrantes ilegales. En una serie de tweets nocturnos, dijo que, aunque su oficina había sido copiada en el memo, no los vio ella misma.

El ministro de medio ambiente Michael Gove encabezó su defensa, diciendo que Rudd era “una ministra de gran talento y altamente efectiva”, y acusó a los laboristas de tratar de “convertir el tema en un arma”.

“Cuando los documentos que se deben colocar frente a una ministra del interior no se colocan frente a una ministra del interior es triste, es lamentable”, dijo Gove al programa Today. “Pero ella fue muy clara, tanto en su disculpa como en el hecho de que este documento en específico no se colocó en su casillero, y no fue puesto para su atención.”

El ministro de la oficina del gabinete David Lidington dijo que Rudd estaba lidiando con “uno de los mayores desafíos del gobierno”, y que tenía el “ingenio y la decisión” para hacerlo.

——–

La propiedad de la vivienda entre las familias jóvenes se ha desplomado en todos los rincones de Reino Unido en los últimos 35 años, de acuerdo con una abrumadora investigación sobre la crisis de la vivienda que enfrenta la generación del milenio.

La proporción de familias encabezadas por un joven de entre 25 y 34 años que posee su propio hogar se ha reducido a más de la mitad en algunas regiones, lo que demuestra que la crisis va mucho más allá de Londres.

El análisis – realizado como parte de una investigación de dos años sobre imparcialidad intergeneracional en Reino Unido, y presidido por un ex ministro conservador – descubrió que los “millennials” están siendo forzados a alquilar propiedades cada vez más estrechas y desgastadas, que los fuerzan a desplazamientos más largos y pocas posibilidades de ahorrar para una casa. También encuentra una proporción cada vez mayor de jóvenes que viven en viviendas superpobladas.

Se espera que la comisión, que ha sido supervisada por el think tank de Resolution Foundation e incluya al ex ministro de universidades David Willetts, concluya que los nuevos impuestos sobre la riqueza de la propiedad pueden ser la única forma de restablecer la equidad, y preparar al país para pagar los costes de atención y apoyo de una población que envejece.

THE INDEPENDENT – DOMINGO, 29 DE ABRIL 2018

Reino Unido está dispuesto a hacer una oferta a la UE sobre la inmigración futura, que implicaría poner en marcha después del Brexit legislación “muy similar” a las actuales normas de libre circulación.

Los negociadores británicos quieren adelantar la propuesta para coincidir con una cumbre del Consejo Europeo en junio, en un intento por desatascar el punto muerto en las conversaciones sobre su salida de Europa.

El plan vería un alto nivel de acceso a Reino Unido para los ciudadanos de la UE en el futuro, pero dejaría en poder del gobierno británico su detención bajo determinadas circunstancias.

Sin embargo, es probable que la propuesta enfurezca a los antieuropeístas, que verían una medida siquiera levemente parecida a la libertad de movimiento como una traición al resultado del referéndum de 2016: el sábado, el ministro David Davis, quien ha luchado por un Brexit más duro, estaba a punto de renunciar por la aparentemente blanda posición de Reino Unido acerca de la retirada de la UE.

Antes, un informe de peritos legales encargado en Belfast concluyó que, de todos modos, sería imposible impedir la entrada de personas a Reino Unido si Theresa May se mantiene fiel a su compromiso de evitar una frontera física con Irlanda.

La semana pasada también, el gobierno se ha visto bajo fuertes presiones para aceptar permanecer en la unión aduanera de la UE, un acuerdo que se alinearía con la nueva oferta sobre los derechos de inmigración.

Las noticias sobre la oferta planeadas por funcionarios británicos han sido corroboradas por fuentes en Whitehall y Bruselas, y formarían una parte clave de los esfuerzos de la primera ministra para forzar a la UE a alcanzar un acuerdo sobre relaciones futuras.

Una fuente del gobierno británico dijo que “se ha estado buscando la forma de dar un impulso a las conversaciones, y tratar este asunto es una forma de hacerlo”.

La oferta significaría que los ciudadanos europeos que entren en Reino Unido después del Brexit mantengan el beneficio de hacer su viaje sin visados. A partir de allí, podrían obtener el derecho a trabajar en el paí bajo un nuevo estatus migratorio diferenciado, exclusivo para ciudadanos que lleguen de la UE.

