METRO – JUEVES, 17 DE MAYO 2018

Deliveroo está repartiendo £10 millones entre su personal, pero su ejército de ciclistas conductores no recibirá ni un centavo.

La empresa de reparto de alimentos ha entregado folletos a los 2.000 empleados permanentes de la empresa anunciando que recibirán un promedio de £5,000 en acciones.

Pero, a pesar de ser parte integral del éxito de la empresa, los ciclistas que hacen el reparto se perderán el premio, ya que son contratistas teóricamente independientes.

El fundador y director ejecutivo Will Shu dijo que el premio era su

“forma de agradecer al personal de la empresa, una forma de asegurarse de que ésta sea verdaderamente nuestra empresa en todos los sentidos”.

Significa que los trabajadores podrán retirar dinero si Deliveroo vende acciones o se liquida.

Deliveroo ha equipado a los conductores con seguro de accidentes gratuito, pero no ha llegado a ofrecerles más beneficios porque correría el riesgo de tener que clasificarlos como personal.

Shu agregó que “los empleados de Deliveroo han convertido a la empresa en lo que es hoy en día, y lo que nos distingue es nuestro inmenso apetito por ganar, un fuerte enfoque y cuidado y una visión clara para el futuro.

"Nuestro crecimiento y éxito extraordinarios han sido posibles gracias al arduo trabajo, al compromiso y a la pasión de las personas que hacen que esta empresa sea lo que es, y que merecen reconocimiento. Por eso quiero que todos los empleados sean propietarios en Deliveroo y que tengan un interés real en el futuro de la compañía a medida que crecemos.”

Sin embargo, los sindicatos reaccionaron con enfado ante la noticia, describiendo la movida como otra bofetada en la cara para los conductores.

Mick Rix, representante nacional del sindicato GMB, dijo que “Deliveroo no estaría obteniendo ganancias si no fuera por el duro trabajo de sus miles de jinetes y socios de reparto. Ellos son los que llevan la compañía en sus espaldas.”

——–

En medio de la controversia sobre su padre, la madre de Meghan Markle, Doria Ragland, llegó a Reino Unido.

Ragland aparentemente ha abandonado el aeropuerto de Heathrow

en un convoy de automóviles VIP, antes de visitar a la reina Isabel II y otros miembros de la realeza antes de la ceremonia.

La madre, de 61 años, también irá a la capilla con su hija en la mañana de la ceremonia.

Esta semana, el padre de Meghan Markle ha concentrado la atención sobre la boda de su hija con el príncipe Harry, al sembrar incertidumbre sobre si la acompañará finalmente al altar.

Los padres de la novia están divorciados y, mientras que Harry ya ha sido fotografiado con su madre Doria Ragland, de 61 años, se especulaba aún sobre la relación con Thomas Markle, ex director de iluminación para telenovelas y comedias de televisión.

Miembros de la extensa familia de Meghan han llegado a Reino Unido sin haber recibido invitaciones para la boda.

Fanáticos entusiastas de Harry y Markle ya se están reuniendo en los miradores más importantes a las afueras de las imponentes murallas del castillo de Windsor, a pesar de que aún faltan tres días para

la boda.

METRO – MIÉRCOLES, 16 DE MAYO 2018

El padre de Meghan Markle ha tenido un cambio de opinión y finalmente podría asistir a la boda de su hija.

En la noche del lunes dijo que había sufrido un ataque al corazón, y que no quería ir tras revelarse que posó para fotos tomadas por paparazzi antes de la ceremonia.

Pero el sitio web TMZ cita el martes a Thomas Markle diciendo que ahora quiere ir a la boda en Windsor, si los médicos lo permiten.

“Detesto la idea de perderme uno de los mejores momentos de la historia y no llevar a mi hija al altar.”

Pero también dijo que los doctores todavía están realizando pruebas y que no es seguro si se le dará el alta hospitalaria a tiempo para la boda del fin de semana.

Los planes de boda aún no han sido cambiados oficialmente.

Se suponía que el

señor Markle se reuniría con la reina Isabel II esta semana, pero no está claro si la reunión se llevará a cabo.

La media hermana de Meghan Markle dice que su padre está bajo una “increíble” cantidad de estrés, debido a la presión implacable de reporteros y paparazzi que siguen sus movimientos en su casa de México.

Thomas Markle, director de fotografía retirado que trabajó en Hollywood durante muchos años, tiene más de 70 años. Está divorciado de la madre de Meghan Markle, Doria Ragland.

Su hija Samantha Markle dijo: ‘Estaba tan estresado. Han alquilado la casa al lado de la suya en México, cuatro o cinco reporteros; no puede abrir sus persianas, no puede ir a ninguna parte sin que le sigan.”

La boda real tendrá lugar el sábado en Windsor.

———-

Foto superior: la estrella de “Juego de Tronos” Emilia Clarke llama la atención de ‘Chewbacca’ en la alfombra roja de “Han Solo”, la nueva película de la saga de la Guerra de las Galaxias estrenada en el festival de cine de Cannes, ayer