THE INDEPENDENT – MARTES, 17 DE ABRIL 2018

Los hogares británicos, a merced de ‘hackers’ rusos: millones de dispositivos en todo el mundo pueden estar en manos de cibercriminales rusos para ser víctimas de espionaje, robo de datos o dirigidos a conformar redes para ciberataques potencialmente devastadores, se ha revelado en Reino Unido y Estados Unidos. La primera “alerta técnica” conjunta de los dos países ha pedido a empresas y público en general a tomar precauciones de seguridad básicas; se dice que decenas de miles de hogares en Reino Unido habrían sido atacados, y podría incluir a proveedores de servicios de internet.

Foto: el gobierno pide disculpas por la traición de Windrush, en un “día de vergüenza nacional”.

THE GUARDIAN – MARTES, 17 DE ABRIL 2018

La ministra del interior británica ha presentado una disculpa sin precedentes por las acciones “espantosas” de su portafolio hacia los ciudadanos de la era Windrush, reconociendo que su ministerio había “perdido de vista a las personas” y se había “preocupado demasiado por la política”.

Ante las crecientes críticas, Amber Rudd anunció la creación de un nuevo equipo de trabajo compuesto por 20 funcionarios, dedicado a garantizar que los residentes británicos de largo plazo nacidos en la Commonwealth ya no se encuentren clasificados como inmigrantes ilegales. Prometió que los casos se resolverían dentro de las dos próximas semanas y que no se cobraría las tarifas de solicitud.

En un reconocimiento muy inusual de que la política de inmigración hostil del gobierno está teniendo efectos catastróficos en las vidas de las personas, Rudd dijo: “Francamente, la manera de la que han sido tratados ha sido mala, ha sido horrible, y lo siento. Es por eso que estoy estableciendo un área nueva en mi departamento para garantizar que tengamos un enfoque completamente nuevo para regularizar esta situación.”

——–

Theresa May ha advertido que esperar a que las Naciones Unidas autorice una acción militar en el futuro daría, en la práctica, a Rusia un veto a la política exterior británica, durante la defensa de su decisión de iniciar los ataques conjuntos, aéreos y de misiles, contra el régimen sirio.

La primera ministra acusó a Moscú de impedir que los inspectores llegasen a Douma, sitio del ataque con armas químicas, y sugirió que las fuerzas de Bashar al-Assad, respaldadas por los rusos, estaban intentando destruir pruebas del ataque.

May enfrentó a sus críticos en un acalorado debate en la cámara de los Comunes y describió el ataque describió como “una mancha en nuestra humanidad”, insistiendo en que el Reino Unido había tenido que actuar rápidamente para evitar riesgos.

DAILY TELEGRAPH – MARTES, 17 DE ABRIL 2018

La ministra del interior Amber Rudd se disculpó anoche por el “espantoso” tratamiento de los inmigrantes del Windrush, ya que el retroceso del gobierno sobre el maltrato procesal que sufrieron amenazó con eclipsar la apertura de la reunión de los jefes de gobierno de la Commonwealth.

Windrush fue el nombre del barco que hoy es símbolo y sinónimo de la primera gran inmigración de ciudadanos de excolonias británicas a Inglaterra, después de la Segunda Guerra Mundial.

Los ciudadanos de la Commonwealth a quienes se aseguró previamente residencia en el Reino Unido han sido amenazados con la deportación, despedidos de sus trabajos y se les ha negado el acceso a los servicios de salud en caso de no poder demostrar su estado migratorio.

Las disculpas se producen en un momento en que Reino Unido intenta fortalecer sus relaciones con la mancomunidad británica y extender lazos comerciales después de Brexit, pero anoche surgieron críticas señalando que a los migrantes del Windrush se les estaba negando derechos que ya están disponibles.

——–

Theresa May ha defendido su decisión de unirse a un ataque aéreo de Estados Unidos y Francia en Siria e insistió en que no lo hizo bajo “instrucción” de Donald Trump.

Dirigiéndose a la cámara de los Comunes por primera vez desde que autorizó los ataques aéreos durante el fin de semana, May expuso los argumentos del gobierno y rechazó las críticas a su decisión de no someter la decisión a votación parlamentaria.

La primera ministra se dirigió a la cámara durante más de tres horas respondiendo a 140 preguntas, y recibió un apoyo abrumador de su propio partido por actuar rápidamente contra Siria sin pedir permiso a los Comunes, pero fue criticada por Jeremy Corbyn y un puñado de diputados conservadores por haber decidido no convocar a una votación parlamentaria.

——–

Foto: Ant McPartlin llegando al tribunal en lo civil de Wimbledon, ayer. La estrella de televisión estuvo involucrada en una colisión con otros dos vehículos mientras conducía su Mini en Richmond (sudoeste de Londres) acompañado de su madre, y había estado buscando ayuda para “problemas emocionales y de alcohol” en ese momento; en una declaración a la policía, se disculpó por sus acciones.

METRO – MARTES, 17 DE ABRIL 2018

Theresa May negó ayer haber intervenido en Siria por seguir el capricho de Donald Trump, mientras explicaba en el Parlamento porqué ordenó los ataques: la primera ministra dijo que unir fuerzas con Estados Unidos y Francia para destruir presuntas bases de armas químicas era de interés nacional, y dijo que con ello se ha contribuido a impedir que tales armas se “normalicen” y que exista el peligro de que sean usadas en las calles de Reino Unido.

Ant en el banquillo: foto del presentador de televisión Ant McPartlin, quien se ha personado ayer en la corte de magistratura civil de Wimbledon para declararse culpable y escuchar la sentencia del pago de una multa de £86.000 y suspensión del carnet de conducir por 20 meses, por conducir en estado de ebriedad.