Empleadores británicos enfrentan la peor escasez de mano de obra desde 1997

Crédito: The Development of Birmingham / flickr (CC BY-NC 2.0)

Prisa por reapertura del país y salida de trabajadores extranjeros causan problemas en áreas como transportes, hostelería y construcción

Los empleadores británicos están lidiando con la peor escasez de personal desde finales de la década de 1990, en medio de la prisa por reabrir después del confinamiento y la fuerte caída del número de trabajadores extranjeros debido a la covid y al Brexit.

Haciendo sonar la alerta sobre los riesgos que la aguda escasez de mano de obra supone para la recuperación económica, la Confederación de Contratación y Empleo (REC) y la consultora KPMG indicaron que el número de trabajadores disponibles se ha desplomado en junio al ritmo más rápido desde 1997.

Las recruitments [empresas de gestión laboral] están reportando desafíos de contratación en varios sectores de la economía encabezados por déficits en áreas como transporte, logística, hotelería, manufactura y construcción.

Además de los problemas para contratar cocineros, ayudantes de cocina, limpiadores y personal de almacén que ya se registraban en meses anteriores, la instantánea indica que los problemas para los empleadores se estaban extendiendo a sectores habitualmente mejor pagados como finanzas, informática, contabilidad e ingeniería.

“Necesitamos la acción de las empresas y el Gobierno para volver a capacitar y mejorar las habilidades de los trabajadores que han pasado por furlough ahora más que nunca, ya que la creciente brecha de habilidades en la fuerza laboral puede desacelerar la recuperación económica de Reino Unido,” dijo Claire Warnes, directora de educación, habilidades y productividad de KPMG UK.

La prisa por reabrir después de las restricciones pandémicas está provocando cuellos de botella. Los empleadores están encontrando complicaciones adicionales, dado que menos trabajadores de la UE vienen a Gran Bretaña debido a los controles fronterizos por Covid-19 — y la nueva reglamentación migratoria del Gobierno posterior al Brexit.

Según la encuesta de REC y KPMG a más de 400 recruitments, un fuerte aumento en la demanda de contratación llevó a una caída sin precedentes en la disponibilidad de candidatos en junio. Los reclutadores señalaron que el aumento de las contrataciones, el Brexit, la incertidumbre relacionada con la pandemia y el furlough [plan de retención laboral] condicionan el número de solicitantes de empleo disponibles.

Cifras oficiales muestran que alrededor de 1,5 millones de trabajadores todavía están en furlough debido a las restricciones pandémicas que aún limitan el regreso completo al trabajo, después de que el Gobierno retrasara el final de la mayoría de restricciones pandémicas hasta el 19 de julio, y que la variante Delta alimentara el aumento de contagios.

El canciller Rishi Sunak, por su parte, comenzó la semana pasada a reducir el furlough en miles de millones de libras, debido a que terminará a fines de septiembre. En su punto máximo, casi 9 millones de puestos de trabajo fueron suspendidos durante la primera ola de la pandemia, además de unos 5 millones en la cuesta de enero de este año.

El desempleo en Reino Unido ha caído en los últimos meses debido a que las empresas se han apresurado a contratar, cayendo al 4,7%, o unos 1,6 millones de personas. El Banco de Inglaterra pronostica que el desempleo aumentará al 5,5% después de que finalice el furlough. Sin embargo esta proyección queda significativamente por debajo de las expectativas del año pasado, según las cuales la Covid-19 aumentaría la pérdida de empleos al ritmo más rápido desde la década de 1980 — lo que debía generar un 12% de desempleo.

En una señal de la creciente presión sobre las empresas, las encuestas de las Cámaras de Comercio Británicas publicadas el jueves mostraron que el 70% de empresas que había intentado contratar personal en los tres meses hasta junio reportó problemas para hacerlo.

Según la encuesta a 5.700 empresas, el 52% dijo que intentó contratar personal durante los tres meses hasta junio. Los sectores con mayores problemas para la contratación de trabajadores fueron la construcción, la hostelería y restauración, y la manufactura.

Jane Gratton, directora de políticas de personal en BCC, dijo que parte del problema para los empleadores era que la escasez de habilidades que había existido en Gran Bretaña antes de la pandemia se estaba volviendo evidente una vez más a medida que la economía se reabría. “El alentador aumento en la creación de empleo en los sectores de manufactura y servicios se está frenando por las dificultades de contratación en todos los niveles, lo que pone en peligro el crecimiento y la productividad,” dijo.

Se estima que 1,3 millones de trabajadores no británicos han abandonado el país durante la pandemia. Autoridades empresariales dijeron que flexibilizar las reglas de inmigración posteriores al Brexit podría ayudar a abordar la escasez, pero también pidieron una mayor inversión en habilidades y capacitación por parte del Gobierno para aumentar el número de candidatos nacionales.

Expertos laboralistas creen que las personas están dejando trabajos en ciertos sectores que han desarrollado reputación de bajo salario y malas condiciones en los últimos años, y que la preocupación por las altas tasas de Covid-19 también está teniendo un impacto.

La escasez sostenida de mano de obra podría llevar a los empleadores a aumentar los salarios, lo que a su vez podría repercutir en el aumento de la inflación si las empresas aumentan sus precios para adaptarse a costes salariales más altos. Sin embargo, existe un debate sobre si las presiones de los cuellos de botella a medida que la economía se reabre del confinamiento se traducirán en un mercado laboral permanentemente más ajustado.

Neil Carberry, director ejecutivo de REC, dijo: “El mercado laboral está mejorando al ritmo más rápido que jamás hayamos visto, pero todavía es un momento impredecible. Todavía no podemos decir en qué medida la finalización del furlough y la mayor confianza de los candidatos ayudarán a satisfacer esta creciente demanda de personal.”



Artículo de Richard Partington, corresponsal de economía
Publicado/actualizado en The Guardian el jueves, 8 de julio de 2021

Traducido al español por Alejandro Tellería-Torres

Enlace al artículo original en inglés: https://www.theguardian.com/business/2021/jul/08/uk-employers-struggle-with-worst-labour-shortage-since-1997

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s