Johnson enfrenta dilema del confinamiento ante sombrías advertencias científicas

THE OBSERVER — DOMINGO, 26 DE ABRIL DE 2020

Ministra del interior: 20.000 muertos es ‘un hito terrible’

El número de nuevos casos de Covid-19 diagnosticados es aún demasiado alto para permitir que se alivie pronto el confinamiento, han advertido principales científicos, al haber superado la cifra de muertes por el virus en hospitales de Reino Unido los 20.000 ayer sábado.

La ministra del interior Priti Patel describió la cifra como un “hito terrible” y un “momento profundamente trágico y conmovedor”, y afirmó que mostraba la necesidad de que el público británico “se mantenga fuerte” y permanezca en casa en el futuro previsible.

Otras 813 muertes fueron reportadas en hospitales, llevando el total de Reino Unido a 20,319. Esta cifra no incluye las muertes por Covid-19 en residencias de ancianos, hospicios y en la comunidad.

Dado que los ministros se han visto presionados para aliviar el confinamiento por grupos empresariales y parlamentarios conservadores preocupados por la difícil situación de pequeñas empresas en sus propios distritos electorales, los científicos han dicho que el descenso en el número de nuevos casos de coronavirus que se informan diariamente ha sido decepcionante y lento.

El profesor John Edmunds, miembro del SAGE — grupo de expertos en Covid-19 del gobierno — dijo que si el confinamiento se relajara ahora, el sistema mejorado de pruebas y seguimiento de contactos que se está implementando se vería afectado.

“La estrategia tras los planes para levantar el confinamiento se basa en la idea [de que] se puede controlar la epidemia evaluando a las personas para detectar contagios y luego seguir a sus contactos,” dijo Edmunds.

“Sin embargo, si levantamos el confinamiento ahora, el sistema de pruebas y seguimiento se vería abrumado. Tendremos que bajar los números de casos mucho más de lo que están ahora antes de que pensemos en levantar las restricciones actuales.”

El profesor Keith Neal de la Universidad de Nottingham estuvo de acuerdo en que el número de pacientes que fueron ingresados al hospital con Covid-19 seguía siendo demasiado alto. “Esta cifra diaria alcanzó su punto máximo el 5 de abril con 5.903 casos. Este sábado se ha situado en 3.583,” agregó. Esta última cifra fue incrementada por 1.330 casos adicionales de trabajadores médicos y de sanidad contagiados, que elevaron el total general del sábado a 4.913.

“Por lo tanto, ha tomado tres semanas que el número de pacientes hospitalizados con Covid-19 disminuya de un total diario de 5,903 a 3,641″.

El profesor Paul Hunter, de la Universidad de East Anglia, agregó: “No hay duda de que esta tasa de disminución es decepcionante. Ciertamente, es demasiado alta para que consideremos levantar las restricciones de confinamiento ahora mismo. Necesitamos reducir los números a unos cientos de casos nuevos por día antes de poder hacerlo. Tal disminución podría llevar meses.”

Sin una indicación firme por parte del Gobierno sobre cuándo podrían flexibilizarse las reglas de distanciamiento social, el primer ministro británico Boris Johnson regresará a Downing Street el lunes después de convalecer en la residencia de verano de Chequers, luego de caer gravemente enfermo con Covid-19 a principios de este mes.

El primer ministro enfrenta un grave dilema sobre el confinamiento, ya que los miembros de su Gabinete y los parlamentarios de su partido discuten sobre si es más fácil salvar a la economía del colapso — la opinión predominante en el Tesoro — o si se debe duplicar las restricciones para reducir el número de muertes. El ministro de sanidad Matt Hancock está impulsando el enfoque más cauteloso.

El excanciller Philip Hammond dijo el sábado que ya es hora de que el Gobierno anuncie planes para una estrategia de salida, mientras que Graham Brady, presidente del grupo conservador 1922 Committee, dijo que los parlamentarios querían ver una estrategia para las empresas en situación más urgente. “Todos los miembros del Parlamento deben estar recibiendo a representantes de las empresas grandes y pequeñas que necesitan más ayuda, o por lo menos una idea sobre cuándo pueden comenzar a planificar siquiera una liberación parcial de estas medidas,” dijo.

Sin embargo, Patel ha insistido en que las cinco pruebas del Gobierno para aliviar el confinamiento debían cumplirse en su totalidad. “Está claro que no es ahora,” dijo.

