Boris Johnson elimina ‘lista roja’ a tiempo para vacaciones

THE SUNDAY TELEGRAPH — DOMINGO, 3 DE OCTUBRE DE 2021

Cuarentena a punto de ser derogada en casi todo el mundo mientras primer ministro británico prepara la ‘normalidad’ post-Covid

Las draconianas restricciones de viaje por el virus Covid-19 serán levantadas en decenas de importantes destinos internacionales en unos días, mientras Boris Johnson se prepara para anunciar planes que llevarán a la sociedad y la economía de regreso a la “normalidad”, luego de lo peor de la pandemia.

The Telegraph entiende que los 54 países en la “lista roja” del Gobierno terminarán siendo solo nueve esta semana, y se espera que Sudáfrica, Brasil y México estén abiertos a viajes sin cuarentena a tiempo para el half-term [vacaciones escolares] de octubre.

Cabo Verde e Indonesia también serán eliminados de la lista roja, la cual exige a los viajeros procedentes de esos países hacer cuarentena en hoteles designados.

Tailandia podría convertirse también en un destino libre de cuarentena, pero funcionarios dijeron que eso sería “un poco más difícil”.

Se espera que los cambios — que permitirán a los viajeros con pauta completa de vacunación visitar países sin tener que autoaislarse a su regreso — sean anunciados el jueves, luego de la revisión programada de la lista actual.

La medida daría lugar a un aumento en las reservas de viajes de negocios y turismo, ya que amplía significativamente la cantidad de destinos que ofrecen sol en invierno.

La flexibilización planificada de las restricciones marca un cambio dramático en el enfoque del Gobierno hacia los viajes al extranjero, luego de meses de protestas por parte de organismos de la industria y parlamentarios conservadores debido a las restricciones.

En un ataque particularmente fuerte, la ex primera ministra Theresa May advirtió en el verano que Gran Bretaña estaba “quedando a la zaga de Europa respecto a las decisiones de apertura”.

Las tasas de hospitalización por Covid-19 han desafiado al modelado informático que proyectaba que las admisiones diarias podrían ascender a 7.000 este mes — cuando en realidad parecen haberse estancado en 600.

La medida se produce cuando Johnson se prepara para reiniciar la agenda nacional del Partido Conservador, luego del impacto devastador del virus Covid-19 y las restricciones del Gobierno.

El sábado por la noche — víspera de la conferencia anual del Partido Conservador en Manchester — el primer ministro británico dijo que el despliegue nacional de la vacuna “ha salvado miles de vidas, evitado innumerables hospitalizaciones y permitido que la economía y la sociedad comiencen a volver a la normalidad”.

“No hemos pasado por la covid solo para volver a cómo eran las cosas antes, al status quo anterior,” añadió.

“Reconstruir mejor significa que queremos que las cosas cambien y mejoren a medida que nos recuperamos.”

Una fuente de Whitehall dijo: “Esperamos fuertes reducciones en la lista roja. Podrían quedar solo nueve países en la lista.”

La fuente dijo que los ministros todavía querían mantener las restricciones para protegerse contra las variantes de Covid-19, pero que el Gobierno quería evitar una política de viajes que “esté innecesariamente restringida”.

“Se mantendrá la cuarentena dirigida, pero en menos lugares,” dijo la fuente. Una segunda fuente confirmó que la lista roja debe reducirse “sustancialmente”.

El lunes, el Gobierno debe reemplazar el actual sistema de semáforos con un esquema de dos niveles — que fusiona las listas verde y ámbar en una sola categoría de “resto del mundo”.

Los viajeros a países que permanezcan en la lista roja o “prohibidos” deberán hacer en cuarentena en un hotel designado por el Gobierno a su regreso a Reino Unido.

Además de enfrentar a un fuerte lobby de parlamentarios y autoridades de la industria en Gran Bretaña, el Gobierno ha estado bajo presión de muchos de los países en su lista roja para aliviar estas restricciones.

La semana pasada, Cyril Ramaphosa, el presidente sudafricano, utilizó un discurso a la nación para revelar que había estado presionando personalmente a Johnson para que eliminara al país de la lista roja de Reino Unido.

Ramaphosa dijo que “expuso el caso de Sudáfrica” ​​a Johnson, quien “lo entendió muy bien”.

“Esperamos un resultado positivo cuando el tema sea revisado en los próximos días por sus científicos,” dijo.

Una fuente familiarizada con las discusiones en Whitehall dijo que los ministros se han asegurado de que la variante Beta — que causó gran preocupación el invierno pasado — ha “desaparecido en gran parte” de Sudáfrica.