¿Cuándo retroceden los relojes? Y… ¿por qué seguimos cambiando la hora?

Reino Unido vuelve esta noche a la hora del meridiano de Greenwich. Foto de los relojes de One Canada Square en Canary Wharf, distrito financiero londinense. Crédito: andreasgr92 / flickr (CC BY 2.0)

Ya es momento de discutir si todavía necesitamos la ‘hora GMT’

Las hojas están cayendo para cambiarse por nuevas, las temperaturas van bajando y el sol sale un poco más tarde cada día. Y en octubre, los relojes cambian.

En las primeras horas de mañana domingo 31 de octubre, a las 2 exactamente, Reino Unido volverá a la hora del meridiano de Greenwich (GMT) retrocediendo sesenta minutos para convertir las 2 en la 1 de la mañana, lo que marca oficialmente el final del verano británico. Una forma inteligente de recordar la regla de cambio de hora es «en primavera adelanto una hora, en otoño quito una hora». Esto significará que en las mañanas habrá más luz, pero las tardes serán más oscuras.

Desde la hora en el complejo vacacional real de Sandringham, hasta porqué seguimos cambiando la hora en verano, aquí tienes todo lo que necesitas saber sobre el cambio de horario de otoño.

¿Cuándo terminará la maldita oscuridad?

No volveremos a tener noches claras hasta el miércoles 27 de marzo de 2022, en que los relojes se adelantarán nuevamente a la 1 am y comience el horario de verano británico.

¿Qué tan oscuro se pone Reino Unido en invierno?

En Reino Unido el día más largo, también conocido como solsticio de verano, fue el 21 de junio con 16 horas y 38 minutos de luz diurna. En el día más corto, el martes 21 de diciembre, esto se reducirá a alrededor de solo siete horas y 49 minutos.

Horario de verano: ¿De quién fue la idea?

El constructor inmobiliario William Willett introdujo la idea del British Summer Time [horario de verano británico], también conocido como Daylight Saving Time [horario de ahorro de luz diurna], en 1907.

Casualmente, Willett es tatarabuelo de la voz principal del grupo de rock Coldplay, Chris Martin.

Entusiasta del aire libre, Willett notó que durante el verano la gente todavía dormía cuando ya había salido el sol, y quiso evitar que los británicos desperdiciaran valiosas horas de luz. En aquel entonces, los relojes estaban ajustados a la hora del meridiano de Greenwich (GMT), lo que significa que había luz a las 3 de la mañana y estaba oscuro a las 9 de la noche en pleno verano.

Willett publicó un panfleto llamado The Waste of Daylight en un intento por sacar a la gente de la cama más temprano cambiando los relojes de la nación, argumentando que no solo mejoraría la salud y la felicidad, sino que le ahorraría al país £2,5 millones [unos £309 millones de hoy].

Propuso que los relojes se adelantaran 80 minutos en cuatro pasos incrementales durante abril y se invirtieran de la misma manera durante septiembre. Sin embargo, su idea fue tachada de ridícula, y el proyecto de ley de ahorro de luz diurna no avanzó en el Parlamento cuando se presentó en 1909.

Willett, sin embargo, no se amilanó. Pasó el resto de su vida tratando de convencer a la gente de que su plan era bueno. Lamentablemente murió de gripe en 1915, a la edad de 58 años — un año antes de que Alemania adoptara su plan de cambio de horario el 30 de abril de 1916, en que sus relojes se adelantaron a las 11 pm.

Gran Bretaña hizo lo mismo un mes después, el 21 de mayo, y siguieron Bélgica, Dinamarca, Francia, Italia, Luxemburgo, Holanda, Noruega, Portugal, Suecia y Turquía.

Para entonces, Gran Bretaña y Alemania se estaban enfrentando en la Primera Guerra Mundial (1914-18), y valía la pena probar un sistema que pudiera quitar presión a la economía y ahorrar combustible.

La Ley del Horario de Verano de 1916 fue rápidamente aprobada por el Parlamento y el primer día del horario de verano británico, el 21 de mayo de 1916, se informó ampliamente en la prensa.

En aquel entonces, las manecillas de muchos de los relojes no retrocedían sin romper el mecanismo, y sus poseedores tuvieron que adelantar el reloj 11 horas cuando finalizó el horario de verano, el 1 de octubre de 1916.

La Home Office colocó carteles especiales en las calles que indicaban a la gente cómo reajustar sus relojes al GMT, y los periódicos nacionales también dieron consejos al respecto.

Los esfuerzos de Willett — quien falleció en su domicilio cerca de Bromley (Kent) — se recuerdan con un reloj de sol conmemorativo en el cercano pueblo de Petts Wood, que se encuentra permanentemente en horario de verano.

