Ministros valoran pacto de vacunación con la UE

FT WEEKEND — SÁBADO, 4 DE JULIO DE 2020

Londres debe decidir pronto si formará parte de esfuerzo multimillonario para asegurar suministro

Reino Unido está en conversaciones para unirse a un plan de la UE que asegure el suministro de posibles vacunas contra el coronavirus, en una prueba importante de la cooperación requerida para enfrentar emergencias internacionales después del Brexit.

Londres está evaluando si las ventajas del poder de negociación del bloque europeo para llegar a acuerdos con compañías farmacéuticas internacionales superan el deseo político más amplio de cortar los lazos con Bruselas, según funcionarios británicos.

Las negociaciones se producen cuando una batalla internacional se intensifica para comprar remedios de coronavirus, a menudo mucho antes de que se confirme su efectividad. Estados Unidos ya ha invertido miles de millones de dólares en el desarrollo de la vacuna contra el Covid-19, y ha comprado gran parte del suministro mundial de remdesivir — tratamiento para el coronavirus producido por el grupo farmacéutico estadounidense Gilead.

La UE planea gastar miles de millones de euros en su propio plan de compra de vacunas y está en conversaciones con la corporación norteamericana Johnson & Johnson, mientras que Gran Bretaña ya ha alcanzado su propio acuerdo bilateral con AstraZeneca, con sede en Reino Unido.

Reino Unido ha sido invitado a unirse al plan de vacunación de la UE en virtud del acuerdo de retirada del Brexit vigente desde que abandonó el bloque en enero, lo que da a Londres la obligación de financiar, y el derecho a participar, en todos los proyectos del presupuesto 2014-2020 de la UE.

«Nos hemos comunicado con Reino Unido, invitándoles a expresar su interés si quieren participar en el enfoque conjunto de la UE establecido por la estrategia de la vacuna,» dijo la Comisión Europea a Financial Times. «Las discusiones están en curso con Reino Unido.»

En el lanzamiento del plan el mes pasado, la comisión dijo que fue diseñada para impulsar la «eficiencia y la solidaridad» y garantizar «un acceso rápido a las vacunas para los estados miembros y sus poblaciones, mientras lidera el esfuerzo global» que garantice que las vacunas estén disponibles para todos.

El Gobierno de Reino Unido confirmó que «está trabajando para determinar si participa y cómo participa en la estrategia de vacunas de la UE». Un funcionario dijo que el Gobierno estaba en principio «abierto a ser parte», y que se podría tomar una decisión tan pronto como la próxima semana.

El ministro de comercio británico Alok Sharma — cuyo despacho dirige el grupo de trabajo sobre vacunas del Gobierno — considerará la decisión durante el fin de semana, según otros funcionarios.

Un alto funcionario de Whitehall dijo que hubo algunas «idas y vueltas» sobre el tema dentro de Whitehall, mientras el Ministerio de Comercio, Energía y Estrategia Industrial valora las sensibilidades políticas de unirse o mantenerse fuera del programa de la UE.

«La UE ha establecido una fecha límite diciendo ‘este fin de semana’ durante las últimas tres semanas, pero sigue yendo y viniendo,» dijo el funcionario. «En última instancia, la decisión se tomará en el Número 10 [de Downing Street, la oficina del primer ministro].»

En marzo, el Gobierno se negó a solicitar ser miembro asociado del sistema pandémico de alerta temprana de la UE — a pesar de que la Alianza Sanitaria para el Brexit del NHS había instado a una participación continua.

En ese momento, los funcionarios de Reino Unido dijeron que Downing Street pasó por encima de Matt Hancock, el ministro de sanidad, porque los negociadores del Brexit no querían ser acusados ​​de buscar más que un acuerdo comercial básico «al estilo de Canadá».

La UE anunció el mes pasado que alcanzaría acuerdos de compra anticipada con compañías farmacéuticas para asegurar a sus ciudadanos el suministro de prometedores candidatos a vacunas de entre todas las propuestas que se están desarrollando en todo el mundo.

La prisa de los países ricos por comprar posibles vacunas ha avivado temores entre algunos expertos en salud y activistas de que las naciones más pobres serán postergadas. La Comisión Europea ha insistido en que el esquema de la UE hará provisiones para ellos, argumentando que «nadie está a salvo hasta que todos estén a salvo».