Estos elementos clave acercarían las nuevas disposiciones a las que los ciudadanos de la UE ya disfrutan, en virtud de las actuales normas de libre circulación que la primera ministra británica se había comprometido a cancelar.

No obstante, bajo el sistema propuesto el gobierno británico retendría el derecho de imponer un “freno de emergencia” o promulgar restricciones a la migración cuando sintiera la necesidad de hacerlo en el interés nacional.

Una fuente en Bruselas dijo: “Los británicos han dicho que esta idea podría hacer que las cosas se muevan de nuevo, y que se ve muy similar a la libre circulación. Veremos.”

A principios de esta semana, se filtró una carpeta de documentos del gobierno de Irlanda del Norte que incluía un informe sobre las negociaciones del Brexit, redactado por dos expertos de la Queen’s University Belfast.

El documento se preguntaba si evitar una frontera física entre Irlanda del Norte e Irlanda, con la que Reino Unido se ha comprometido, significaría un “acceso de puerta trasera” para Reino Unido.

Los expertos concluyeron en que mantener la frontera abierta significaría de hecho que “el acceso de puerta trasera sea inevitable”, una realidad que puede estar empujando a los negociadores de Reino Unido a proponer

en su oferta

un acceso más cómodo para los ciudadanos de la UE.

Evitar una frontera dura en Irlanda también tendría implicaciones para los acuerdos aduaneros entre la UE y Reino Unido en el futuro, con Bruselas inflexible en que esto signifique que Irlanda del Norte, y probablemente todo Reino Unido, permanezca en la unión aduanera.

La posición declarada públicamente de May, que ha dicho que retirará a Reino Unido de cualquier unión aduanera, ha sido puesta en duda después de que la ministra del interior Amber Rudd dijera el jueves que el gabinete todavía estaba decidiendo sobre el asunto.

Antes de la reunión de

este miércoles

en la que el gabinete discutirá el tema, el ministro David Lidington dijo: “Tenemos muy claro que cuando dejamos la Unión Europea dejamos el mercado único y la unión aduanera, pero la primera ministra también ha dicho que quiere un acuerdo de aduanas con la Unión Europea.”

Hace diez días, el gobierno no impidió que la cámara de los Lores aprobara una moción que busca mantener a Reino Unido en la citada unión aduanera, mientras que el jueves los Comunes aprobaron una moción similar sin votarla.

Durante el debate, suficientes diputados conservadores respaldaron la idea de una unión aduanera para potencialmente vencer al gobierno en una votación vinculante sobre el tema, que se espera en las próximas semanas.

Sin embargo, aunque la nueva oferta sobre inmigración se correlacionaría con la frontera irlandesa más abierta – con la que Reino Unido se ha comprometido – y los acuerdos aduaneros relacionados, aún no ha sido aprobada por el gabinete.

Es probable que ministros como Boris Johnson y Liam Fox – que apoyan el Brexit y una salida lo más completa posible – no vean con buenos ojos cualquier cosa que permita un alto nivel de acceso o trato preferencial para los ciudadanos de la UE. 

——-

En memoria de Alfie: foto de un homenaje al interior del hospital infantil Alder Hey (Liverpool), donde ha fallecido el menor Alfie Evans después de que se le retirara la asistencia vital

DAILY TELEGRAPH – SÁBADO, 28 DE ABRIL 2018

Una desafiante Amber Rudd se aferraba al cargo de ministra del interior el viernes por la noche, después de negar haber visto una nota filtrada, enviada el año pasado, confirmando el uso de las metas de deportación por parte del portafolio.

En una serie de tuits publicados después de horas de especulaciones sobre su inminente renuncia, la ministra prometió hacer una declaración en la cámara de los Comunes el lunes sobre el escándalo de Windrush y los objetivos para la eliminación de inmigrantes ilegales. También se disculpó por no haber estado al tanto de los objetivos.

La polémica se acentúa luego de que Rudd afirmara ante un comité parlamentario esta semana que su despacho no estableció objetivos para deportaciones voluntarias de residentes

sin permiso

en Reino Unido.

——-

El Brexit podría retrasarse por años a menos que Reino Unido haga más concesiones a la UE, sugirió el principal negociador del Parlamento Europeo.

