Retirarían ciudadanía británica sin previo aviso

Priti Patel, ministra del interior de Reino Unido. Foto: Roger Harris / House of Lords

Cláusula agregada a proyecto de ley de nacionalidad y fronteras parece permitir que la Home Office actúe retroactivamente en algunos casos

Se podría retirar la ciudadanía británica a las personas sin previo aviso, según una propuesta de cambio de regla que se ha agregado sigilosamente al proyecto de ley de nacionalidad y fronteras.

La cláusula 9 del proyecto de ley, «Aviso de decisión de privar a una persona de la ciudadanía», actualizada a principios de este mes, exime al Gobierno de tener que dar aviso si no es «razonablemente factible» hacerlo, y no tiene intereses de seguridad nacional, relaciones diplomáticas ni ningún tipo de interés público.

Los críticos dicen que eliminar la ciudadanía — como en el caso de Shamima Begum, quien huyó de Gran Bretaña cuando era una colegiala para unirse a Estado Islámico en Siria — ya es un poder contencioso, y eliminar el requisito de notificación haría que los poderes de la Home Office [ministerio del interior] sean aún más draconianos.

Frances Webber, vicepresidenta del Instituto de Relaciones Raciales, dijo: “Esta enmienda envía el mensaje de que ciertos ciudadanos, a pesar de haber nacido y crecido en Reino Unido y no tener otro hogar, siguen siendo inmigrantes en este país. Su ciudadanía, y por tanto todos sus derechos, son precarios y contingentes.

“Se basa en medidas anteriores para despojar de la ciudadanía a los ciudadanos con doble nacionalidad nacidos en Gran Bretaña (que en su mayoría pertenecen a minorías étnicas) y hacerlo mientras están en el extranjero, medidas que se desean utilizar principalmente contra musulmanes británicos. Se burla sin ambages de las obligaciones internacionales de derechos humanos y las normas básicas de equidad.»

Los poderes de la Home Office para despojar a algunos británicos de su ciudadanía se introdujeron después de los atentados de Londres de 2005, pero su uso aumentó durante el mandato de Theresa May como ministra del interior a partir de 2010, y se ampliaron en 2014.

El requisito de que el estado dé aviso previo ya venía debilitándose desde 2018, lo que permitía al Ministerio del Interior enviar un aviso poniendo una copia en el archivo de una persona, pero solo en los casos en que se desconocía su paradero.

La nueva cláusula eliminaría por completo la necesidad de notificación en una variedad de circunstancias. También parecería que se puede aplicar retroactivamente a casos en que un individuo haya sido despojado de la ciudadanía sin previo aviso antes de que la cláusula se convirtiera en ley, lo que genera dudas sobre la capacidad para apelarlas.

La directora de Reprieve — organización benéfica legal que trabaja contra graves abusos contra los derechos humanos — Maya Foa dijo: “Esta cláusula daría a Priti Patel un poder sin precedentes para eliminar ciudadanías en secreto, sin siquiera tener que decírselo a los afectados, y denegarles efectivamente una apelación. Bajo este régimen, una persona acusada de exceso de velocidad tendría más derechos que alguien en riesgo de ser privado de su nacionalidad británica. Esto demuestra una vez más la poca consideración que tiene este Gobierno por el estado de derecho.

“El gobierno norteamericano ha condenado el despojo de la ciudadanía como una negación peligrosa de responsabilidad para con sus propios ciudadanos. Los ministros deberían escuchar a nuestro aliado de seguridad más cercano, en vez de duplicar esta política profundamente equivocada y moralmente aborrecible.»

Otros cambios de reglas propuestos en el proyecto de ley ya han atraído críticas, como no admitir reclamos de ninguna persona que haya llegado a Reino Unido por una ruta ilegal, ya que se les criminaliza a ellos y a cualquiera que busque salvar sus vidas, y se otorga al personal de la Fuerza Fronteriza inmunidad de enjuiciamiento si las personas mueren en el Canal durante las operaciones de «retroceso».

Un comunicado de la Home Office dijo: “La ciudadanía británica es un privilegio, no un derecho. La privación de la ciudadanía por motivos favorables está reservada, con razón, para aquellos que representan una amenaza para Reino Unido o cuya conducta implique un daño muy grave. El proyecto de ley de nacionalidad y fronteras modificará la ley para que se pueda privar de la ciudadanía cuando no sea posible dar aviso, por ejemplo, si no existe forma de comunicarse con la persona.»

Artículo de Haroon Siddique
Publicado/actualizado en The Guardian el miércoles, 17 de octubre de 2021

Traducido al español por Alejandro Tellería-Torres

Enlace al artículo original en inglés: https://www.theguardian.com/politics/2021/nov/17/new-bill-quietly-gives-powers-to-remove-british-citizenship-without-notice

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s