Gobierno allana el camino para un duro ‘Plan B’ con reglas estrictas de Covid

THE OBSERVER — DOMINGO, 24 DE OCTUBRE DE 2021

Consultan a ayuntamientos sobre apoyo a medidas ante advertencia médica de que NHS sufriría ‘triple golpe’ invernal

Hay nuevas evidencias de que el Gobierno británico está preparándose a implementar su ‘Plan B’ en Inglaterra para combatir la propagación del Covid-19, luego de advertencias de autoridades de salud de que un ‘torbellino de presiones’ rodea al NHS.

En la señal más clara hasta la fecha de que Whitehall considera efectivamente medidas adicionales, The Observer ha sabido que la Agencia de Seguridad Sanitaria del Reino Unido (UKHSA) se ha puesto en contacto con autoridades de gobiernos locales el viernes para evaluar su nivel de apoyo a la “implementación inmediata del plan de invierno / plan B”.

La noticia se conoce luego que autoridades médicas advirtieran que ya se están cancelando intervenciones quirúrgicas por escasez de personal del NHS, y que puede caer en la seguridad social británica un «triple golpe» de enfermedades respiratorias este invierno, sobre todo covid, gripe y virus respiratorio sincicial (VRS), que causa síntomas de resfriado común pero puede ser grave para niños y adultos mayores.

Hasta ahora, el primer ministro británico Boris Johnson se ha resistido públicamente a la sugerencia de implementar el Plan B — un menú de medidas como el uso de pasaportes de vacunas en lugares de alto riesgo y reuniones masivas, así como también exigir legalmente el uso de recubrimiento facial en algunos lugares.

Sin embargo, en un memorando marcado como «oficial – sensible», la UKHSA afirma estar buscando urgentemente opiniones de directores ejecutivos y autoridades municipales para que se transmitan directamente a la Oficina del Gabinete. «Este es un cambio de rumbo repentino, como se puede apreciar, por lo que una idea de cómo sería su colaboración sería realmente útil,» anotó la institución.

Un portavoz de UKHSA se negó a comentar sobre la filtración, y agregó: «Es parte del papel de UKHSA brindar asesoramiento al Gobierno sobre la respuesta en curso a la pandemia». Un portavoz del gobierno dijo: “Estamos monitoreando de cerca todos los datos, y el primer ministro ha dejado claro que aún no muestra que el plan B sea necesario. Pero está listo en caso de que necesitemos actuar para evitar un aumento de hospitalizaciones que ejerza una presión insostenible sobre el NHS.»

Downing Street todavía espera que un programa de acelerado de refuerzo de vacunación evite la necesidad de medidas adicionales.

El primer ministro emitió el sábado un llamado desesperado a todos los mayores de 50 años, para que reciban una vacuna de refuerzo cuando se les convoque. «Las vacunas son el camino que tomaremos este invierno,» dijo Johnson. “Hemos logrado un avance fenomenal, pero nuestro trabajo aún no ha terminado y sabemos que la protección de la vacuna puede disminuir después de seis meses. Para mantenerte a ti mismo, a tus seres queridos y a todos los que te rodean a salvo, ponte tu vacuna de refuerzo cuando recibas la llamada.»

“Esta es un llamado a todos, seas elegible para un refuerzo, que aún no hayas llegado a tu segunda dosis o que tu hijo sea elegible para una dosis: las vacunas son seguras, salvan vidas y son nuestro camino para salir de esta pandemia.»

El sábado se reportaron otros 44.985 casos de Covid, más de 4,000 menos que el día anterior, y 135 muertes en Inglaterra. luego que uno de los asesores científicos del Gobierno dijera que temía otra «navidad confinada». El profesor Peter Openshaw, miembro del Grupo Asesor de Amenazas de Virus Respiratorios Nuevos y Emergentes (Nervtag), dijo que implementar medidas ahora ‘para reducir las tasas de transmisión’ era clave para tener ‘una maravillosa Navidad familiar en la que todos podamos estar de nuevo juntos’.

A pesar de las afirmaciones ministeriales de que quedan miles de camas disponibles en el NHS, autoridades médicas dijeron que las operaciones ya se estaban cancelando. El doctor Stephen Webb, presidente de la Sociedad de Cuidados Intensivos, dijo: “En muchos lugares, se está cancelando la cirugía urgente planificada que debe realizarse. No se debe a la falta de camas físicas, sino a la falta de personal para poder abrir esas camas. Nos hemos enterado de la cancelación de una cirugía cardíaca urgente, y la de una cirugía mayor de intestino, porque estos pacientes necesitan camas de cuidados intensivos posoperatorios. Eso no es solo en una o dos áreas, es en todo el país.»

Funcionarios del NHS advirtieron, por su parte, que las presiones de covid se estaban sumando a los problemas de personal, los esfuerzos para lidiar con los retrasos en las cirugías, las largas esperas en las salas de emergencia y las dificultades causadas por otras infecciones. «Es todo un conjunto de cuestiones que se unen, que forman un torbellino de presiones,» dijo Saffron Cordery, subdirectora ejecutiva de NHS Providers. «Lo que la covid ha hecho es exacerbar estos problemas y agregar algunas cosas adicionales.»

Matthew Taylor, director ejecutivo de la Confederación del NHS, que ya ha solicitado el Plan B, dijo: “Ustedes [el Gobierno] tienen que reconocer que necesitamos una movilización nacional. Deben reconocer que se avecina una crisis de salud y asistencial durante los próximos tres o cuatro meses y aceptarla, reconocerla y alentar al público a hacer todo lo posible para ayudar. Es posible que debamos acostumbrarnos al hecho de que la campaña de refuerzo debe realizarse cada seis meses y prepararnos para eso, así que saludamos que el Gobierno haya empezado a sondear el Plan B.»

Un prestigioso científico también ha advertido que la nación enfrenta un «triple golpe» de enfermedades respiratorias este invierno. Además de la covid y la gripe, viene la amenaza de una enfermedad provocada por el VRS — una de las causas más comunes de tos y resfriados en invierno. Para la mayoría de las personas, la infección causa una enfermedad respiratoria leve, pero en los muy jóvenes y los ancianos, las infecciones por VSR pueden desencadenar enfermedades graves como bronquiolitis y neumonía, y pueden provocar hospitalización e incluso la muerte.

“Tuvimos muy pocos, casi ningún caso, de VSR el año pasado y eso es una preocupación,”, dijo el profesor David Matthews, virólogo principal de la Universidad de Bristol. “La inmunidad al VRS solo dura un par de años después de contagios previos. Debido al confinamiento, las tasas de VRS fueron muy bajas en Reino Unido el invierno pasado. Eso significa que queda muy poca inmunidad contra el VRS en la población. En buena medida, no existe una vacuna contra el VRS para proteger contra la enfermedad.»

El país es ahora muy vulnerable a las infecciones por VRS, dijo Matthews. “Esta es una preocupación real, porque estas infecciones son muy capaces de llevar tanto a los ancianos como a los muy jóvenes al hospital, y en la actualidad probablemente nos queda muy poca inmunidad a la enfermedad.»

“Junto con la gripe y el virus Covid-19 enfrentamos un triple golpe este invierno, uno que podría tener un impacto nefasto en el NHS. Es sumamente preocupante. Es otra razón por la que necesitamos mantener los casos de covid al mínimo, y obtener vacunas (de refuerzo y para niños) en la mayor cantidad de personas posible.»

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s