Turistas podrían enfrentar más restricciones ‘freno de mano’

Image

THE GUARDIAN — LUNES, 27 DE JULIO DE 2020

Cuarentena para viajeros desde España puede aplicarse a otros países

El Gobierno ha advertido a los turistas que podría imponer restricciones del tipo handbrake [freno de mano] sobre más países aparte de España para detener la propagación del coronavirus, y es poco probable que los viajeros reciban las advertencias con mucha antelación si se necesitaran medidas adicionales de cuarentena.

Las restricciones a los viajeros que regresan de España después de que se anunciaran las medidas anoche pusieron en riesgo los planes de vacaciones de verano de los turistas británicos, y aumentarán los temores entre aquellos que viajen a otros países europeos de que podrían enfrentar un cambio similar en cualquier momento.

Fuentes del Gobierno dijeron que estaban preparados para actuar rápidamente en la imposición de nuevas reglas, si es necesario, a otras naciones, pero dijeron que no había planes para revocar los “puentes aéreos” con otros países europeos.

El Partido Laborista ha criticado la rápida decisión de cambiar el consejo para los viajeros, y dijo que la breve notificación daría a los turistas “una sensación de pánico y pérdida de control”. El partido ha pedido al Gobierno que ayude a los trabajadores que tengan que decir a sus empleadores que necesitan aislarse, advirtiendo que las personas podrían enfrentar dificultades financieras.

Entre los que se encuentran actualmente en España se encuentran al menos dos ministros del Gobierno como el ministro de transportes Grant Shapps, cuyo despacho fue el que impuso las nuevas restricciones en un golpe a su esquema de ‘puentes aéreos’ — que aconsejaba a los turistas que viajen con seguridad a varios países europeos.

Paul Scully, ministro para Londres y pequeñas empresas, publicó en su cuenta de Instagram una selfie de sus vacaciones en Playa Dorada [Lanzarote], con el subtítulo: “El mejor giro para la ginebra. Todavía podré trabajar. Simplemente no iré de compras ni a correr, supongo que eso es estar en cuarentena.”

Por su parte, el ministro de asuntos exteriores Dominic Raab dijo que el Gobierno tuvo que tomar “medidas rápidas y decisivas” en el momento que los datos de España mostraron un aumento de los contagios en todo el país.

“De no haberlo hecho correríamos el riesgo de reinfección en Reino Unido, potencialmente una segunda ola aquí y luego otro confinamiento,” dijo. “Entonces, sí, entiendo que es perjudicial para aquellos que están pasando por esto que están en España o han estado pensando en ir, pero debemos ser capaces de tomar medidas rápidas y decisivas para proteger a Reino Unido.”

Raab dijo que el Gobierno no podía arriesgarse a dar “consejos vagos” a los turistas. “Hay un límite con los cambios en las reglas y los consejos que damos, así que soy consciente de que es difícil y puede ser perjudicial.”

“Pero sería mucho peor dar vueltas o retener y retrasar la adopción de medidas cuando es necesario. La razón por la que esta medida se tomó con un aviso razonablemente corto fue el aumento en España al que hemos respondido […] así que se trató de una respuesta en tiempo real.”

La advertencia del Gobierno está respaldada por el análisis genético del coronavirus que circula en Reino Unido. Una de las razones por la que los científicos que asesoran a los ministros no pudieron apreciar el alcance de la epidemia de Gran Bretaña en marzo fue que miles de casos llegaron inadvertidos de Europa y más de un tercio provino de España — foco de uno de los peores brotes de Covid-19 del continente.

Una fuente ministerial de Whitehall dijo que los viajeros debieron tener en cuenta, cuando hicieron sus planes de vacaciones, que el consejo estaba sujeto a cambios rápidos con poca antelación. “Hay un mecanismo de freno de mano para cambiar de inmediato el consejo […] cuando el riesgo cambia, hay que actuar muy rápido o se corre el riesgo que muchos más casos regresen a Reino Unido, y la gente transmita [el virus] sin saberlo,” dijo la fuente.

