Recomiendan ‘no hacerse ilusiones’ sobre viajes transatlánticos

Crédito: riikkeary / flickr (CC BY-SA 2.0)

Gremio aeronáutico asume posición moderada ante anuncio de ministro de transportes, diciendo que se están perdiendo £32 millones diarios de actividad económica

Las aerolíneas han dado una tibia bienvenida al anuncio del Gobierno de otro grupo de trabajo de viajes, esta vez con el objetivo de reiniciar los viajes transatlánticos.

Después de la llegada del presidente Biden a Reino Unido, el ministro de transportes británico Grant Shapps dijo, a través de su cuenta de Twitter: “Nos complace anunciar el grupo de trabajo conjunto entre Reino Unido y Estados Unidos para ayudar a facilitar la reapertura de los viajes transatlánticos.”

El grupo explorará opciones para reanudar los vuelos a escala, en lo que alguna vez fue la red de rutas intercontinentales más concurrida y lucrativa del mundo.

Los viajes transatlánticos directos desde el Reino Unido a los Estados Unidos han sido prohibidos desde marzo de 2020 para los no estadounidenses por una serie de proclamas presidenciales — primero por Donald Trump y luego por Joe Biden.

Algunos británicos que atienden negocios en Estados Unidos o están desesperados por comunicarse con sus seres queridos pasan dos semanas en México para “lavar” su historial antes de continuar hacia el norte.

En dirección este, hacia Reino Unido, los viajeros deben autoaislarse durante 10 días a su llegada. La apertura de la aviación transatlántica de manera significativa requeriría que Estados Unidos pasara de la “lista ámbar” a la “lista verde” libre de cuarentena.

Tim Alderslade, director ejecutivo de Airlines UK — gremio de las principales aerolíneas británicas — dijo: “Es una noticia positiva, pero el tiempo realmente corre y cada día que no tenemos un puente aéreo con Estadoso Unidos nos cuesta £32 millones en pérdida de actividad económica.”

“Es, con diferencia, nuestro vínculo comercial y turístico más importante, y exhortamos a redoblar los esfuerzos en ambos lados del Atlántico para lograr un acuerdo.”

El director ejecutivo de Virgin Atlantic, Shai Weiss, dijo: “La creación de este Atlantic Taskforce es un reconocimiento positivo de la importancia del corredor de viajes entre los dos países y un primer paso hacia la reapertura de los cielos. Pero en ausencia de un marco de tiempo definitivo, una vez más no llega a brindar a aerolíneas, empresas ni consumidores la certeza que tanto necesitan.”

Otras autoridades han exigido fechas para la reanudación de los vuelos transatlánticos a gran escala.

Clive Wratten, director ejecutivo de la Asociación de Viajes de Negocios, dijo: “Este es el último de una larga lista de Grupos de Trabajo de Viajes que hasta ahora solo han causado más destrucción a nuestra industria.”

“No se salvarán empleos ni se protegerán los medios de vida hasta que tengamos una certeza sobre las fechas para la reanudación de los viajes internacionales.”

Una recomendación clave del informe más reciente del Global Travel Taskforce fue tener una “lista de vigilancia verde” para evitar cambios repentinos en el estado de cuarentena de un país — planes que fueron abandonados por los ministros el jueves pasado cuando el único país significativo en la lista verde, Portugal, fue trasladado a la lista ámbar con solo cuatro días de antelación, lo que desencadenó escenas caóticas cuando los turistas tuvieron que interrumpir sus viajes para volver a casa.

Tim Alderslade de Airlines UK dijo: “De las acciones de la semana pasada se desprende claramente que el marco actual de ‘semáforo’ establecido por la Global Travel Taskforce no refleja el riesgo de viajar ni facilita un viaje seguro como debería.”

“No hay mercados de ningún tamaño significativo en la lista verde hoy, y es probable que la eliminación de Portugal desestabilice aún más el sector y socave la confianza del consumidor y las reservas en el futuro.”

El primer Global Travel Taskforce, presidido por el ministro de transportes Grant Shapps y el de sanidad Matt Hancock, produjo la opción test to release [“prueba liberadora”] para terminar la cuarentena antes de tiempo con una prueba adicional del día cinco en adelante, pero se vio ensombrecida por la imposición de una prohibición de 19 semanas a los viajes internacionales de placer.

Otras recomendaciones del informe publicado en noviembre de 2020 no se han materializado, incluidas las excepciones para visitas comerciales breves y permisos al “tránsito seguro” a través de hubs aeronáuticos considerados de “alto riesgo” como Dubai, actualmente en la lista roja.

El parlamentario laborista Ben Bradshaw dijo por Twitter: “Si esto se parece en algo a tu ‘grupo de trabajo de viajes’ existente, Grant Shapps, el cual ha dado como resultado que los británicos tengan menos libertades de viaje que los estadounidenses o compatriotas europeos y menos que nosotros el verano pasado, yo no recomendaría a nadie que se haga ilusiones.”


Artículo de Simon Calder, corresponsal de turismo
Publicado / actualizado en The Independent el jueves, 10 de junio de 2021

Traducido al español por Alejandro Tellería-Torres

Enlace al artículo original en inglés: https://www.independent.co.uk/travel/news-and-advice/flights-uk-us-joe-biden-b1863100.html

Biden trae advertencia sobre el Brexit: no hagan peligrar la paz en Irlanda del Norte

El presidente norteamericano Joe Biden y su esposa, la doctora Jill Biden, llegan a la base aérea RAF Mildenhall (Suffolk). Crédito: @POTUS / Twitter

Johnson deberá hacer gala de gimnasia diplomática para recibir reprimenda mientras busca reanudar vuelos entre los dos países cuanto antes

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, llega a Reino Unido para su primera reunión con el primer ministro británico Boris Johnson con una grave advertencia sobre el Brexit: evitar que una disputa con la Unión Europea ponga en peligro la delicada paz en Irlanda del Norte.

