‘Johnson prometió ayudarme en mi negocio para ganarse mi amor’

THE OBSERVER — DOMINGO, 14 DE NOVIEMBRE DE 2021

Mientras era alcalde de Londres, primer ministro dijo a Jennifer Arcuri: ‘yo seré tu impulso’

Extractos inéditos del diario de Jennifer Arcuri revelan detalles extraordinarios de cómo Boris Johnson habría pasado por encima de las recomendaciones de su personal, para promover los intereses comerciales de la empresaria estadounidense y así lograr hacerla su amante.

Según una publicación en el diario, el entonces alcalde de Londres incluso se ofreció a ser su «impulso» en el intento de acelerar la carrera empresarial de ella, afirmaciones que pueden reabrir la posibilidad de que Johnson enfrente una posible investigación criminal por presunción de inconducta funcional.

Las anotaciones del diario — que parecen haber sido escritas durante el romance de Arcuri con Johnson y han sido vistas por The Observer — también sugieren que violó las reglas que rigen la ética en cargos públicos en sus tratos con Arcuri.

Los extractos, escritos a mano, retratan a un Johnson desesperado por ofrecerle ayuda en la promoción de su incipiente negocio, mientras pretendía sostener una relación sexual con la entonces joven de 27 años.

Un párrafo recuerda cómo Johnson le dijo: “¿Cómo puedo ser el empuje, el impulso, el paso que tienes que dar para seguir tu carrera? Dime: ¿cómo puedo ayudarte?»

Arcuri entregó sus diarios al veterano periodista John Ware en 2019, después de que éste preparara un documental de ITV sobre su relación con Johnson.

A pedido de Ware, Arcuri ahora ha permitido la publicación de algunos de los extractos luego de las declaraciones de Johnson la semana pasada sobre la probidad pública, incluyendo la forma en que los parlamentarios que infrinjan las reglas de conducta «deben ser castigados».

A pesar de sus comentarios la semana pasada, Johnson nunca mencionó a Arcuri en su declaración de intereses cuando fue alcalde y, después de conocerse la noticia de su presunto romance en 2019, dijo que no había ningún interés que declarar.

Las revelaciones acumularán aún más presión sobre el primer ministro británico, después de 10 días de repetidas acusaciones de sordidez e improbidad por parte de parlamentarios conservadores, y de una creciente ira dentro de ese partido por la responsabilidad de Johnson y su manejo de la crisis.

La última encuesta de Opinium para The Observer muestra cómo ha minado el torrente de historias dañinas a Johnson y a su partido, dejando ahora al Partido Laborista por encima de los conservadores por primera vez desde enero de este año.

La encuesta coloca a los laboristas en un 37% (1 punto más), a los conservadores en un 36% (1 menos), a los liberal-demócratas en un 9%, a los verdes en un 7% y al SNP en un 5%. Los índices de aprobación personal de Johnson se han hundido a otro mínimo histórico de -21%. Hace quince días, los conservadores tenían una ventaja de 5 puntos sobre los laboristas.

En respuesta a las últimas revelaciones de Arcuri, un portavoz del Gobierno dijo: «Como alcalde, Boris Johnson cumplió con todos los requisitos legales del código de conducta de la Asamblea Metropolitana de Londres en ese momento.»

Los diarios, sin embargo, indican que Johnson acechaba a Arcuri, ofreciéndose a promover sus intereses comerciales con la aparente esperanza de que esto pudiera conducir a una relación sexual con la mujer que le apodó «Alex el Grande».

Una publicación del diario de 2012 dice que Johnson le dijo: “Apenas puedo controlarme cada vez que te veo. Me emocionas demasiado. Bebé, no podía esperar. Todo el año te he estado esperando. Todo el año. Me volviste loco. No he pensado en ninguna mujer como he pensado en ti.»

Los extractos que alegan que Johnson se jactó de ignorar los consejos de su personal — que le instaban a no ayudar a Arcuri a promover su compañía de tecnología Innotech — son aún peores.