De otro lado, las entidades reguladoras Joint Biosecurity Center y Public Health England monitorizan una serie de factores diferentes para determinar el estado de cuarentena de un país, como el número de casos en países europeos y la trayectoria de los casos en aumento y la prevalencia geográfica de la propagación dentro de dicho país. Se entiende que los últimos datos no ponen a ningún otro país en riesgo inmediato.

El ministro del interior de la oposición laborista, Nick Thomas-Symonds, calificó a la cuarentena general como “una herramienta contundente” y dijo que hubiera sido preferible un sistema de seguimiento y rastreo en aumento.

“La política del Gobierno con respecto a las restricciones de viaje ha carecido de control y coherencia desde el principio,” dijo. “Este último proceso de toma de decisiones con respecto a España y el corto preaviso para los viajeros ha creado una sensación de pánico y pérdida de control.”

“El Gobierno debería tener planes de contingencia adecuados para apoyar a quienes regresan a casa sin ninguna garantía de que sus empleadores les permitan tener 14 días de flexibilidad laboral. Y ya es hora de que se introduzca un acuerdo sectorial específico para la aviación a medida que las medidas de cuarentena continúan afectando a la industria aeronáutica.”

Shapps ha sostenido conversaciones con las aerolíneas y el embajador británico en España a través de videollamadas el domingo por la tarde, a fin de preparar el terreno para que los viajeros regresen de España — aunque se entiende que el Gobierno cree que muchos elegirán continuar sus vacaciones.

En España, las autoridades locales han insistido en que el país sigue siendo un destino seguro para el turismo, después de que la prohibición de facto sobre los viajes sorprendiera a muchos en España y Reino Unido.

Además, la Oficina de Asuntos Exteriores y de la Commonwealth (FCO) ha desaconsejado todo viajes no esencial a España continental desde el sábado, lo que tendrá un impacto importante en los seguros de viaje para las personas obligadas a desechar sus planes.

“España es un país seguro,” dijo el domingo la canciller española Arancha González Laya. “Al igual que cualquier otro país del mundo que haya logrado controlar el Covid, España está trabajando para aislar los casos tan pronto como aparecen, rastrear los contactos y asegurarse de que los tratemos y apartemos para que el resto del país pueda seguir adelante con sus vidas y para que la economía pueda continuar, y para que los turistas puedan seguir disfrutando de España.”

González Laya dijo que el Gobierno español seguirá trabajando con otros gobiernos europeos para “tranquilizarlos y enviar un mensaje de confianza”.

La canciller agregó que su Gobierno estaba enfocado en asegurar que las Islas Baleares y Canarias permanecieran excluidas de los requisitos de autocuarentena de Reino Unido, y agregó: “La situación del caso epidemiológico es muy inferior a la de Reino Unido”. Una fuente de Downing Street dijo que no había ningún plan para excluir a las islas españolas de la advertencia.

El viernes, el Ministerio de Sanidad español registró 922 nuevos casos de Covid-19 — ligeramente por debajo de los 971 de las 24 horas anteriores. González Laya dijo que los tres brotes más grandes, en Barcelona, ​​Zaragoza y Lérida, estaban bajo control, y que los gobiernos regionales estaban siguiendo el protocolo de detección temprana acordado con el Gobierno central.

Tui — la empresa de turismo vacacional más grande de Europa — dijo el domingo que había decidido cancelar todas las vacaciones de británicos a España continental, después de la decisión británica de imponer las dos semanas de cuarentena a los que regresan del país.

“Tui UK ha tomado la decisión de cancelar todas las vacaciones a España continental hasta el domingo 9 de agosto de 2020 inclusive,” dijo la empresa en un comunicado.

“Sabemos cuánto esperan nuestros clientes sus vacaciones en el extranjero y algunos podrán adaptarse a las nuevas restricciones de cuarentena. Por lo tanto, todos aquellos que deseen viajar a las Islas Baleares y las Islas Canarias podrán viajar según lo previsto a partir del lunes 27 de julio.”

