Contagio de coronavirus se desploma después del confinamiento

THE DAILY TELEGRAPH — JUEVES, 2 DE JULIO DE 2020

Caída significativa en los casos plantea dudas sobre la necesidad de confinamientos locales mientras contagios disminuyen en Leicester

La tasa de casos de Covid-19 en Inglaterra ha caído casi un 40 por ciento en la última semana, según cifras oficiales publicadas anoche.

Los nuevos datos — los primeros disponibles desde que se redujeron las restricciones del confinamiento el 15 de junio — muestran una fuerte disminución en las pruebas positivas de coronavirus, de 10.7 casos por 100,000 habitantes a 6.7 en solo una semana, un descenso del 37.4 por ciento.

Las cifras también muestran que la ciudad de Leicester fue bloqueada cuando su tasa de contagio era 20 veces mayor que la del resto del país, y sugieren que otros confinamientos locales pueden ser innecesarios.

Las tasas en otras ciudades en la lista de vigilancia del Gobierno como Bradford, Barnsley y Rochdale, han disminuido notablemente.

Los datos — contenidos en un informe de Public Health England utilizado para justificar el cierre de Leicester — sugieren que las predicciones de un aumento en los contagios después de que se flexibilizó el cierre nacional no se han materializado. El informe también llevó a un profesor de la Universidad de Oxford a preguntar porqué Leicester había sido confinado.

Anoche, el exlíder conservador Sir Iain Duncan Smith dijo que las últimas cifras eran “muy buenas noticias” y mostró que los ministros solo deberían considerar más confinamientos locales como “último recurso”.

Las cifras — compiladas durante los siete días que terminaron el 27 de junio — sugieren que las nuevas medidas (apertura de tiendas no esenciales, atracciones al aire libre y escuelas secundarias) parecen no haber tenido efecto en la propagación de Covid-19.

No estaba claro si el tumulto en las playas de Bournemouth — donde acudieron 500.000 veraneantes el 24 de junio — hubiera tenido algún impacto.

Según los datos, Leicester mostraba una disminución en la tasa de casos, de 140.2 a 135,7 por cada 100.000, antes de que Matt Hancock, el ministro de sanidad, dijera que la ciudad tenía que ser cerrada.

Bradford, la segunda ciudad más afectada, registró una caída de 72.8 por 100,000 a solo 42.8 durante el mismo período.

Ministros y expertos médicos dijeron que era necesario imponer un bloqueo a Leicester para evitar que el brote se descontrolara, mientras que los expertos del Gobierno advertían que, a pesar de las señales positivas, el público tenía que seguir cumpliendo las reglas de distanciamiento social.

El profesor Carl Heneghan — director de medicina basada en evidencia de la Universidad de Oxford — afirmó que no había justificación para cerrar Leicester, ya que no alcanzaba los niveles epidémicos: 400 casos por cada 100.000 habitantes.

Las últimas dos muertes por Covid-19 en hospitales de Leicester fueron registradas hace más de una semana, el 24 de junio, según mostraron los registros del NHS. Sin embargo, durante todo el mes pasado, se registraron 36 muertes en los hospitales de la ciudad.

El profesor Heneghan dijo que el número de casos probablemente fue consecuencia de una mayor cantidad de pruebas, después de que se detectara un brote el 8 de junio.

El informe oficial — finalmente publicado en internet anoche y que llevó a Hancock a cerrar la ciudad — también mostró que el aumento de los ingresos hospitalarios en Leicester se produjo en abril y que los ingresos habían sido estables en junio, lo que generó dudas sobre porqué el Gobierno decidió actuar en este momento.

Fuentes de Whitehall anoche descartaron sugerencias de que los confinamientos son inminentes en otros lugares de la lista de vigilancia. Solo dos ciudades al final de la lista de diez — Doncaster y Bolton — mostraron aumentos, “aunque desde una base baja”.

Leicester ha sido golpeado fuertemente por el confinamiento, con amenazas de bloqueo de carreteras y con lugares turísticos en otras partes de Reino Unido prohibiendo el ingreso a visitantes provenientes de esa ciudad.

———

Reino Unido honra promesa a ciudadanos de Hong Kong

A casi tres millones de residentes de Hong Kong se les ha dado el derecho de mudarse a Reino Unido de forma permanente después de que China cometiera una “violación clara y grave” de su acuerdo con Gran Bretaña sobre el gobierno de la antigua colonia.

Dominic Raab dijo que Reino Unido honrará su “responsabilidad histórica” ​​con el pueblo de Hong Kong después de que Beijing impusiera una nueva ley de seguridad para acabar con la libertad de expresión, lo cual contraviene la Declaración conjunta firmada por los dos países en el momento de la entrega en 1997.

En lo que equivale a la mayor crisis diplomática entre Gran Bretaña y China en décadas, Boris Johnson confirmó que 2.9 millones de personas elegibles para pasaportes británicos de ultramar (BNO) pueden venir a Gran Bretaña a partir de hoy, incluidos 350.000 que ya tienen los documentos.

