Vuelve el confinamiento al norte de Reino Unido

THE DAILY TELEGRAPH — VIERNES, 31 DE JULIO DE 2020

Medida revierte libertades anunciadas el 23 de junio

Boris Johnson ha ordenado el jueves por la noche que partes del norte de Inglaterra vuelvan a un confinamiento parcial advirtiendo que una “dañina segunda ola” podría golpear a Reino Unido.

A cientos de miles de personas en Manchester y cercanías, Bradford, Blackburn y otras áreas se les ha prohibido celebrar reuniones en interiores con personas de diferentes hogares.

Se produce después de que datos del NHS mostraran que el coronavirus ha alcanzado niveles preocupantes en partes de Lancashire y Yorkshire, lo que ha llevado al primer ministro británico a tomar “medidas inmediatas” para mantener segura a la población.

A partir de la medianoche, se ha prohibido a personas de diferentes hogares reunirse en interiores en Manchester y cercanías, Blackburn & Darwen, Burnley, Hyndburn, Pendleton, Rossendale, Bradford, Kirklees y Calderdale.

Las mismas restricciones se aplicarán en la ciudad de Leicester, revirtiéndose las libertades anunciadas por el primer ministro el 23 de junio.

Johnson había instado anteriormente a la gente a no engañarse pensando que el peligro ha pasado, ya que Downing Street advirtió que no se puede descartar otro confinamiento nacional.

Matt Hancock, el ministro de sanidad, dijo el jueves por la noche que la reposición de las medidas de cierre se estaba haciendo “con mucho pesar”, pero que el coronavirus se estaba extendiendo porque los hogares no estarían cumpliendo con las medidas de distanciamiento social.

“Estamos constantemente mirando los últimos datos sobre la propagación del coronavirus, y desafortunadamente hemos visto una tasa creciente de transmisión en partes del norte de Inglaterra,” dijo.

“Hemos estado trabajando con líderes locales en toda la región, y hoy presidí una reunión del Comité Principal de Acción Local. Basados en datos, decidimos que en Manchester y cercanías, partes de West Yorkshire y East Lancashire, debemos tomar medidas inmediatas para mantener a las personas seguras.”

“La propagación se debe principalmente a que los hogares se encuentran y no respetan el distanciamiento social.

“Entonces, desde la medianoche de hoy, no se permitirá que personas de diferentes hogares se reúnan en el interior de estas áreas.

“Tomamos esta acción con mucho pesar, pero estamos viendo tasas crecientes de Covid en toda Europa y estamos decididos a hacer lo que sea necesario para mantener a las personas seguras.”

El alcalde de Manchester, Andy Burnham, acogió con beneplácito las restricciones, que dijo que serían revisadas semanalmente.

“En los últimos días, ha habido un cambio marcado en la imagen en todo el Gran Manchester con respecto a la propagación de Covid-19,” acotó.

“La semana anterior hemos pasado de una tasa decreciente de casos en casi todos nuestros distritos a una tasa creciente en nueve de cada 10 comunidades afectadas en una geografía mucho más amplia.”

El primer ministro dijo que el virus estaba “burbujeando” en hasta 30 lugares en Reino Unido y que se necesitan medidas estrictas para evitar “una segunda ola realmente perjudicial”.

Dijo que temía que Gran Bretaña pudiera estar a solo dos semanas de un segundo pico de Covid-19 luego de un resurgimiento en Europa.

Con el aumento de las tasas de contagio en todas las regiones de Inglaterra, el Número 10 de Downing Street — la oficina del primer ministro — dejó en claro que la amenaza de un bloqueo nacional se mantiene.

Johnson dijo: “Es absolutamente vital como país que sigamos manteniendo nuestro enfoque y nuestra disciplina, y que no nos engañemos de que de alguna manera estamos fuera de peligro o que todo esto ha terminado, porque no es así.”

