Lanzarán píldora para la covid antes de Navidad

THE SUNDAY TELEGRAPH — DOMINGO, 5 DE DICIEMBRE DE 2021

Downing Street acelera entrega de antivirales mientras variante Ómicron fuerza el retorno de las pruebas de virus previas al viaje

El primer tratamiento casero para la covid se ofrecerá al público en Navidad, en que los ministros harán que se distribuya la píldora antiviral para ayudar a proteger a los más vulnerables de la variante Ómicron.

Sajid Javid, el secretario de sanidad británico, se está preparando para anunciar el inicio de un programa piloto de Lagevrio — también conocido como Molnupiravir, la «revolucionaria» píldora cuya distribución Gran Bretaña autorizó el mes pasado.

Según los planes, se espera que el NHS entregue cursos de la tableta a pacientes clínicamente vulnerables e inmunosuprimidos en tan solo 48 horas después de que den positivo por Covid.

Se ha indicado a autoridades hospitalarias y médicos de cabecera que el servicio de salud británico establecerá una serie de unidades de entrega de medicamentos contra la covid, para ayudar a que el medicamento llegue a los pacientes lo más rápido posible una vez que den positivo. La semana pasada, autoridades locales de sanidad recibieron una carta en que se establecían planes de servicios de salud para facilitar la implementación.

Fuentes de Whitehall dijeron que el despliegue de tratamientos antivirales se había vuelto «aún más importante» frente a la variante Ómicron, lo que ha llevado al Gobierno a extender la campaña de vacunación de refuerzo a todos los adultos.

El sábado, el subcomité de operaciones Covid del Gabinete decidió restablecer un requisito para que los viajeros completamente vacunados realicen pruebas de Covid antes de partir hacia Reino Unido a partir de las 4 am del martes, en un intento por frenar la propagación de la variante.

La medida se produjo a pesar de que Grant Shapps, el secretario de transporte, advirtió que tal medida podría «acabar otra vez con el sector turístico».

La Agencia de Salud y Seguridad del Reino Unido (HSA) mostró a los ministros un análisis que indica que los pacientes con Ómicron pueden volverse contagiar más rápidamente que aquellos con delta, lo que aumenta la probabilidad de que las pruebas previas a la salida identifiquen casos positivos antes de viajar. El requisito de la prueba también se aplicará a niños de 12 años o más.

El sábado por la noche, Javid dijo: «Sabíamos que este invierno sería problemático, pero la llegada de una nueva variante significa que debemos fortalecer aún más nuestras defensas. A medida que nuestros científicos líderes en el mundo continúan entendiendo más sobre la variante Ómicron, estamos tomando acción decisiva para proteger la salud pública y el progreso de nuestro programa de vacunación contra el virus Covid-19.»

Los ministros también agregaron a Nigeria a la lista roja de viajes luego de conocerse que Ómicron llegó al país en octubre.

Según los planes para implementar Lagevrio, cuando pacientes considerados de alto riesgo den positivo en la prueba su unidad local de entrega de medicamentos Covid llamará por teléfono para ofrecérselo. Se espera que a la mayoría se les ofrezca un curso de tabletas para llevar en casa, aunque a algunos se les administrará el medicamento por vía intravenosa en el hospital.

El lanzamiento está destinado a ayudar a prevenir que pacientes vulnerables enfermen gravemente de covid, evitando las admisiones hospitalarias. Gran Bretaña ha asegurado 480.000 tratamientos del fármaco y los ministros esperan que el piloto nacional preceda al despliegue rutinario de antivirales en pacientes vulnerables.

El mes pasado, la Agencia Reguladora de Medicamentos y Productos Sanitarios (MHRA) dijo que Lagevrio era «seguro y eficaz» para reducir el riesgo de hospitalización y muerte entre personas con Covid leve a moderado que tenían un mayor riesgo de que se volviera grave. Javid lo aclamó como «una revolución para los más vulnerables y los inmunosuprimidos».

Anteriormente se esperaba que el medicamento se administrara a los pacientes a partir del próximo año, pero Boris Johnson y Javid se han visto presionados por la velocidad del lanzamiento de los antivirales. David Davis, exministro del Gabinete, llegó a desafiar al Primer Ministro sobre el tema en la Cámara de los Comunes la semana pasada.

Una fuente de Whitehall describió el lanzamiento como «aún más importante ahora que enfrentamos esta variante», y agregó: «Las vacunas son nuestra primera y mejor línea de defensa y lo seguirán siendo, en particular el programa de refuerzo, pero esta es otra línea de defensa que tenemos y necesitamos encontrar la mejor manera de utilizarlo.»

Además de los 480.000 cursos de Lagevrio, Reino Unido ha solicitado 250.000 cursos de ritonavir — un fármaco producido por Pfizer que se utiliza habitualmente para tratar el VIH / SIDA. Sin embargo, el ritonavir aún no ha recibido la aprobación de la MHRA.

Lagevrio — producido por Ridgeback Biotherapeutics y Merck Sharp & Dohme — actúa evitando que el virus Covid se multiplique, manteniendo los niveles bajos en el cuerpo y reduciendo la gravedad de la enfermedad. La MHRA dijo que el medicamento debe tomarse lo antes posible después de una prueba de Covid positiva y dentro de los primeros cinco días de los síntomas.

Los pacientes elegibles para recibir la píldora según el dictamen de la MHRA tendrán al menos un factor de riesgo para desarrollar Covid grave, como obesidad, diabetes, enfermedades cardíacas o tener más de 60 años.

Un resumen del estudio publicado por Antivirals Taskforce en el verano dijo que examinaría el impacto de los tratamientos en pacientes clínicamente vulnerables que dan positivo por Covid, así como en algunos contactos domésticos no vulnerables de aquellos que dan positivo en la prueba. No está claro si personas no vulnerables serán incluidas en el programa piloto.

El Gobierno parece haber reducido la ambición original del Grupo de Trabajo sobre Antivirales del Reino Unido — creado por el predecesor de Javid, Matt Hancock, en abril — de ofrecer tratamientos a todos los pacientes de Covid a solo proporcionar medicamentos a aquellos considerados clínicamente vulnerables, como personas con enfermedades preexistentes que no pueden recibir una vacuna.

A medida que la variante Ómicron continuaba extendiéndose en Reino Unido, asesores gubernamentales sugirieron que una extensión del requisito actual de usar mascarillas en tiendas y transporte público hasta el nuevo año puede ser inevitable.

«Sospecho que puede ser [extendido],» dijo un miembro del comité de asesores científicos Sage. «Sabemos que esas restricciones funcionan, y se pueden utilizar en un entorno masivo.»

Varios ministros del Gabinete dijeron que consideraban las restricciones actuales «proporcionadas» mientras los ministros esperan los primeros datos sobre la relación entre Ómicron, hospitalizaciones y muertes.

Un ministro principal advirtió que si bien «pueden hacer frente» a que el requisito de uso de mascarillas se extienda más allá de la revisión inicial de tres semanas a finales de este mes, continuar con el nuevo requisito de autoaislamiento para los contactos vacunados de personas con Ómicron encontraría «algún rechazo» ante la falta de datos que justifiquen la decisión.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s