Otros países no pertenecientes a la UE como Noruega y Singapur también han respaldado los esfuerzos para garantizar que las vacunas se distribuyan equitativamente. Reino Unido se encuentra entre los donantes de un esfuerzo de compromiso liderado por Bruselas que ha recaudado casi €16.000 millones para vacunas, pruebas y tratamientos contra el coronavirus.

El dinero del programa de vacunación de la UE provendrá de un fondo de emergencia de €2.700 millones, con apoyo adicional disponible a través de préstamos del Banco Europeo de Inversiones.

Entre los beneficios potenciales para Londres de unirse a la iniciativa de la UE se encuentran la compra a gran escala y la mayor capacidad financiera para hacer negocios con un mayor número de compañías farmacéuticas. negociando precios más bajos que los que un país solo podría lograr.

Alemania, Francia, los Países Bajos e Italia anunciaron el mes pasado que habían acordado comprar hasta 400 millones de dosis de vacunas de AstraZeneca — un acuerdo que según las autoridades se está incorporando al esfuerzo del bloque, que es más amplio.

Si Reino Unido se une al programa, no está claro qué sucedería con su participación después de que el presupuesto actual de la UE y el período de transición del Brexit expiren a fines de año. Su participación continua podría agregar otra complicación a las negociaciones ya tensas sobre la relación UE-Reino Unido luego del Brexit, en caso de que se requiera más financiamiento.

La participación de Londres en dicho programa también podría causar fricciones con algunos estados miembros de la UE, dadas las tensiones sobre el Brexit.

————

Por un barril: propietarios de pubs ingleses entre el miedo y la necesidad de reabrir

Será la mayor ronda de bebidas en la historia local. Harvey’s, la cervecería independiente de Sussex, ha suministrado gratuitamente el equivalente a 216,000 pintas de cerveza para que los pubs las vendan cuando vuelvan a abrir en Inglaterra este sábado, después de 15 estériles semanas de cierre.

Es un momento de temor y emoción para los clientes, ansiosos por recuperar el tiempo perdido pero desconfiados de lo que depara el futuro en la era del Covid-19.

Para una industria que ya ha visto la clausura de casi una cuarta parte de los pubs en la última década, la orden de cerrar bares, restaurantes y otros negocios de hostelería en marzo, promulgada por el primer ministro británico Boris Johnson, fue un golpe devastador.

Con algunos de los meses de verano más lucrativos ya perdidos y la necesidad de distanciamiento social y otras restricciones aún vigentes, los propietarios se preocupan por las perspectivas de una institución profundamente entrelazada en la vida social y cultural británica.

«Estamos abriendo a mitad del verano con todas estas restricciones, y encima con el factor temor,» dijo James Pullan, propietario del Griffin Inn en el pueblo de Fletching, en East Sussex. «Es como comenzar todo el negocio nuevamente desde cero.»

Propiedad de su familia durante los últimos 35 años, el pub está inmerso en la tradición local, tiene un elenco diverso de clientes habituales y una reputación culinaria que en tiempos normales atrae a clientes de otras localidades.

Su licencia de funcionamiento se ha mantenido durante 500 años. Junto a unos 35.000 pubs en Inglaterra esta es la primera vez, que se recuerde, que ha estado cerrado por tanto tiempo.

Pullan se describe como un «eterno optimista», y dijo que había usado las últimas semanas del confinamiento para modernizar su negocio, creando un servicio ampliado al aire libre donde tiene hornos de leña y un bar de estilo playero. El Griffin tiene la suerte de tener un gran jardín, con vistas a escenas bucólicas de tierras de cultivo onduladas y animales de pastoreo — el «Serengeti de Sussex», como a él le gusta llamarlo.

“Le dimos una limpieza tan profunda, excavando suciedad y mugre de 500 años. Nos preocupaba que pudiera penetrar al alfombrado de todo el edificio,” dijo señalando a los pisos de parquet y las paredes con paneles, encerados por primera vez en años. Amigos, familia y su propio personal en furlough — suspensión laboral con sueldo pagado — ofrecieron voluntariamente su tiempo «para sacarnos de la mierda», dijo.

Como la mayoría de los pubs, el Griffin no hubiera sobrevivido si no fuera por el esquema gubernamental que le permitió suspender a aproximadamente 30 empleados. También ha tomado un préstamo bancario, invirtiendo más de £30.000 para reabrir.