La Daylight Inn [Posada de la luz diurna] en Petts Wood lleva su nombre en su honor, y hay una carretera que se llama Willett Way.

Willett no fue el único que se dio cuenta del potencial de aprovechar las horas de luz del día desperdiciadas. Ya en 1784, Benjamin Franklin, uno de los padres fundadores de Estados Unidos, había escrito una carta al Journal de Paris burlándose del hecho de que la gente durmiera a la luz del día y gastaba velas y combustible para la luz por la noche. Franklin incluso sugirió un impuesto a las ventanas cerradas y despertadores públicos para resolver el problema.

¿La diferencia horaria siempre ha sido de una hora?

Hoy en día los relojes casi siempre se atrasan o adelantan una hora, pero a lo largo de la historia ha habido varias variaciones, como medio ajuste (30 minutos) o doble ajuste (dos horas), y también se han utilizado ajustes de 20 y 40 minutos. Se utilizó un ajuste de dos horas en varios países durante la década de 1940 y ocasionalmente en otros lugares.

En Nueva Zelanda se utilizó un ajuste medio en la primera mitad del siglo XX. La isla australiana de Lord Howe (UTC+10:30) sigue un horario de horario de verano en el que los relojes se adelantan 30 minutos a UTC+11, que es el horario de verano del este de Australia (AEDT) durante el horario de verano.

En 1940, durante la Segunda Guerra Mundial, los relojes en Gran Bretaña no se retrasaron una hora al final del horario de verano; en los años siguientes sí se adelantaron una hora cada primavera y se retrasaron una hora cada otoño hasta julio de 1945. Durante estos veranos, por lo tanto, Gran Bretaña se adelantó dos horas al GMT y operaba en el horario de verano doble británico (BDST).

Los relojes se ajustaron a GMT a finales del verano de 1945. En 1947, debido a la grave escasez de combustible, los relojes se adelantaron una hora en dos ocasiones durante la primavera y se retrasaron una hora en dos ocasiones durante el otoño, lo que significa que Gran Bretaña volvió a estar en BDST durante ese verano.

Argumentos para terminar con el horario de verano

Quienes están en contra del cambio dicen que no queda claro si se logra algún ahorro de energía, mientras que también existen riesgos potenciales para la salud.

Los críticos afirman que las mañanas más oscuras son peligrosas para los niños que caminan a la escuela y el argumento del ahorro de energía puede no ser válido si las personas encienden ventiladores y unidades de aire acondicionado durante las noches más claras y cálidas (lo cual, a decir verdad, es poco probable que moleste a alguien en Reino Unido).

En 2011, la parlamentaria conservadora Rebecca Harris presentó un proyecto de ley que pedía el ahorro de luz durante todo el año, pero no logró completar su aprobación por el Parlamento antes del final de la sesión y fue descartado.

Una encuesta de YouGov ese mismo año encontró que el 53% de los británicos apoyaba adelantar los relojes una hora de forma permanente, mientras que el 32% se oponía al cambio. Las propuestas fueron recibidas con menos calidez por la población escocesa; Alex Salmond calificó la campaña como un intento de «sumergir a Escocia en la oscuridad de la mañana» y su colega del SNP, el diputado Angus MacNeil, dijo que cualquier cambio tendría «implicaciones graves para la seguridad y el bienestar de todos los que viven al norte de Manchester».

«No es ningún secreto que los conservadores del sur quieren dejar Escocia en la oscuridad, pero fijar los relojes al horario de verano británico significaría que el amanecer no rompería en Escocia hasta casi las 9 de la mañana,» dijo.

MacNeil tenía razón. Después de un ensayo de 1968 a 1971, cuando se empleó el BST durante todo el año, el norte de Escocia vio un aumento neto en el número de personas muertas o heridas de gravedad.

El sol no salía del todo hasta las 10 de la mañana en partes de Escocia, y los aproximadamente 1.000 productores de leche del país — que se levantaban antes de las 5 de la mañana — tendrían que trabajar durante horas en la oscuridad. Otros agricultores y trabajadores de la construcción, que necesitan luz solar para realizar su trabajo, terminarían teniendo que trabajar más tarde en la noche.

Algunas personas deseosas de llegar a un punto medio han sugerido que los relojes cambien en el Muro de Adriano y no en Calais.

Philip Broom escribió en la página web de la National Farmer’s Union (NFU) en 2011: «Definitivamente no. La combinación no comenzará hasta el mediodía y luego tendrá que continuar hasta las 11 en punto. Nuestro día ya es suficientemente largo.»

El participante ‘A Thomas’, que también escribió en el sitio de NFU, estaba preocupado de que «los jóvenes que tienen fiestas ruidosas o barbacoas en los jardines, y los jóvenes merodeando por las calles, conviertan esto en una pesadilla para las personas que se levantan temprano en la mañana para trabajar».