Gran Bretaña también otorgó asilo a Simon Cheng, exempleado del consulado británico en Hong Kong y partidario del movimiento prodemocrático cuya supuesta tortura en China fue documentada por primera vez por The Daily Telegraph.

Raab dijo a la Cámara de los Comunes: “No miraremos para otro lado en Hong Kong, y no vamos a eludir nuestras responsabilidades históricas con su gente.”

A los titulares de pasaportes BNO se les otorgará automáticamente un permiso de permanencia por cinco años, luego de lo cual podrán solicitar el settled status y luego la ciudadanía británica plena. No habrá cuotas ni umbrales salariales.

Downing Street no especificó cuántas personas esperaba que aceptaran la oferta, o cómo serían alojados a su llegada.

Además del esquema de libertad de movimiento de la UE, esta es la mayor apertura de las fronteras de Reino Unido desde la Ley de Nacionalidad Británica de 1948 que otorgó a ciudadanos de antiguas colonias, incluida la India, el derecho de residir en Reino Unido.

Por su parte, parlamentarios senior del Partido Conservador dijeron que el Gobierno ahora debe restablecer su relación con China, lo que incluye la prohibición de Huawei a acceder a la red 5G de Reino Unido. Downing Street dijo que Gran Bretaña quería una buena relación con China, pero que “no tiene ningún precio”.

El embajador chino fue convocado hoy al Ministerio de Asuntos Exteriores para explicar porqué China siguió adelante con la ley de seguridad, después de que el presidente Xi Jinping pareciera haber desairado a Boris Johnson.

El Número 10 dijo que los dos líderes no habían hablado en los últimos días. La acción agresiva de China, impuesta en el 23° aniversario de la entrega y diseñada para criminalizar todas las protestas contra Beijing, desencadenó una crisis diplomática internacional después de que 27 países — entre los cuales se encuentran Alemania, Francia, Canadá y Australia — firmaron una declaración del Consejo de Derechos Humanos de la ONU que pedía al presidente Xi que reconsiderara.

Sin embargo, más de 50 países apoyaron la medida en una contradeclaración presentada a la ONU por Cuba. Raab acusó a Beijing de una violación “grave y profundamente inquietante” del tratado que “amenaza el estrangulamiento” de las libertades de Hong Kong.

Asimismo, el ministro de exteriores británico sugirió que China estaba tratando de “volver a redactar las reglas del sistema internacional” y que Gran Bretaña “continuará trabajando con nuestros socios internacionales para considerar qué medidas adicionales deberíamos tomar de manera responsable después”.

Por su parte, el secretario de estado norteamericano Mike Pompeo describió la medida de China como “draconiana”, mientras que el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, dijo: “Lamentamos esta decisión.”

The Telegraph entiende que el Ministerio de Asuntos Exteriores se ha dirigido a aliados, incluyendo a Estados Unidos, con solicitudes para ayudar a reasentar a los ciudadanos de Hong Kong si un gran número de ellos acepta la oferta de Reino Unido.

———

Bastan dos casos de Covid para cerrar escuelas

Las escuelas han sido advertidas de mejorar las clases por internet en medio de advertencias de que podrían ser cerradas si dos alumnos enferman.

Si una escuela tiene al menos dos casos de coronavirus en dos semanas, se considerará un posible brote, según el plan del Gobierno sobre cómo funcionarán las escuelas a partir de septiembre.

Un borrador final de las directrices visto por The Telegraph revela que también se debe llamar a los equipos de protección sanitaria para evaluar si hay un brote, en caso que una escuela experimente un aumento general de la enfermedad o ausencias donde el Covid-19 sea una causa sospechosa.

En tales casos, se le puede pedir a un grupo de un año — o posiblemente a todos los alumnos de una escuela entera — que se queden en casa y se aíslen como medida de precaución.

Si los funcionarios de salud pública declaran un brote en una escuela, se puede enviar una unidad de pruebas móvil para que se puedan realizar pruebas masivas. Éstas se centrarán inicialmente en la clase de un alumno enfermo, seguido de su grupo de año. Si es necesario, se puede evaluar a toda la escuela.

A principios de esta semana, el ministro de sanidad Matt Hancock dijo que una incidencia “inusualmente alta” de coronavirus en niños en Leicester había llevado a los ministros a cerrar las escuelas de la ciudad.

Hancock dijo que las pruebas adicionales realizadas para contener un aumento en los casos de virus revelaron que una gran cantidad de niños se habían infectado.

El Gobierno se ha negado a revelar el alcance total de la enfermedad entre los niños, pero las noticias aumentarán la preocupación sobre las perspectivas de abrir las escuelas por completo en septiembre, según lo prometido.