Si el tiempo lo permite, estos esfuerzos no serán en vano. En una señal de que el público inglés está ansioso por aceptar el retorno a alguna forma de normalidad, el pub ha tomado reservas para 500 personas este fin de semana. Se ha llevado a cabo evaluaciones de riesgo, sistemas unidireccionales organizados alrededor de la barra interior y personal equipado con equipo de protección.

Pullan — que llevará un atuendo de apicultor para celebrar la ocasión — dijo que no había mucho más que pudiera hacer el pub para mitigar riesgos. Los clientes tendrán que hacer su parte, dijo, y agregó: «Somos un negocio de hostelería, no un hospital.»

El Gobierno enfrentó un delicado equilibrio entre preservar empleos y prevenir una segunda ola de contagio, cuando decidió permitir que pubs y restaurantes abrieran sus puertas y relajó las pautas de distanciamiento social, de dos metros a «más de un metro», el 23 de junio.

Sin embargo, el primer ministro estaba ansioso por emitir una señal de precaución antes de lo que la policía teme que pueda ser una juerga alcohólica rebelde y nacional después de meses de hibernación. “Espero que la gente haga esto de manera segura y sensata… mi mensaje es que no lo arruinemos ahora, amigos,» dijo a LBC Radio el viernes por la mañana.

Para la ocasión en Sussex, Harveys acordó reemplazar toda la cerveza en mal estado que sus clientes se vieron obligados a tirar cuando comenzó el confinamiento. La cervecería está adoptando ahora un enfoque distinto y más cauteloso, reduciendo la producción a solo el 30 por ciento de la capacidad desde el principio.

“No hay forma de predecirlo. Nadie sabe cómo será la Navidad,”, dijo Hamish Elder, quien dirige la cervecería y es descendiente directo de John Harvey, quien la fundó en 1790.

La planta de Harveys fue alcanzada por un incendio en 1996 en la ciudad del condado de Lewes, y se inundó en 2000 cuando el río Ouse salió de su cauce. Pero esta «peste», dijo Elder, ha sido mucho más difícil. Afectó a todos los clientes. De sus 43 pubs asociados, solo la mitad reabrirá este fin de semana.

«Hay un montón de cosas que absorber y ver,» dijo Miles Jenner, maestro cervecero y copropietario.

En el camino hacia Lewes Arms su encargado, Paul Resende, estaba sentado en la acera cuando pasaba un desolado cliente, preguntando si abriría pronto. La barra frontal del pub generalmente está repleta de clientes habituales y jubilados, llena hasta la bandera.

«No voy a abrir el Súper Sábado,» le respondió Resende. “Tenemos muchas salas pequeñas y muchas grietas. No me siento cómodo con esto por ahora,” dijo, y agregó que muchos propietarios como él estaban nerviosos por los litigios si el virus aumentaba nuevamente después de que los pubs reabrieran.

Hay mucho en juego, coincidió Pullan, describiendo el pub como el gran nivelador social inglés, donde el sistema de clases se queda en la puerta, la nobleza bebe del mismo barril que los labradores de granja, y los cazadores se cuidan de los ecologistas en la barra.

«El pub es una de las pocas instituciones verdaderamente británicas de las que aún podemos estar orgullosos y por la que aún somos amados en todo el mundo,» dijo.

———–

Reino Unido competirá con Musk en la carrera de satélites después de ganar la oferta de OneWeb

Gran Bretaña se enfrentará cara a cara con Starlink de Elon Musk en la carrera por transmitir conexiones de internet de alta velocidad desde el espacio, después de que la oferta de $1.000 millones — hecha en conjunto por el Gobierno de Reino Unido y Bharti Enterprises de la India — ganara la subasta para el operador de banda ancha satelital OneWeb.

Si la oferta es aprobada por un juez estadounidense la próxima semana, el Gobierno británico invertirá $500 millones para una participación inicial de aproximadamente el 45 por ciento en OneWeb — una compañía con pérdidas que opera una red de banda ancha satelital de órbita terrestre baja.

La participación del Gobierno aún podría descender, ya que se está discutiendo con otros inversores potenciales para recaudar más fondos de hasta alrededor de $1.500 millones, dijeron personas cercanas al tema.