En medio de señales de que se reduce la confianza del público en el manejo de la crisis por parte del Gobierno — en una nueva encuesta de Opinium para The Observer — los ministros enfrentan una batalla cuesta arriba para cumplir su objetivo de testar a 100,000 personas por día para el Covid-19 a fines de abril.

A las 9 am se había concluido un total de 640.792 pruebas, 28,760 de las cuales fueron realizadas el viernes.

Downing Street dijo que el primer ministro había dicho que estaba “ansioso por ir a trabajar” después de que los médicos le dieran luz verde para hacerlo, luego de haber monitorizado de cerca su progreso desde que fuera dado de alta del hospital de St Thomas hace dos semanas. Fuentes dijeron que el regreso del primer ministro “representa el fuerte control” que tiene sobre el tema, habiendo ya sostenido una serie de llamadas y reuniones por teleconferencia con ministros clave la semana pasada.

Sin embargo ayer sábado, el líder laborista Keir Starmer aumentó la presión sobre Johnson, escribiéndole una carta advirtiéndole de que Reino Unido se arriesga a “quedar detrás del resto del mundo” al negarse a discutir una estrategia de salida del confinamiento.

“El gobierno del Reino Unido está a la zaga en este asunto. Me temo que nos estamos quedando detrás del resto del mundo. Simplemente actuar como si esta discusión no estuviera sucediendo no es creíble […] El público británico ha hecho grandes sacrificios para hacer que el confinamiento funcione. Merece ser parte de una conversación adulta sobre lo que viene después. Si queremos que la población nos siga y queremos asegurarnos de que están de acuerdo en hacerlo, esta conversación es necesaria ahora,” dijo Starmer.

—————–

Conservadores se unen a llamados para retirar a Cummings del grupo de asesoramiento científico

Boris Johnson enfrenta llamamientos multipartidarios para evitar que su asesor principal asista a las reuniones del grupo científico secreto que le asesora sobre la pandemia de coronavirus, a medida que aumentan las demandas para que las deliberaciones del comité se hagan públicas.

David Davis, exministro del Brexit, se encuentra entre quienes solicitan que Dominic Cummings y Ben Warner — asesor que dirigió el modelo informático de elecciones del Partido Conservador — no asistan a futuras reuniones del Grupo Asesor Científico para Emergencias (SAGE).

Davis dijo que la presencia de Cummings podría alterar el consejo ofrecido en las reuniones, y agregó: “Deberíamos publicar la lista de miembros del SAGE, eliminar a miembros no científicos, publicar sus consejos en su totalidad y publicar opiniones discrepantes con dichos consejos.”

Los llamados se producen después de que The Guardian informara que Cummings y Warner estaban entre las 23 personas que asistieron al SAGE el día en que Johnson anunció el confinamiento, y que habían podido hacer preguntas a los asistentes en otras reuniones.

Ahora se está formando una amplia coalición para exigir una mayor transparencia sobre SAGE. Greg Clark, presidente conservador del comité científico de la Cámara de los Comunes, dijo: “Tengo un gran respeto por [el asesor científico principal] Sir Patrick Vallance y [el director médico] Chris Whitty, los copresidentes de SAGE. Estoy seguro de que los científicos a los que representan son del más alto calibre.”

“Por esa razón, revelar quién ha asistido a las reuniones del SAGE podría tranquilizar y mejorar la posición del organismo cuyo consejo es tan importante para el país en este momento. También permitiría una mejor comprensión de la gama de disciplinas que están dando forma a los consejos para el Gobierno.”

Otros pidieron que se publicaran las actas de las reuniones de SAGE. El ministro de sanidad de la oposición Jonathan Ashworth dijo: “Es vital mantener la confianza pública en este proceso. La membresía y los documentos de respaldo deben ser publicados. La transparencia total es crucial.”

Ed Davey, líder interino del Partido Liberal-Demócrata, dijo: “El público necesita tener confianza en que es un consejo experto el que guía las decisiones gubernamentales. La falta de transparencia es inaceptable en esta crisis nacional.”

Adam Price, el líder del partido galés Plaid Cymru, dijo: “El hecho de que el director médico de Gales ni siquiera pudiera hacer preguntas, mientras el redactor de discursos de Boris Johnson tiene un lugar en la mesa, es tan impactante como incorrecto. Este Gobierno necesita comenzar a tratar a las personas como adultos, y publicar los consejos que están recibiendo.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s