En su primer viaje al extranjero desde que asumió el cargo en enero, Biden se reunirá con Johnson el jueves en la localidad costera de Carbis Bay antes de la cumbre del G7 de viernes a domingo, una cumbre de la OTAN el lunes, una cumbre entre Estados Unidos y la UE el martes, y una reunión en Ginebra con el presidente ruso Vladimir Putin al día siguiente.

Biden intentará usar el viaje para pulir sus credenciales multilaterales después del tumulto de la presidencia de Donald Trump, que dejó a muchos aliados de Estados Unidos en Europa y Asia desconcertados, y a algunos incluso apartados.

Sin embargo, Biden tiene un mensaje incómodo para Johnson, uno de los líderes de la campaña del Brexit en 2016: evita que tus acaloradas negociaciones de divorcio de la UE afecten el Acuerdo de Paz negociado por Estados Unidos en 1998 — conocido como Acuerdo de Viernes Santo — que puso fin a tres décadas de derramamiento de sangre en Irlanda del Norte.

“El presidente Biden ha sido muy claro acerca de su firme creencia en el Acuerdo de Viernes Santo como la base para la coexistencia pacífica en Irlanda del Norte,” dijo el asesor de seguridad nacional de la Casa Blanca, Jake Sullivan, a los periodistas que hicieron el viaje a Inglaterra desde la base aérea Andrews (en las afueras de la capital norteamericana) a bordo del Air Force One.

“Cualquier paso que lo ponga en peligro o lo socave no sería bienvenido por Estados Unidos,” dijo Sullivan, quien se negó a puntualizar las acciones de Johnson que pondrían en peligro la paz.

La salida de Gran Bretaña de la Unión Europea tensó la paz en Irlanda del Norte hasta un punto de ruptura, porque el Bloque de Los 27 quiere proteger sus mercados pero una frontera en el Mar de Irlanda separa a la provincia británica del resto de Reino Unido. Irlanda del Norte comparte frontera con Irlanda, miembro de la UE.

Tal es la preocupación de Biden por Irlanda del Norte que Yael Lempert, principal funcionaria diplomática norteamericana en Gran Bretaña, ha emitido a Londres una démarche — esto es, una reprimenda diplomática formal — por “haber exacerbado” las tensiones, informó el diario The Times.

Fin de los “Troubles”

El Acuerdo de Paz de 1998 puso fin en gran medida a los Troubles [problemas], nombre con el que se conoce a las tres décadas de conflicto entre militantes nacionalistas católicos irlandeses y paramilitares protestantes “leales” probritánicos, que tuvo un saldo de 3.600 muertos.

Biden — que siente orgullo de su ascendencia irlandesa — hará una declaración de principios sobre la importancia de ese acuerdo de paz, dijo Sullivan.

“No está lanzando amenazas ni ultimátums, simplemente va a transmitir su creencia profundamente arraigada de que debemos respaldar y proteger este Protocolo,” dijo Sullivan.

Aunque Reino Unido abandonó formalmente la UE en 2020, las dos partes todavía intercambian amenazas sobre el acuerdo del Brexit después de que Londres, unilateralmente, decidiera retrasar la implementación de las cláusulas del Acuerdo de Irlanda del Norte.

La Unión Europea y Gran Bretaña intentaron resolver el entuerto fronterizo con el Protocolo de Irlanda del Norte dentro del Acuerdo del Brexit, que mantiene a la provincia tanto en territorio aduanero británico como en el mercado único de la UE.

Las facciones unionistas probritánicas dicen que el Acuerdo del Brexit que firmó Johnson contraviene el Acuerdo de Paz de 1998, y Londres ha dicho que el protocolo es insostenible en su forma actual después de que se interrumpieran los suministros de bienes cotidianos a Irlanda del Norte.

Gran Bretaña — sede de grandes instalaciones del gigante aeronáutico Airbus — y la Unión Europea esperan resolver una disputa de casi 17 años con Estados Unidos sobre los subsidios de aviones a Boeing (BA.N) y Airbus (AIR.PA).

Funcionarios estadounidenses, británicos y de la UE han expresado su optimismo de llegar a un acuerdo antes del 11 de julio, en que los aranceles actualmente suspendidos deben volver a entrar en vigor en todas las localidades.

Una fuente cercana a las negociaciones dijo que las discusiones vienen avanzando bien, pero que es poco probable que se llegue a un acuerdo antes de la cumbre entre Estados Unidos y la UE la próxima semana.

Johnson — quien escribió una biografía del líder británico en tiempos de guerra Winston Churchill — firmará con Biden una “Carta del Atlántico”, inspirada en el acuerdo de 1941 alcanzado por Churchill y el mandatario estadounidense Franklin Delano Roosevelt.

Los dos líderes acordarán la creación de un grupo de trabajo que buscará reanudar los vuelos entre Reino Unido y Estados Unidos lo antes posible.



Artículo de Steve Holland y Guy Faulconbridge
Publicado/actualizado en Reuters el jueves, 10 de junio de 2021

Traducido al español por Alejandro Tellería-Torres

Enlace al artículo original en inglés: https://www.reuters.com/world/uk/biden-brings-brexit-warning-britain-dont-imperil-nirish-peace-2021-06-09/