Bharti Global — subsidiaria del conglomerado dirigido por el multimillonario magnate de las telecomunicaciones Sunil Bharti Mittal — también tendrá el 45 por ciento de OneWeb y el resto estará en manos de acreedores existentes como SoftBank, que tiene préstamos pendientes de $913 millones, de acuerdo con documentos de bancarrota archivados en Estados Unidos.

Reino Unido también tendrá una participación privilegiada — lo que le dará voz sobre cualquier venta, y sobre quién tiene acceso, a la red OneWeb. Se entiende que Estados Unidos, preocupado por las vulnerabilidades de su propio servicio de navegación GPS que opera en órbita terrestre media, han tenido conversaciones con Londres sobre la inversión en OneWeb, según dos personas con conocimiento de las discusiones. Los sistemas de órbita terrestre baja son más resistentes a la interferencia que los sistemas de navegación tradicionales.

Uno de los aspectos que ahora se explorará es si hay oportunidades para desarrollar nuevas capacidades de navegación que surjan del servicio de comunicación, dijo una persona, y Estados Unidos podría ser socio en dicho proyecto.

Incluso sin esto, la medida da al Gobierno de Reino Unido y a Bharti una posición estratégica en un segmento de rápido crecimiento del mercado espacial comercial. La consultora McKinsey predice que 50.000 satélites Leo estarán en órbita alrededor de la tierra dentro de 10 años.

OneWeb fue fundada en 2012 para ofrecer servicios de internet a bajo coste incluso en las regiones más remotas, desde una constelación instalada en órbita terrestre baja.

Sin embargo el grupo con sede en Londres — que tiene operaciones en ambos lados del Atlántico — entró en un proceso de reestructuración por bancarrota en Estados Unidos en marzo, después de que SoftBank abandonara las conversaciones sobre una nueva ronda de financiación de $2.000 millones.

En conversación con Financial Times, Mittal dijo que estaba «convencido de la viabilidad comercial» del negocio de OneWeb. “Esta es una compañía donde ya se han invertido $3.500 millones. Vamos a obtener esto por una fracción de centavo por cada dólar. Ahora podemos construir sobre esto.”

Para Reino Unido, la inversión subraya la ambición de impulsar la inversión en el sector espacial comercial y atraer el 10 por ciento del mercado global para 2030.

El sector se ha visto muy afectado por la salida de Reino Unido de la UE, después de haber sido excluido de los contratos en muchos de los programas espaciales del bloque — como Galileo, un sistema de navegación por satélite de órbita terrestre media.

El ministro de comercio Alok Sharma dijo que la inversión en OneWeb ayudaría a Reino Unido a explotar nuevas tecnologías satelitales.

«Nuestro acceso a una flota global de satélites tiene el potencial de conectar a millones de personas en todo el mundo a la banda ancha, muchas por primera vez, y el acuerdo presenta la oportunidad de desarrollar aún más nuestra sólida base de fabricación avanzada aquí en Reino Unido.»

La inversión se produce cuando el Gobierno se aleja de un plan lanzado hace dos años para desarrollar su propio sistema, similar a Galileo. Los costos se han disparado a £ 5.000 millones, desde un estimado inicial de £3.000 millones hasta £4.000 millones.

Dominic Cummings — el asesor principal del primer ministro británico Boris Johnson — ha sido fundamental para impulsar el caso para que el Gobierno de Reino Unido invierta en OneWeb, ante la feroz oposición de los partidarios del proyecto original de navegación por satélite.

El apoyo del Gobierno de Reino Unido a OneWeb subraya su disposición a invertir en proyectos científicos de «alto riesgo y alta rentabilidad».

Maxwell ‘no delatará al Príncipe Andrew’

THE DAILY TELEGRAPH — SÁBADO, 4 DE JULIO DE 2020

Aristócrata nunca ofrecerá información sobre el duque de York como parte de un acuerdo, insiste una de sus amigas más cercanas

Ghislaine Maxwell no ofrecerá «nunca» ninguna información sobre el duque de York como parte de un acuerdo de culpabilidad, ha revelado una de sus confidentes más cercanas.

Mientras trascendía una nueva fotografía el viernes por la noche de la socialite sentada en la misma Sala del Trono del Palacio de Buckingham, Laura Goldman — amiga de Maxwell durante varios años — dijo a The Telegraph que la detenida «nunca delataría» al Príncipe Andrés.

