‘Tan mala como Epstein’

Image

METRO — VIERNES, 3 DE JULIO DE 2020

  • Ghislaine Maxwell, arrestada en Estados Unidos, enfrenta cargos de agresión sexual infantil

  • Habría participado con el pedófilo en abuso a víctimas menores de edad

  • Fiscalía ‘quisiera hablar’ con el Príncipe Andrés

  • Dama de la alta sociedad ‘vigilada por riesgo suicida’

La exnovia del pedófilo multimillonario Jeffrey Epstein ha sido puesta espectacularmente bajo arresto por agentes del FBI que investigan su red de depravación sexual.

La aristócrata Ghislaine Maxwell ha comparecido en la corte anoche a través de un enlace de vídeo, acusada de colaborar preparando a las víctimas menores de edad para el antiguo amigo del príncipe Andrew, y luego unirse al abuso. Permanece detenida bajo custodia, donde, según informes, se encuentra bajo vigilancia por riesgo suicida.

En una conferencia de prensa los fiscales han instado al duque de York — viejo amigo de Maxwell — a presentarse para ayudarlos a poner su investigación “en curso” sobre la red de tráfico sexual de Epstein.

La acusación contra Maxwell — hija del corrupto magnate de la prensa Robert Maxwell — se centra en la explotación de tres niñas menores de edad entre 1994 y 1997. Una presunta víctima tenía 14 años.

Asimismo, la detenida es acusada de conspiración para atraer a menores a viajar y participar en actos sexuales ilegales, captación de una menor para que viaje a participar en actos sexuales ilegales, conspiración para transportar a menores con la intención de participar en actividades sexuales criminales y transporte de una menor con intención participar en actividades sexuales criminales. También debe responder a cargos por mentir bajo juramento en 2016.

La mujer, de 58 años, no ha presentado una declaración de culpabilidad, pero podría enfrentar hasta 35 años de prisión si fuera declarada culpable.

Audrey Strauss [foto principal] — fiscal federal en funciones para el distrito sur de Nueva York — dijo a los periodistas: “Maxwell mintió porque la verdad, como se presume, era casi indescriptible. Maxwell atrajo a niñas menores, las hizo confiar en ella y luego las entregó a la trampa que ella y Epstein habían establecido.”

Maxwell fue arrestada en una redada al amanecer en Bradford, New Hampshire, donde vivía en una finca arbolada que compró por $1 millón en diciembre pasado.

El FBI había estado vigilándola después de que desapareciera de la vida pública, tras el arresto de Epstein y su posterior suicidio, en la celda de la prisión a la edad de 66 años, en agosto pasado.

William Sweeney, subdirector del FBI en Nueva York, dijo: “Nos enteramos de que se había escabullido a una hermosa propiedad en New Hampshire, y de que continuando viviendo una vida de privilegio mientras sus víctimas conviven con el trauma que les fue infligido hace años.”

Epstein — que contaba entre sus amigos al expresidente norteamericano Bill Clinton y a Donald Trump — se declaró culpable en 2008 de captación sexual de niñas menores de edad, y luego fue liberado.

En el momento de su muerte, estaba en la cárcel a la espera de juicio por cargos de tráfico sexual.

Las autoridades dijeron que el financista se suicidó después de serle retirada la vigilancia por riesgo suicida — aunque se han planteado dudas sobre su muerte, en medio de sospechas de que fue asesinado para evitar que testifique sobre una serie de personajes poderosos. Cuando se le preguntó si Maxwell sería puesto bajo vigilancia por riesgo suicida, Strauss dijo que su equipo estaría “en diálogo con la oficina de prisiones al respecto”.

Maxwell también está en el centro de las acusaciones separadas de que el príncipe Andrés sostuvo relaciones sexuales con una de las presuntas víctimas de Epstein, Virginia Giuffre, en marzo de 2001. Giuffre — entonces conocida por su apellido de soltera, Roberts — afirmó que fue presionada para acostarse con el miembro de la realeza, cuando tenía 17 años de edad, en la casa de Maxwell en Londres, y tuvo otros dos encuentros sexuales con él en Nueva York y en la isla privada que Epstein poseía en el Caribe.

Anteriormente, Giuffre había presentado documentos judiciales detallando las acusaciones en el estado de Florida — donde la edad de consentimiento es 18 años y donde hubiera sido considerada menor de edad.

Los cargos contra Maxwell no cubren ninguna de las acusaciones relacionadas con el duque de York — las cuales él niega categóricamente.

Se afirma que la dama de la alta sociedad reclutaba jóvenes acercándose a ellas y entablando conversación, antes de llevarlas de compras o al cine.

Las chicas fueron “seducidas” con más regalos y viajes y, en algunos casos, se les pagó la educación.

Strauss dijo: “Habiendo desarrollado una relación con una víctima, Maxwell procedía a intentar normalizar el abuso sexual a través de, entre otras cosas, discutir temas sexuales, desvestirse frente a la víctima y/o estar presente para actos sexuales en que tomaban parte las víctimas y Epstein.”

“Maxwell mintió a los investigadores de los abusos sexuales de Epstein porque la verdad era casi indescriptible.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s