Después de que Johnson aceptara la solicitud de Arcuri de que sea orador principal del lanzamiento de Innotech, Arcuri declara en una entrada del diario del 27 de febrero de 2013 que Johnson se jactó ante ella de que había rechazado el consejo de su personal de no asistir. Dice: “Solo quiero que sepas que vinieron a hablar conmigo y los mandé a volar. Me dijeron: ‘No vayas a este Innotech en abril’. Yo dije: ‘Sí, sí puedo y estaré allí’. Solo quiero hacer esto para hacerte feliz. Cómo deseo satisfacerte.»

Otro párrafo del diario, de noviembre de 2012, alega que Johnson le dijo a Arcuri: «Me vas a meter en muchos problemas». También afirma que su amante admitió que estaba al tanto de un conflicto de intereses cuando ella le pidió que «validara» públicamente su trabajo tecnológico.

Los miembros del comité de supervisión de la Autoridad Metropolitana de Londres, que actualmente investiga las acusaciones de conflicto de intereses durante el mandato de Johnson como alcalde de Londres, calificaron las revelaciones de «significativas».

La presidenta del comité, Caroline Pidgeon, hablando en su calidad de miembro de la asamblea, dijo que las notas del diario de Arcuri eran motivo de gran preocupación. «Este nuevo material de Jennifer Arcuri es significativo y la IOPC [Oficina Independiente de Conducta Policial] tal vez desee considerar si es necesario reabrir su investigación,» dijo.

El año pasado, el IOPC dijo que no iniciaría una investigación criminal sobre si Johnson abusó de su posición como alcalde para «beneficiar y recompensar» a Arcuri, quien recibió £126.000 de fondos públicos en forma de subvenciones para su negocio de tecnología y patrocinio de eventos. Además, recibió acceso a misiones de comercio exterior dirigidas por Johnson. Arcuri insiste en que ninguno de ellos fue concedido personalmente por Johnson y que a la fecha no existe ninguna evidencia de que lo hayan sido.

Los investigadores de IOPC nunca tuvieron acceso al diario escrito a mano de Arcuri, en las que ella tomó notas «textuales» de los aspectos más destacados de sus llamadas telefónicas y sus conversaciones.

Para que el IOPC abra una nueva investigación sobre si Johnson debe ser investigado por inconducta criminal, debe recibir una remisión del oficial de monitoreo del regulador de ética en función pública GLA, y luego investigar las nuevas acusaciones hechas por Arcuri en su diario. Un portavoz del GLA confirmó que su oficial de monitoreo evaluaría «cualquier nueva evidencia significativa» sobre la relación entre Arcuri y Johnson.

Aunque la policía decidió que no se justifica ninguna investigación, el IOPC concluyó que el hecho de no declarar el conflicto de intereses podría haber infringido el código de conducta de la GLA de 2012.

Al mismo tiempo que buscaba procurarse sexo con Arcuri en 2012, Johnson respaldó el código en el que se comprometía a no desprestigiar a la GLA al usar su posición para «conferir o asegurar de manera indebida a ellos mismos o a ninguna otra persona, una ventaja o desventaja».

En diciembre de ese año, Arcuri regresó a Estados Unidos. Igualmente, escribió que Johnson se le continuaba ofreciendo con frases como «¿De qué manera puedo ser la plataforma que lance tu carrera?» y agregando que el entonces alcalde estaba «siempre pensando en formas de complacerme».

Arcuri dice que Johnson nunca explicó que su relación planteaba un conflicto frontal con los Principios de Nolan, un estándar ético cuyo cumplimiento se espera de los titulares de cargos públicos y que promueven “el altruismo, la integridad, la objetividad y la honestidad” en la vida pública. Arcuri dice que nunca había oído hablar de Nolan hasta después de que conocerse la noticia de su relación, en el otoño de 2019.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s