La extraordinaria imagen — que muestra a la mujer de 58 años relajándose en un trono junto al actor de Hollywood Kevin Spacey — surgió después de que fuera arrestada el jueves, por cargos de tráfico sexual relacionados con Jeffrey Epstein. Se cree que fue tomada en 2002, tres años antes de que la policía comenzara a investigar al difunto financista por delitos sexuales con menores.

Se cree que el arresto de Maxwell podría tener implicaciones significativas para el duque de 60 años de edad quien, según reportes, fue presentado al pedófilo multimillonario por ella en 1999.

En una entrevista exclusiva a la excorredora de bolsa neoyorquina, Goldman afirma sensacionalmente que Maxwell tuvo una «aventura» con el hijo de la Reina y ha continuado siendo su amiga íntima, incluso la última vez que le vio en el Palacio de Buckingham, en julio de 2019.

«La única forma en que puede salir libre es si delata a alguien pero definitivamente no será Andrés,» dijo Goldman.

“Ella está muy agradecida con él porque, cuando llegó por primera vez a Nueva York, el duque ayudó a lanzarla en la alta sociedad. Siempre habla de lo que es un verdadero amigo. No ve ninguna razón para hablar de él a las autoridades.»

Goldman sugirió que la costumbre de «sentirse con derecho a todo» que tiene el duque podría haberlo cegado a lo que estaba sucediendo dentro del depravado mundo de Epstein.

“Ghislaine siempre me dijo que Andrew era un poco tonto e ingenuo y que, si había chicas en la casa mientras él estaba allí, pensaría que eran sirvientas. Todos los que piensan que es malvado simplemente se equivocan. Solo es el tipo de persona que se siente con derecho a todo y que ve a todo el mundo como su sirviente,» manifestó.

Goldman sugirió que es más probable que Maxwell hable sobre el expresidente norteamericano Bill Clinton y el presidente Donald Trump que se encontraban entre los contactos de perfil alto del desprestigiado empresario. No se han hecho acusaciones a ninguno de los dos.

Maxwell fue hallada en Bradford, un pequeño pueblo de New Hampshire, y es acusada de haber contribuido a atraer a niñas menores de edad para viajar y sostener relaciones sexuales, y de mentir a los inspectores a cargo de la investigación. No se sabe cómo se declarará.

Se entiende que ha sido trasladada desde Bradford donde fue arrestada después de evadir a los agentes durante un año a una instalación federal cercana, antes de comparecer ante el tribunal en Nueva York.

La hija menor del fallecido magnate mediático Robert Maxwell es el eje central de las acusaciones hechas por Virginia Roberts Giuffre quien afirma que fue víctima de tráfico, siendo trasladada desde Estados Unidos a Londres y viéndose obligada a acostarse con el duque cuando tenía 17 años.

El propio duque ha negado siempre y enérgicamente las afirmaciones, manteniendo que no recuerda haber conocido a Giuffre.

La presunta víctima alega que fue presentada al duque en casa de Maxwell en Londres en marzo de 2001. Incluso existe una foto ampliamente difundida del duque con su brazo alrededor de la joven que se dice fue tomada en el lugar.

Maxwell está acusada de haber mentido sobre las actividades sexuales de Epstein, que incluían el reclutamiento de niñas menores de edad para masajes sexuales y el uso que él hacía de juguetes sexuales. Los únicos cargos presentados contra Maxwell hasta la fecha son acusaciones de perjurio que se relacionan con un período de tiempo en que el duque conoció a Epstein.

Los delitos más graves de captación y tráfico sexual infantil habrían tenido lugar entre 1994 y 1997 dos años antes de que el duque fuera presentado a Epstein.

Los fiscales estadounidenses dijeron que «les agradaría» contar con el testimonio del duque de York como parte de la investigación que sigue el FBI.

Sus abogados afirman que en dos ocasiones han entrado en contacto con el Departamento de Justicia estadounidense en el último mes sin recibir respuesta. El viernes, los problemas legales del duque aumentaron después de que el jueves se presentara una nueva denuncia de otra presunta víctima de Epstein.

Caroline Kaufman, que ahora tiene 26 años, ha presentado un reclamo civil alegando que Epstein abusó sexualmente de ella en 2010 cuando tenía 17 años en la mansión del financista en Nueva York. Ella afirma que fue violada mientras el duque de York estaba de visita.