“La mejor manera de lidiar con esto es con fuertes bloqueos locales. Necesitamos controlarlo localmente para proteger a todo Reino Unido.”

Según NHS Digital, las ciudades con la mayoría de casos fueron Blackburn & Darwen, con 85.3 casos por cada 100,000 personas, Leicester 57.7, Oldham 53.1, Bradford 44.9, Trafford 39.9, Calderdale 32.4, Rochdale 30.9 y Sandwell 27.5. El promedio nacional es 7.2.

Sin embargo, algunos científicos destacados han dicho que hablar de una segunda ola es prematuro, ya que la mayoría de los casos nuevos se encuentran entre aquellos que solo tenían síntomas leves, pero que estaban siendo detectados a través de mayores pruebas.

Agregaron que el número de ingresos hospitalarios sigue cayendo. En una entrevista con The Telegraph a principios de este mes, Johnson comparó un segundo confinamiento nacional con un “elemento disuasorio nuclear”, diciendo que no piensa “que volvamos a estar en esa posición”.

—-

Hancock: consultas virtuales con el GP serán lo normal

Matt Hancock enfrenta reacciones violentas por parte de grupos de pacientes y médicos, después de declarar que todas las consultas médicas deben realizarse virtualmente a menos que haya una “razón clínica convincente para no hacerlo”.

Durante un discurso en Londres el jueves, el ministro de sanidad británico elogió la nueva era de “medicina Zoom”, en que las reuniones cara a cara con los médicos serán reemplazadas por un enlace de vídeo o telefónico.

Señalando los cambios operativos introducidos durante la pandemia de coronavirus, Hancock dijo que había una necesidad de “acabar con la burocracia” en el NHS, con consultas virtuales que liberen el tiempo de los médicos para los más necesitados.

Agregó que si bien siempre habrá un sistema para las personas que no pueden “iniciar sesión”, sería un error “mirar por encima del hombro a las personas mayores diciendo que no saben usar la tecnología”.

Sin embargo Rachel Power, directora ejecutiva de la Asociación de Pacientes, afirmó que hacer que las consultas en internet sean la normalidad “no parece estar basado en ninguna evidencia que sirva a los pacientes”.

“Los pacientes han soportado mucho en los últimos meses para ayudar al NHS a enfrentar una emergencia sin precedentes, a menudo a un costo considerable para su propia salud y bienestar. No se puede permitir que esto se convierta en la nueva normalidad,” continuó.

También existe la preocupación de que un cambio a Internet afecte de manera desproporcionada a los pacientes de edad avanzada con acceso limitado a la tecnología, así como a reducir las posibilidades de detectar los primeros signos de enfermedad o enfermedad en comparación con las consultas físicas.

El doctor Richard Vautrey, presidente del Comité de Médicos de Cabecera (GPs) de la Asociación Médica Británica, dijo que si bien su gremio había abogado durante mucho tiempo por un mayor uso de la tecnología, la “sugerencia de que todas las citas en el futuro serán remotas por defecto debe abordarse con precaución”.

—–

La sordera, posible efecto a largo plazo del coronavirus

La pérdida de audición podría ser el último impacto del coronavirus en el ser humano, ya que un estudio ha encontrado problemas en pacientes hasta ocho semanas después de recibir el alta hospitalaria.

Más del 13 por ciento de los recuperados de Covid-19 que fueron dados de alta del Hospital Wythenshawe en Manchester reportaron deterioro auditivo.

La neuropatía auditiva se ha identificado como una posible afección provocada por el virus. Causa interrupción en la forma en que se comunica el sonido al cerebro y puede resultar en dificultad para escuchar cuando hay ruido de fondo, como en espacios abarrotados como pubs.

El hallazgo se suma a creciente evidencia de que el coronavirus puede tener implicaciones para la salud a largo plazo.

El daño pulmonar y los problemas cardíacos son otras posibles consecuencias de contraer el virus que los científicos están explorando.