Guy Verhofstadt ha instado a Theresa May a firmar un acuerdo de asociación global con Bruselas, que los anti-europeos advierten dejará al Reino Unido como un mero “escribano” de las legislación que emita la UE.

Según el funcionario, es hora de abandonar la “ideología” y adoptar un enfoque más “pragmático”.

Aumentando la presión sobre May para que acepte un acuerdo que los activistas de la campaña temen equivaldrá a que Reino Unido termine como “estado vasallo” de la UE, agrega: “la hora de las ilusiones y de echar balones al lateral está llegando rápidamente a su fin”.

——-

Jack Nicklaus, campeón de golf norteamericano ganador de 18 grandes títulos, se ha convertido en una de las primeras personas en el mundo en someterse a una innovadora terapia de células madre en la espalda que le ha permitido balancear un palo de golf nuevamente y ponerse de pie sin dolor.

El deportista de 78 años, conocido como el “oso de oro”, sufría dolores de espalda severos desde la infancia y necesitó inyecciones regulares de cortisona a lo largo de su carrera.

El dolor fue tan severo que le hizo retirarse de dos torneos, y antes del tratamiento no pudo soportar más de 10 minutos.

Pero en un procedimiento experimental llevado a cabo en Alemania, el doctor Eckhard Alt extrajo células madre del abdomen de

Nicklaus

y las insertó en la parte baja de su espalda.

——-

Foto: el mandatario norcoreano Kim Jong-un se prepara a cruzar la frontera física para darse la mano con Moon Jae-in, presidente de Corea del Sur, en la cumbre que han protagonizado en Panmunjom, ayer

THE TIMES – SÁBADO, 28 DE ABRIL 2018

El presidente de Corea del Norte ha dado un paso histórico hacia la paz ayer, al haber acudido a la invitación de ingresar a territorio surcoreano para declarar su apoyo a que las dos naciones se deshagan de sus arsenales nucleares, y han posado uniendo sus manos (foto) en señal de un futuro diferente y lazos más estrechos.

La cumbre comenzó a las 9 y media de la mañana en punto pero con un estilo inusitadamente casual, sin la pompa que cabría esperar de un momento tan cargado de emociones.

No había limusinas negras ni soldados norcoreanos pavoneándose. Solo una nube de guardaespaldas de traje negro, bajando los escalones del edificio en el lado norte de la frontera, delante de un grupo de dignatarios. En el centro, vestido con su traje negro estilo Mao, estaba Kim Jong-un. Sus acompañantes se apartaron mientras caminaba solo hacia Moon Jae-in, el mandatario de Corea del Sur.

Se dieron la mano a través de la línea de demarcación militar, y Kim cruzó la frontera física de hormigón. Los dos hombres sonrieron, pero Moon dijo: “¿Cuándo me vas a invitar allí, al otro lado?”

——-

Dos yihadistas británicos acusados ​​de ser asesinos de Estado Islámico han desafiado a Occidente a probar sus crímenes.

En su primera entrevista periodística, Alexanda Kotey y El Shafee ElSheikh, oriundos del oeste de Londres, cuestionaron cómo los rehenes podrían identificarlos como parte de una célula de cuatro hombres llamada “Beatles” sospechosa de decapitar a 27 cautivos y torturar a otros en Siria e Irak.

“Me parece muy extraño que las personas que describieron ser detenidas por ‘hombres enmascarados’, tan pronto como se anunció mi captura y la de Shafee, digan lo alegres que están de que las personas responsables hayan sido capturadas,” dijo Kotey.

Kotey, de 34 años, y ElSheikh, de 29, cuya ciudadanía fue revocada antes de su captura este año, buscan explotar la incertidumbre legal.

i – SÁBADO, 28 DE ABRIL 2018

No más guerra: nueva esperanza de paz en Corea, donde se han reunido los mandatarios de la nación del norte, Kim Jong-un y de la del sur, Moon Jae-in, para establecer un compromiso nuclear luego de un dramático día de negociaciones diplomáticas. Kim ha hecho un histórico cruce de frontera para que las dos naciones acordaran reunir a las familias divididas por la guerra de 1950, en una cumbre impensable solo unos meses atrás