Advierten a ministros de alza exponencial de muertes si se relaja el confinamiento

THE GUARDIAN — MARTES, 21 DE ABRIL DE 2020

Cualquier flexibilización de las medidas de confinamiento podría desencadenar un aumento exponencial en los casos de coronavirus.

Mientras Boris Johnson aún se recupera en la residencia estival de Chequers, sus ministros principales no se han puesto de acuerdo sobre si la sanidad pública y el impacto económico del bloqueo comenzarán a rivalizar con las consecuencias del virus.

Se conoce que el canciller Rishi Sunak, el ministro de la oficina del gabinete Michael Gove y Liz Truss, la ministra de comercio, están preocupados por el impacto de un largo confinamiento en la economía y en las enfermedades aparte del coronavirus, ya que el número de muertes por otras causas también parece haber aumentado.

Sin embargo, otros ministros sí parecen haber tomado en cuenta las últimas pruebas del Grupo Asesor Científico para Emergencias (SAGE), combinadas con la propia cautela de Johnson, habiendo cedido desde posiciones inicialmente difíciles sobre cuándo las escuelas y algunas empresas pueden volver a la normalidad.

Entre aquellos cuyas posiciones se han suavizado en los últimos días se encuentran Gavin Williamson, el ministro de educación, y Alok Sharma, el ministro de comercio internacional.

El lunes, el número de muertes reportadas en los hospitales de Reino Unido aumentó en 449, el total diario más bajo durante varias semanas, ante lo cual Angela McLean, asesora científica en jefe adjunta del Gobierno, dijo que las cifras eran “bastante estables y planas”, lo que aumenta las esperanzas de que Reino Unido pueda haber pasado el pico de la pandemia.

Aún así, una fuente del gabinete dijo que los asesores del gobierno de SAGE habían trabajado la opción de que no se puede llevar a cabo una reducción de las medidas en el corto plazo sin aumentar la tasa de contagio — conocida como R — y que no existen datos suficientes para decir cuándo sería seguro hacerlo.

La fuente dijo: “Los científicos son muy claros. No podemos tomar ninguna medida de relajación de las medidas sin que la R no vuelva a pasar de 1. Puede haber algunos pequeños cambios que en sí mismos podrían hacerlo, pero la pregunta es si estos cambios hacen que los comportamientos se modifiquen de otra manera y hacen que la R pase de 1. En el mismo instante en que tengamos la R por encima de 1, entonces estaremos otra vez en un crecimiento exponencial.”

“Llegamos a tener una R de casi 3. Y la hemos reducido. Pero incluso un pequeño aumento en el contagio podría ponerla por encima de 1.”

Incluso pequeños cambios — como permitir más actividad en los parques o reabrir algunos comercios minoristas — podrían aumentar demasiado la tasa de contagio, dijeron.

Johnson no está trabajando mientras se recupera de su período en la unidad de cuidados intensivos del hospital St Thomas, pero está recibiendo actualizaciones sobre la crisis y apoya al grupo que está preocupado por detener un segundo pico. Matt Hancock, el ministro de sanidad, está firmemente del lado del primer ministro, argumentando que la tasa de contagio debe reducirse a un nivel muy bajo antes de que se pueda aliviar el confinamiento.

Esto hace que Hancock sea el más firme interesado en garantizar que se suprima la propagación del virus, de todo el ‘cuarteto’ clave de toma de decisiones que también integran Gove, Sunak y Dominic Raab.

Se sabe que Raab — el ministro de exteriores ejerciendo el cargo de primer ministro — es instintivamente muy consciente de las consecuencias económicas del confinamiento, pero también apoya el argumento de que levantar las medidas demasiado pronto podría conducir a un desastroso segundo pico.

Informes indican que otros ministros clave del gabinete — Sharma y Williamson — estaban interesados ​​en que se relaje el confinamiento, aunque parecen haber virado a una posición más cauta en los últimos días. En un seminario en internet del viernes pasado organizado por el gremio industrial británico CBI, Sharma se hizo eco de la posición del primer ministro de que levantar el confinamiento demasiado pronto podría traer más contratiempos a las empresas por la posibilidad de un segundo pico de la enfermedad, diciendo: “eso es lo peor que se puede hacer”.

En público, tanto Gove como Sunak han tenido cuidado de respaldar la posición de la oficina del primer ministro de que el confinamiento es necesario todavía por un tiempo más. Sunak dijo en la conferencia de prensa diaria de Downing Street el martes que “no podemos correr el riesgo de un segundo pico. Eso no solo sería malo para los resultados de salud, sino que también sería malo para la economía.”

A pesar de ello, múltiples fuentes de Whitehall confirmaron que Sunak y Gove están del lado que más apoya el levantamiento de las restricciones.

Un asesor del gobierno dijo a The Guardian que ahora hay nuevas conversaciones sobre los riesgos para la salud pública de un confinamiento prolongado. La fuente dijo: “Existe la sensación general de que hemos estado completamente orientados a la salud pública, pero el confinamiento no está exento de consecuencias para la salud pública. El aumento en el abuso doméstico y también las estadísticas establecidas muestran que cada vez que hay una recesión, hay personas que mueren.”

“Ahora hay una discusión que dice, por supuesto, que queremos ver eso [los datos científicos] pero recordando que, si permanecemos confinados, esto también tiene consecuencias vitales en la vida real y también podemos perder miles de vidas por la recesión.”

Gove ahora lidera una unidad estratégica en la Oficina del Gabinete sobre las posibles rutas para aliviar las restricciones de distanciamiento físico, pero es probable que no se decida nada hasta que Johnson vuelva a su despacho. Una propuesta aún en discusión es la posibilidad de un sistema “semáforo”, por el cual algunas tiendas puedan abrir en la fase roja, los desplazamientos en automóvil y el uso de máscaras faciales entrarían en vigor en la fase ámbar, y solo en la fase verde podrían reiniciarse reuniones masivas.

Fuentes de Downing Street minimizaron la importancia de la propuesta del “semáforo”, diciendo que se estaba considerando muchas otras opciones. Antes de que los ministros puedan finalizar un plan para aliviar el confinamiento, deberán haber establecido una infraestructura para detener la propagación del virus.

Por su parte, el exministro de sanidad Jeremy Hunt advirtió el lunes que el seguimiento de contactos “debe ser nuestra próxima misión nacional” además de una mayor capacidad de pruebas antivirales. Hunt — quien es presidente del comité selecto de sanidad — dijo que se necesitaba una figura nacional fuera de la política para encabezar el seguimiento de contactos, y agregó: “Espero que podamos avanzar para que el Gabinete pueda aprovechar el confinamiento nacional actual cuando revisen esta decisión dentro de tres semanas.”

Un importante informe de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) también afirmó el lunes que las pruebas y el seguimiento de contactos en la comunidad es el “enfoque más prometedor” a corto plazo para ayudar a levantar el confinamiento. El estudio indica que aislar a las personas con coronavirus y rastrear sus contactos para que también se aíslen — enfoque que Reino Unido abandonó desde el principio — es la clave para controlar nuevos brotes.

——————-

Título de foto principal: “Estamos acostumbrados a la muerte… pero no en la cantidad que estamos viendo”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s