Kaufman dice haber sido invitada a la casa para una «entrevista de modelaje», según la acusación vista por The Daily Telegraph y presentada ante el Tribunal Federal de Manhattan contra los herederos de Epstein, por $630 millones (£505 millones).

El príncipe Andrés fue fotografiado saliendo de la residencia del Upper East Side neoyorquino en 2010, dos años después de que un tribunal del estado de Florida condenara a Epstein por haber contratado a una menor para prostituirla.

El duque afirmó que había viajado a Estados Unidos para cortar lazos con Epstein quien se suicidó el año pasado en una celda de Nueva York mientras esperaba juicio por nuevos cargos.

La demanda no acusa al duque de haber actuado mal o de estar al tanto del presunto ataque. Anteriormente, Andrés ha afirmado sobre Epstein: «En ningún momento durante el limitado tiempo que pasé (con Epstein) vi, presencié ni sospeché ningún comportamiento en él del tipo que posteriormente condujo a su arresto y condena.»

Audrey Strauss, Fiscal Federal interina del Distrito Sur de Nueva York, instó al Duque a presentarse para ser interrogado.

Desde el arresto de Maxwell el duque aún no ha visto a su madre la Reina, quien permanece aislada en el castillo de Windsor.

——————————

Exclusivo: Ghislaine Maxwell y Kevin Spacey disfrutaban del Palacio de Buckingham ‘como invitados del Príncipe Andrés’

[Foto principal de Ghislaine Maxwell y el actor Kevin Spacey, sentados en los tronos pertenecientes a la Reina Isabel II y al Duque de Edimburgo en el Palacio de Buckingham, en 2002]

Sentada en el trono de la Reina en el Palacio de Buckingham, Ghislaine Maxwell hace para la cámara el típico saludo real a una multitud inexistente.

A su lado, en el lugar que normalmente ocupa el duque de Edimburgo, se encuentra Kevin Spacey, el actor de Hollywood acusado pero nunca condenado por múltiples delitos sexuales.

The Daily Telegraph ha sido informado de que los dos fueron invitados a la Sala del Trono en un recorrido privado por el Palacio organizado por el duque de York, amigo cercano de Maxwell.

Obtenida exclusivamente por The Daily Telegraph, la foto fue tomada en 2002 y muestra a Maxwell en una pose real simulada con Spacey fingiendo ser el Príncipe Felipe. La escena es un retrato muy distante de la difícil situación actual de Maxwell.

Casi 18 años después, Maxwell ha cambiado el privilegio y la comodidad del trono real por una celda policial en una «instalación» de New Hampshire.

Después de un año bajo investigación por el FBI, Maxwell fue arrestada el jueves y acusada de ayudar a reclutar y preparar a niñas menores de edad para su exnovio Jeffrey Epstein, el difunto financista amigo del duque.

El príncipe Andrés ya había organizado el recorrido por el palacio para Bill Clinton, el expresidente norteamericano que había renunciado después de dos mandatos el año anterior.

Según una fuente, Spacey cuya carrera actoral quedó hecha trizas después de ser acusado de haber hecho insinuaciones sexuales no deseadas a un actor de 14 años fue invitado por Clinton. Maxwell llegó como amiga del duque.

Los cargos que pesaban sobre Spacey fueron retirados más tarde. «Estaban bromeando sentados en los tronos, haciendo saludos reales,» dijo la fuente.

“Ghislaine se sentó en el trono de la reina mientras Spacey fingía ser el duque de Edimburgo. Nadie puede recordar si el Príncipe Andrew estaba realmente en la sala del trono en ese momento, pero él estaba a cargo de la visita.”

Se cree que la foto fue tomada después de que Clinton llegara a Londres en septiembre de 2002 para asistir a la conferencia del Partido Laborista en Blackpool, donde era el invitado de honor.

Spacey fue con él a Blackpool. Antes de llegar a Reino Unido, Clinton y Spacey pasaron siete días en una gira por África con Epstein, en el jet privado de éste.

Se cree que Epstein no estuvo en la visita al Palacio, aunque anteriormente había visitado Sandringham y el Castillo de Windsor junto a Maxwell como invitado del Duque.

Maxwell también estaba en la gira africana, parte de un viaje humanitario para la Fundación Clinton.