En agosto de 2018, la Comisión Europea anunció que una consulta reciente había revelado que más del 80 por ciento de los ciudadanos de la UE estaban a favor de abolir el cambio de hora. Jean-Claude Juncker dijo: «Realizamos una encuesta, millones respondieron y creen que en el futuro el horario de verano debería funcionar todo el año, y eso es lo que sucederá.»

Actualmente, los 28 estados miembros de la UE deben retroceder una hora en sus relojes el último domingo de octubre y adelantarla el último domingo de marzo. Sin embargo, en marzo de 2019 el Parlamento Europeo votó a favor de la propuesta de abolir la práctica a partir de 2021.

Algunos tienen muchas cosas a las cuales dar cuerda…

Piense en el personal de la Royal Collection [la extensa colección de obras de arte y objetos decorativos de la corona británica]: pasarán más de 50 horas ajustando más de 1000 relojes repartidos por las residencias oficiales de la reina Isabel II.

Después de meses de planificación, el personal del Palacio de Buckingham, el Castillo de Windsor y el Palacio de Holyroodhouse en Edimburgo comienzan a trabajar en las primeras horas de la mañana para asegurarse de que la hora se establezca con precisión.

Hay 379 relojes en el Castillo de Windsor, 500 en el Palacio de Buckingham y 80 en el Palacio de Holyroodhouse, entre los que hay relojes de órgano, astronómicos, musicales y mecánicos.

Waddesdon Manor — la casa de los Rothschild en Buckinghamshire — también tiene relojes en casi todas las habitaciones (además de numerosos relojes en la colección), y la mayoría funciona.

La impresionante colección de Waddesdon incluye relojes de algunos de los relojeros más importantes de la historia como Julien Le Roy, relojero del rey Luis XV, lo que significa que se debe tener el máximo cuidado y atención al manipularlos.

A lo largo de las décadas ha habido varias pruebas de cambio, del horario de verano doble (GMT+2) durante la Segunda Guerra Mundial al horario de verano británico permanente (GMT+1) a fines de la década de 1960 — pero el sistema actual de cambiar la hora en marzo y octubre se ha mantenido en vigor desde 1972.

Sus partidarios dicen que reduciría los accidentes de tráfico, ahorraría energía, impulsaría el turismo y alentaría a más personas a hacer ejercicio al aire libre. En la década de 1980, la industria del golf estimó que un mes adicional de ahorro de luz diurna podría generar hasta $400 millones (£246.6 millones) al año en ventas y tarifas adicionales.

El horario de verano «afecta todo, desde el terrorismo hasta la asistencia a los music hall londinenses, la participación de los electores, los delitos callejeros, la jardinería y las ganancias de las estaciones de radio,» dijo David Prerau, autor de Saving the Daylight: Why We Put the Clocks Forward [Salvemos la luz del día: porqué adelantamos los relojes].

Este debate se remonta a años atrás, y el futuro de la hora británica aún no estaría quedando claro.

La hora de Sandringham es GMT+30 minutos

Una complicación adicional para los trabajadores de la corona entre los años 1901 y 1936 fue el concepto de la hora de Sandringham — introducido por el príncipe Alberto de Gales, quien sería el rey Eduardo VII. Gran aficionado a la cacería, quería aprovechar al máximo la luz del día de invierno, por lo que ordenó que todos los relojes de la finca se ajustaran media hora antes.

La tradición fue continuada por el rey Jorge V después de acceder al trono en 1925, pero el rey Eduardo VIII la abolió en 1936 poco antes de su abdicación.

Cómo enfrentar el cambio de hora

  • En los días siguientes al cambio de hora las mañanas son más claras, así que asegúrese de que las habitaciones provean oscuridad voluntariamente con persianas o cortinas.
  • Modifica tu hora de acostarte unos 10 minutos días antes del cambio, para que te adaptes a la nueva hora.
  • Mantén la rutina de tu hora de acostarte. Prepárate para ir a la cama en el mismo orden, p. ej., pijama puesto, cepillado de dientes, cuento antes de dormir.
  • Apaga todas las pantallas al menos una hora antes de acostarte.
  • Toma una bebida láctea tibia para estimular la somnolencia. Evita comida y bebida estimulante justo antes de dormir.
  • Asegúrate de que todos los relojes hayan sido cambiados.

Artículo de Redacción
Publicado/actualizado en The Daily Telegraph el sábado, 30 de octubre de 2021

Traducido al español por Alejandro Tellería-Torres

Enlace al artículo original en inglés: https://www.telegraph.co.uk/news/2021/10/30/when-clocks-change-go-back-2021-uk-what-date-day-why/

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s