Ministra del interior planea frenar la inmigración ‘al estilo griego’

THE DAILY TELEGRAPH — SÁBADO, 20 DE NOVIEMBRE DE 2021

Solicitantes de asilo tendrán que seguir estrictas reglas en nuevos centros de detención, o se podrá rechazar sus solicitudes de permanencia en el país

La ministra del interior británica Priti Patel planea una ofensiva fronteriza al estilo griego, con nuevas restricciones para solicitantes de asilo ante el número crítico de inmigrantes procedentes de Europa.

Los inmigrantes del Canal de la Mancha retenidos en nuevos centros de recepción especialmente diseñados tendrán que obedecer reglas estrictas, o arriesgarse a perder su derecho a solicitar asilo.

La titular de la Home Office planea tomar el modelo para sus centros de los campamentos para solicitantes de asilo que está construyendo Grecia, donde los inmigrantes enfrentan controles de rutina en sus movimientos junto con toques de queda para evitar fugas.

«Si violan las reglas, ello podría afectar sus solicitudes de asilo,» dijo una fuente del Gobierno de Reino Unido. «Se les indicará que tendrán que estar dentro del centro a determinada hora. Esas son reglas justas para operar si se proporciona comida y alojamiento. Los griegos ponen restricciones, como los horarios.»

Los inmigrantes también podrían recibir ‘apps de asilo’ para hacer seguimiento del avance de sus solicitudes en smartphones o en los ordenadores de los centros.

Patel ha quedado impresionada por la forma en que Grecia ha digitalizado su proceso de solicitudes de asilo de principio a fin realizando seguimiento de los casos, acelerando decisiones y ahorrando millones en trámites innecesarios.

La noticia se conoce a raíz del intento de atentado con una bomba en Liverpool por un fallido solicitante de asilo que todavía estaba en Reino Unido siete años después de que su solicitud fuera rechazada por primera vez. Se cree que Emad al-Swealmeen tenía problemas de salud mental que fueron agravados por el prolongado proceso.

Durante un viaje a Estados Unidos, Patel elogió a Grecia por haber adoptado un enfoque ‘muy diferente’ al de la UE, como las controvertidas tácticas de ‘reversa’ que hacen retroceder a embarcaciones en el mar.

«No han decidido ser parte del bloque de competencias de la UE,» dijo la ministra, quien a principios de esta semana lanzó un ataque contra las fronteras abiertas de la UE — el espacio Schengen — por alimentar una ‘masiva crisis de inmigración’ que ha provocado un aumento récord de los cruces ilegales en el Canal de la Mancha.

Más de 24.500 inmigrantes ya han llegado a Reino Unido este año, casi el triple del total de todo 2020. Esa cifra incluye a más de 5.000 solo en noviembre, el total mensual más alto de la historia, a pesar de que el clima es más frío y las condiciones del mar más riesgosas.

En una entrevista exclusiva con The Telegraph, el primer ministro griego Kyriakos Mitsotakis respaldó los pedidos de controles más estrictos y advirtió que la libertad de movimiento en la UE estaría «terminada» si los líderes no protegen con firmeza las fronteras del bloque.

«No vamos a abrir las puertas de par en par y dejar entrar a inmigrantes,» dijo. «Los líderes de la UE saben que si eso sucede, se acaba Schengen. La libertad de movimiento se acaba.»

«Países como Suecia, Dinamarca, Holanda y otros simplemente romperán las fronteras. Necesitamos fronteras exteriores fuertes.»

Alexander Lukashenko, el presidente de Bielorrusia, ha atraído a miles de inmigrantes de países como Irak para obligarlos a cruzar las fronteras con Polonia, Letonia y Lituania, países miembros de la Unión Europea. La situación en la frontera con Polonia ha alcanzado un punto crítico en la última quincena.

El viernes, se supo que Alemania se ha convertido en un objetivo para los inmigrantes, y el 60% de los que intentan cruzar el Canal de la Mancha ingresan a Francia el mismo día en que lo intentan. Las bandas delictivas colocan inmigrantes y botes en Alemania, para transportarlos por la noche a través de Bélgica y hacia Francia y finalmente cruzar el Canal de la Mancha.

«Alemania se ha convertido en la base establecida para bandas criminales y pandillas que emparejan [a inmigrantes con embarcaciones],» dijo una fuente del Gobierno. La fuente advirtió que Francia lucha por contener a los inmigrantes, que se vuelven cada vez más violentos. Patel ha resaltado el papel de Alemania con su homólogo alemán.

Por su parte, el presidente francés Emmanuel Macron acusó el viernes a Gran Bretaña de oscilar «entre la asociación y la provocación» sobre el flujo de inmigrantes en el Canal.

Hablando en el norte de Francia, Macron dijo que buscaría una cooperación más estrecha con la UE para detener el flujo hacia la costa, pero que había un problema entre Londres y París.

«Tenemos a los británicos, que oscilan entre la asociación y la provocación,» dijo. «Necesitamos fortalecer aún más la colaboración. Si aquellos que quieren unirse a Gran Bretaña tienen familia allí, debe ser parte de una reunificación familiar. Si son contrabandeados, tenemos que romper este sistema.»

«Debemos tomar varias acciones: prevenir el establecimiento de campamentos duraderos, actuar para desmantelar las redes de contrabando y fortalecer el trabajo con los países de origen para prevenir estos flujos.»

Sin embargo, a los funcionarios británicos les preocupa que Francia no haya desplegado fuerzas especializadas en la costa norte como lo hicieron en 2015, cuando se desplegó en la zona a 3.500 efectivos de élite de la Compagnie Republicaine de Securité con escuadrones de asalto móviles.

Hasta ahora, solo se ha enviado a 200 oficiales de reserva de la Gendarmerie adicionales — en virtud del acuerdo de £54 millones entre Reino Unido y Francia — para impulsar las patrullas y la vigilancia en las playas del norte francés.

En el verano, Patel visitó uno de los primeros campamentos de Grecia en la isla de Samos, donde los solicitantes de asilo tienen que cumplir un toque de queda a las 8 pm para evitar castigos por violar las reglas. Los inmigrantes pueden salir del campo solo si utilizan sus huellas dactilares para pasar por los puntos de control con torniquetes de acero, y así informar a las autoridades del campo quién está en el lugar y quién no.

Según el derecho internacional, los solicitantes de asilo no pueden ser detenidos y deben tener libertad para salir, pero funcionarios de la Home Office creen que se podría imponer condiciones para evitar que se fuguen. Eso incentivaría a los inmigrantes a cumplirlas, porque las infracciones se tendrían en cuenta como parte de su solicitud de asilo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s