En Londres, easyJet y British Airways han criticado enérgicamente la decisión del gobierno británico, pero han dicho que continuarán operando vuelos a pesar de las reglas de cuarentena.

BA dijo que la decisión había llevado a miles de planes de viaje de los británicos al caos y lo describió como “otro golpe más para los turistas británicos”.

——

Planean que mayores de 40 paguen más impuestos para asistencia social

Todos los mayores de 40 años podrían empezar a contribuir al coste de la atención en la edad adulta según los radicales planes que el Gabinete ministerial está estudiando para finalmente poner fin a la crisis en la atención social, puede revelar The Guardian.

Según el proyecto, los mayores de 40 años tendrían que pagar más en impuestos o national insurance [seguro nacional], o estarían obligados a asegurarse contra grandes facturas por atención médica cuando sean mayores. El dinero recaudado se utilizaría para pagar la ayuda que las personas mayores más vulnerables necesitan para lavarse, vestirse y realizar otras actividades si todavía están en casa, o para cubrir su estadía en una residencia de ancianos.

Los planes están siendo examinados por el nuevo grupo de trabajo de sanidad y asistencia social de Boris Johnson, y el Ministerio de Sanidad y Asistencia Social (DHSC). Ambas entidades están buscando apoyos para ser la respuesta del Gobierno a la pregunta políticamente peligrosa de quién debería pagar por asistencia social.

Las fuentes informan que el principio de que los mayores de 40 años cubran los costes de un sistema reformado de atención para la población que está envejeciendo se está convirtiendo en la opción preferida del Gobierno para cumplir la promesa del primer ministro, hace poco más de un año, de “arreglar la crisis de la asistencia social de una vez por todas”. La asistencia social es un asunto delegado a cada una de las cuatro naciones británicas pero los planes podrían aplicarse a todo Reino Unido, ya que pueden involucrar a todo el sistema tributario.

De otra parte, el ministro de sanidad y asistencia social Matt Hancock es un entusiasta defensor del plan. Lo ha estado defendiendo en las discusiones, reanudadas recientemente, sobre las propuestas del Gobierno para revisar la asistencia social. Las autoridades dicen que hay una “urgencia renovada” en Downing Street y el DHSC para encontrar una solución.

El sistema que los funcionarios están considerando es una versión modificada de cómo Japón y Alemania financian su asistencia social. Ambos son ampliamente admirados por haber creado una forma sostenible de financiarla haciendo frente a las crecientes necesidades que trae una población que envejece.

En Japón, todos comienzan a contribuir una vez que alcanzan los 40. En Alemania, todos pagan algo por ese coste desde el momento en que comienzan a trabajar, y los pensionistas también contribuyen. Actualmente, el 1.5% del salario de cada persona, y un 1.5% adicional de los empleadores o los fondos de pensiones, se pagan para financiar la atención en la vejez.

Las personas mayores en Alemania a quienes se evalúa sus necesidades pueden usar el dinero para pagar a los cuidadores que les ayudan con sus tareas personales en el hogar, costear los honorarios de la residencia donde se encuentren, o incluso para pagar a familiares y amigos por ayudarles con su atención.

Adoptar un enfoque similar le permitiría a Johnson decir que terminó con la situación en la que algunos pensionistas — los considerados demasiado ricos para calificar para la atención financiada por los ayuntamientos locales — tienen que vender sus propiedades para pagar los costes de las residencias de ancianos, que pueden sobrepasar los £1.400 por semana.

Una fuente con conocimiento de las deliberaciones del Gobierno dijo: “El último pensamiento es que hay una preferencia por algún tipo de modelo de estilo japonés, donde una vez que tienes más de 40 años comienzas a contribuir en un grupo central de riesgo. Son muy serios al respecto.”

Los funcionarios también investigan el mecanismo exacto por el cual pagarían los mayores de 40 años, ya sea a través de un impuesto sobre la nómina salarial o un seguro. Sin embargo, expertos en asistencia social advirtieron que cualquier modelo de seguro tendría que ser obligatorio para garantizar que las personas contribuyan a él.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s