Indican a centros de trabajo que planifiquen bajas de personal de hasta 25%

Crédito: Portable Antiquities Scheme / flickr (CC BY 2.0)

Los ministros han recibido el encargo de desarrollar «planes de contingencia sólidos» para las ausencias en centros de trabajo, ya que el Gobierno ha advertido que el aumento de casos podría provocar que hasta una cuarta parte del personal falte al trabajo.

También se ha solicitado a autoridades del sector público que se preparen para los «peores escenarios» de ausencia del 10%, 20% y 25%, de su personal dijo la Oficina del Gabinete.

Reino Unido ha registrado un número récord de casos diarios durante el período festivo.

El transporte, el servicio nacional de seguridad social (NHS) y las escuelas ya han visto el efecto de las ausencias.

El aumento del número de casos ha provocado que un gran número de personas se autoaisle y no pueda acudir a trabajar. Esto ha afectado especialmente a las industrias en las que el personal no puede trabajar desde casa.

Steve Barclay, ministro de la Oficina del Gabinete, preside reuniones periódicas con los ministros para evaluar cómo afecta la propagación de la variante Ómicron a la fuerza laboral y las cadenas de suministro, dijo la Oficina del Gabinete.

El primer ministro Boris Johnson ha pedido a los ministros que ya trabajan con sus respectivos sectores que prueben los preparativos y los planes de contingencia para mantener las interrupciones a mínimos, explicó.

Barclay dijo que la contagiosa variante Ómicron ha hecho que las empresas y los servicios públicos «puedan enfrentar interrupciones en las próximas semanas, particularmente debido a una ausencia de personal más alta de lo normal».

Sin embargo, su portafolio dijo que hasta ahora la interrupción causada por Ómicron ha sido controlada en «la mayor parte del sector público».

Algunos han pedido que se introduzca un sistema de autoaislamiento al estilo de Estados Unidos — donde las personas solo tienen que ponerse en cuarentena durante cinco días — pero la Agencia de Seguridad Sanitaria del Reino Unido (UKHSA) dijo que hacerlo sería contraproducente, y podría empeorar la escasez de personal si conduce a más contagios.

Al explicar las razones en su blog, dijo que los dos sistemas no eran iguales. En Reino Unido, el «reloj» de autoaislamiento comienza cuando la persona experimenta síntomas o recibe una prueba positiva, lo que ocurra primero. En Estados Unidos, el autoaislamiento comienza después de una prueba positiva — que puede ser algunos días después de que aparezcan los primeros síntomas.

El día seis, la UKHSA dice que su modelo sugiere que entre el 10 y el 30% de las personas seguirán contagiando el virus, dependiendo de la rapidez con la que obtengan el resultado de la prueba después de desarrollar síntomas.

Dice que terminar el autoaislamiento después de siete días con dos pruebas de flujo lateral negativas brinda un nivel de protección similar al autoaislamiento durante 10 días, en que solo el 5% de las personas aún contagiarán el virus.

La situación mantendrá la situación bajo revisión, dice la agencia, pero cree que las reglas actuales son el «enfoque óptimo para la coyuntura presente».

En diciembre, el secretario de educación instó a los maestros jubilados a regresar a las aulas para ayudar con la escasez de personal relacionada con la covid en el período escolar de este año.

Algunas escuelas tuvieron que cerrar anticipadamente o pasar a clases online antes del final del último trimestre, debido a las ausencias del personal.

Y varios operadores ferroviarios han tenido que reducir sus servicios debido a ausencias de personal.

El aumento de casos también está afectando al NHS, con 24.632 empleados en sus hospitales enfermos de coronavirus o autoaislados al 26 de diciembre — un 31% más que la semana anterior y casi el doble de la cifra a principios de mes, según NHS England.

La líder adjunta del Partido Laborista, Angela Rayner, dijo que Boris Johnson debió haber dicho a sus ministros que comenzaran a planificar las ausencias en centros de trabajo hace semanas.

«La falta de liderazgo de Boris Johnson significa que su Gobierno vaciló y se retrasó, dejando los planes de contingencia para último momento,» manifestó.

«Con cifras récord de contagio por Covid, el primer ministro debe controlar de inmediato las presiones de la fuerza laboral, mantener los servicios esenciales en movimiento, mantener las escuelas abiertas y proteger a las personas.»

Inglaterra reportó 162.572 casos nuevos el sábado, un número récord por quinto día consecutivo, y las admisiones hospitalarias por Covid están en su nivel más alto desde enero de 2021.

Escocia, Gales e Irlanda del Norte no reportaron cifras el sábado.

Inglaterra se encuentra actualmente bajo las restricciones del Plan B, que incluye el uso obligatorio de mascarillas en la mayoría de espacios públicos cerrados, pases Covid para clubes nocturnos y otros grandes recintos, y la indicación de teletrabajo si es posible.

Las medidas caducarán seis semanas después de su implementación — es decir, el 26 de enero próximo — con una revisión después de tres semanas, que se espera para el 4 de enero aproximadamente.

Otras zonas de Reino Unido ya han introducido restricciones más estrictas para establecimientos de hostelería.

El ministro de sanidad Sajid Javid ha dicho que cualquier restricción adicional en Inglaterra «debe ser absolutamente un último recurso».

——

Artículo de Becky Morton
Publicado / actualizado en BBC el domingo, 2 de enero de 2022

Traducido al español por Alejandro Tellería-Torres

Enlace al artículo original en inglés: https://www.bbc.co.uk/news/uk-59848109

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s