—–

Amigos y enemigos rechazan propuesta de Trump de posponer elecciones

La impactante sugerencia de Donald Trump de retrasar las elecciones estadounidenses debido a la pandemia de coronavirus ha sido rotundamente rechazada por destacados congresistas republicanos y demócratas ayer.

El presidente norteamericano plantó la idea en un tuit después de afirmar nuevamente que un mayor uso de la votación por correo podría conducir a una elección “fraudulenta”, diciendo: “¿Y si retrasamos las elecciones hasta que las personas puedan votar de manera adecuada, segura y segura?”

Con las elecciones del 3 de noviembre a menos de 100 días, su mensaje provocó una reacción violenta instantánea.

En los Estados Unidos el presidente no es quien tiene la facultad de retrasar las elecciones, sino el Congreso norteamericano. Mientras que los republicanos de Trump tienen control del Senado, los demócratas tienen la Cámara de Representantes, lo que significa que es poco probable que se apruebe retraso alguno.

Mitch McConnell — quien como líder de la mayoría en el Senado es el republicano más importante del cuerpo — dijo: “Nunca en la historia del país, a través de guerras, depresiones e incluso la Guerra Civil, nunca hemos dejado de realizar ninguna elección programada federalmente a tiempo, y encontraremos una manera de hacerlo nuevamente este 3 de noviembre.”

Nancy Pelosi, la líder de la mayoría de la Cámara, tuiteó la parte de la Constitución que otorga poder al Congreso sobre el momento de las elecciones.

En una reunión informativa en la Casa Blanca, Trump hizo comentarios contradictorios sobre una demora, diciendo que no quería cambiar la fecha, pero agregó que tampoco quería una elección “torcida”.

Donald Trump fue categórico el 27 de abril. “Nunca he pensado en cambiar la fecha de las elecciones,” dijo el presidente de los Estados Unidos cuando se le preguntó si buscaría un aplazamiento.

Joe Biden, su rival presidencial demócrata, acababa de sugerir eso, prediciendo que algún día Trump intentaría retrasar el día de la votación. Pero la idea fue descartada.

“¿Por qué lo haría? 3 de noviembre. Es un buen número,” dijo Trump alegremente. La sugerencia era “propaganda inventada”, agregó. “Espero con ansias esta elección.”

Sin embargo, tres meses marcan una diferencia. Ayer, Trump sugirió exactamente lo que había descartado en abril en el contexto de los votos postales, un tema al que Trump se ha aferrado al argumentar que su uso podría conducir a una “elección fraudulenta”.

A raíz del brote de coronavirus, muchos estados han emitido más cédulas de sufragio por correo y ampliaron las reglas sobre quién puede hacerlo, dado el riesgo de contraer el virus votando en persona. Trump está totalmente en contra de esta expansión; argumenta que la votación por correo está más abierta al fraude, un punto en el que los expertos en elecciones están divididos.

Los críticos creen que el presidente está convencido de que más demócratas votan por correo y que el cambio le perjudicará electoralmente.

Es difícil decir qué tan en serio Trump toma el retraso electoral. El provocativo tuit puede haber sido utilizado solo para impulsar su campaña contra la votación por correo.

Los opositores han sugerido que Trump está usando intensamente el tema para tener una excusa en caso de perder en noviembre, o incluso para preparar el terreno para reclamar legalmente por el resultado. Lo que está más claro es que Trump no tiene el poder de modificar unilateralmente la fecha de las elecciones. El Congreso de los Estados Unidos está a cargo de fijar la fecha y es el organismo que tendría que aprobar un cambio.

—–

Elphicke pierde en la corte un juicio… y a su esposa

Foto de Natalie Elphicke, parlamentaria por Dover, abandonando la corte de la Corona de Southwark [Londres] luego de que su marido Charlie Elphicke fuera declarado culpable de cargos de acoso sexual. Poco después del veredicto la mujer anunció su separación a través de su cuenta de Twitter.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s