El gran aumento de casos en Leicester condujo a pruebas masivas de niños menores de 18 años en una escala que no se había visto anteriormente en Reino Unido. Hancock dijo que — aunque los niños tienen menos probabilidades de enfermar de coronavirus — la decisión de cerrar las escuelas de Leicester se tomó para tratar de detener la transmisión de la enfermedad.

El borrador de la instrucción del Gobierno dice que los maestros deben aumentar la calidad de su provisión de clases a distancia, porque esto puede terminar como un “componente esencial” del aprendizaje de los niños si hay un confinamiento local y las escuelas se ven obligadas a cerrar.

A las escuelas se les ha dicho que deben tener planes de contingencia para clases a distancia a más tardar a fines de septiembre. Esto debe incluir recursos en internet de alta calidad para niños y vídeos de enseñanza, así como hojas de trabajo impresas y libros de texto para aquellos que no tengan un ordenador.

Los niños que están aprendiendo en casa deben tener un trabajo “significativo y ambicioso” en diferentes materias todos los días, y esto debe ser equivalente en estándar a lo que habrían aprendido durante un día escolar normal.

Gavin Williamson, el ministro de educación, anunciará el jueves cómo el Gobierno pretende que todos los niños regresen a la escuela en septiembre.

Downing Street ha enfrentado críticas por la imposibilidad de reabrir las escuelas antes de que vuelvan a la actividad las tiendas, cines, parques temáticos y zoológicos.

——–

Príncipe Harry: racismo institucional es ‘endémico’ en la sociedad

El duque de Sussex ha pedido disculpas a los jóvenes por la falta de progreso de sus mayores para “corregir los errores del pasado”, diciendo que el racismo institucional y el prejuicio inconsciente deben terminar ahora.

A través de un mensaje de vídeo desde California, el duque dijo que el racismo institucional es “endémico” y que “no tiene cabida en nuestras sociedades”.

En declaraciones a los ganadores de los Premios Diana — en lo que habría sido el cumpleaños número 59 de su difunta madre Diana, Princesa de Gales — les dijo a los jóvenes que la “capacidad de sanar al mundo” está en sus manos.

“Mi esposa dijo recientemente que nuestra generación y las anteriores no han hecho lo suficiente para corregir los errores del pasado”, dijo. “Yo también lo siento. Lamento no haber llevado el mundo al lugar donde ustedes lo merecen.”

“El racismo institucional no tiene cabida en nuestras sociedades y, sin embargo, sigue siendo endémico.”

“El sesgo inconsciente debe reconocerse sin culpa para crear un mundo mejor para ustedes. Quiero que sepan que estamos comprometidos a ser parte de la solución y parte del cambio que ustedes están liderando.”

“Ahora es el momento. Y sabemos que pueden hacerlo”.

El duque — que en 2009 fue visto en vídeo empleando un insulto racial con un colega del Ejército durante el entrenamiento militar tres años antes — no abordó específicamente su propia experiencia ni testimonio de racismo estructural.

Recientemente ha hablado sobre el flagelo del “sesgo inconsciente” en un número especial de la revista británica Vogue que editó la duquesa de Sussex.

En junio, la duquesa — que en 2018 se convirtió en la primera mujer birracial en acceder por matrimonio a la familia real — habló con franqueza sobre el racismo al abordar la muerte de George Floyd y el movimiento Black Lives Matter al dirigirse a los estudiantes.

“Lo primero que quiero expresarles es que lo siento,” dijo a los estudiantes en su alma mater en Los Ángeles. “Lamento mucho que tengan que crecer en un mundo donde esto todavía está presente.”

El duque — que compareció a su nombre y representando su hermano, el duque de Cambridge — se hizo eco de sus palabras al felicitar a los ganadores del Premio Diana por su trabajo contra el racismo.

“Estoy muy orgulloso de ser parte de estos premios, ya que honran el legado de mi madre y sacan lo mejor de personas como ustedes,” dijo.

“Todos ustedes están haciendo un trabajo tan increíble y, en un momento de gran incertidumbre, han encontrado el poder y la inspiración dentro de ustedes para dejar una huella positiva en el mundo, y me encanta que el Premio Diana pueda ayudarles a hacerlo.”

“Sé que mi madre ha sido una inspiración para muchos de ustedes, y puedo asegurarles que habría estado luchando con ustedes lado a lado.”

“En este momento, estamos viendo situaciones en todo el mundo donde la división, el aislamiento y la ira dominan a medida que el dolor y el trauma salen a la superficie.”

“Sin embargo, veo la mayor esperanza en personas como ustedes, y tengo confianza en el futuro del mundo y su capacidad de curación porque está en sus manos”.

El duque destacó el trabajo de varios beneficiarios como James Frater, de 24 años, de Londres.

Frater, cuando era un niño negro caribeño, sufrió 300 suspensiones y exclusiones de la escuela, pero su vida cambió después de que cuatro profesores le asesoraran.

Ahora está estudiando medicina y se ha centrado en crear iniciativas para aumentar la representación de estudiantes negros en la universidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s