Confinamiento puede durar hasta junio mientras aumenta presión por la estrategia de salida

Image

THE GUARDIAN — VIERNES, 17 DE ABRIL DE 2020

Levantar restricciones ahora podría propiciar una mortal segunda ola, dice Raab

Dominic Raab ha advertido a los ciudadanos que las medidas de confinamiento podrían durar hasta junio, mientras los ministros se ven cada vez más presionados para establecer un plan detallado para aliviar las estrictas restricciones.

Estableciendo planes para una extensión mínima de tres semanas que prevenga un “segundo pico” mortal de infecciones, el suplente de Boris Johnson dijo que cualquier relajación ahora “aumentaría sustancialmente el número de muertes”.

Asimismo, para disipar cualquier esperanza de que las condiciones se levanten por completo antes del feriado bancario de mayo, agregó que podría haber confinamientos locales en curso durante el verano para evitar la aparición de nuevos puntos críticos.

Raab dijo que los ministros habían recibido “un consejo muy claro” de SAGE — el comité científico experto que asesora al gobierno — que indica que levantar las restricciones ahora implicaría el riesgo de una segunda ola de infecciones dañinas, lo que “aumentaría sustancialmente el número de muertes”.

“Estropearíamos el progreso logrado hasta la fecha y, como resultado, necesitaríamos un período aún más largo de medidas de distanciamiento social, que serían aún más restrictivas”.

Su anuncio se produce mientras los ministros enfrentan nuevos llamados para explicar cómo pretenden controlar el virus para que el confinamiento finalmente pueda relajarse — un asesor, Neil Ferguson, rompió filas el jueves y pidió un “énfasis único en el aumento de las pruebas y el seguimiento de contactos”.

Ferguson dijo que el gobierno necesita acelerar la acción como lo había hecho con el Brexit, y argumentó que tendría que estar en marcha una gran infraestructura de pruebas y rastreo de contactos para que el confinamiento se levante sin provocar más picos.

“Sin eso, nuestros estimados muestran que tenemos relativamente poco margen de maniobra. Si relajamos demasiado las medidas, entonces veremos un resurgimiento en el contagio,” dijo al programa Today de la BBC.

El ministro de sanidad Matt Hancock reaccionó con irritación a las críticas, diciendo que Ferguson “da consejos al Gobierno. No está en el Gobierno”.

Cuando se le presionó para que indicara cuándo se levantarían las restricciones, Raab señaló el comentario de Boris Johnson de hace un mes, el 19 de marzo, de que tomaría 12 semanas “cambiar el rumbo” del virus. “Ese, en términos generales, es el esquema,” acotó. Reino Unido se encuentra ahora en su cuarta semana de confinamiento.

Raab estableció además cinco condiciones que deben cumplirse antes de considerar una flexibilización de las reglas. Entre ellas se encuentran una caída sostenida en la tasa de mortalidad diaria y la confianza de que el suministro de equipos de protección personal (EPP) y kits de pruebas puede cubrir la demanda futura.

En una reprimenda a los comentaristas de derechas — que piden que se levante el confinamiento para aliviar los costes económicos de cerrar empresas y suspender trabajadores — Raab agregó que “la relajación temprana haría más daño a la economía en el largo plazo”.

En lugar de levantar las restricciones, Raab habló de “ajustarlas”, y agregó: “Esto podría significar flexibilizar las medidas en algunas zonas, mientras se fortalecen las medidas en otras.” Una fuente de Downing Street calificó a este enfoque como “cirugía mínimamente invasiva”.

Hizo hincapié en que, si bien la tasa de contagio había disminuido en la comunidad, “tenemos problemas con la propagación del virus en algunos hospitales y residencias”.

Hancock prometió más pruebas y EPP para el personal de atención domiciliaria el miércoles, muchos de los cuales han reportado suministros inadecuados y consejos descoordinados del gobierno.

El líder laborista Keir Starmer agradeció la extensión de las medidas. “Apoyo completamente la decisión del gobierno de extender el confinamiento,” dijo. “La prioridad ahora debe ser garantizar que veamos un aumento en las pruebas, que el personal obtenga el EPP que necesita desesperadamente, y que se haga más para proteger del virus a nuestras residencias de ancianos. También necesitamos claridad sobre los planes que se están implementando para levantar el confinamiento cuando sea el momento adecuado.”

Raab ha comparecido en reemplazo del primer ministro, quien se encuentra convaleciente en la residencia de verano de Chequers después de haber sido hospitalizado con el virus. Downing Street dijo que Boris Johnson no participó en la decisión de extender las restricciones, pero que Raab le había informado de todo por teléfono.

Un parlamentario conservador dijo que eran “los derechistas en el gabinete y en el partido en general” quienes presionan para terminar el confinamiento cuanto antes, pero que Downing Street está siendo muy cauteloso al respecto.

Una fuente principal de Westminster que conoce las opiniones del Gobierno dijo que creía que un movimiento hacia el rastreo de contactos realizado por un ejército de personal capacitado estaba a punto de convertirse en “el próximo gran giro de 180 grados”.

Otros cambios drásticos de política gubernamental anteriores han sido el reconocimiento de la necesidad de realizar pruebas masivas, el abandono de la estrategia de ‘inmunidad colectiva’ y la constatación de que una prueba de anticuerpos era más difícil de desarrollar de lo que se pensaba.

Un cambio de opinión adicional podría ser el uso de mascarillas por parte de la población. El director médico Chris Whitty dijo que este era “un tema muy vigente que estamos volviendo a examinar,” y que hay evidencia médica de que su uso tiene un efecto “pequeño” en el contagio del virus.

Asesores médicos habían sugerido previamente que el uso de mascarillas era poco beneficioso, pero Whitty dijo: “Lo que pasa con el asesoramiento científico es que evoluciona.”

Patrick Vallance, principal asesor científico, también se refirió a las medidas en curso diciendo que el desafío era lograr que R — es decir, la tasa de transmisión del virus — sea inferior a 1 y mantenerla allí. “Puede haber una serie de medidas que deben continuar en vigencia para que suceda esto,” dijo. “Habrá algunos cambios que deben llevarse a cabo, respecto a cosas como el trabajo a domicilio.”

El ministro Hancock se verá presionado a comprometerse a seguir un régimen coordinado de pruebas y seguimiento de contactos cuando comparezca ante una importante audiencia del comité selecto el viernes, dirigida por el exministro de sanidad Jeremy Hunt y a la que asistirán varios otros presidentes de comité como invitados.

Hunt ha estado presionando durante mucho tiempo por una estrategia para realizar pruebas y rastreos masivos, los cuales fueron rechazados por expertos de gobierno a mediados de marzo cuando cambiaron su política de intentar contener el virus a tratar de posponer su pico.

En ese momento, el 26 de marzo, la doctora Jenny Harries dijo que las pruebas y el rastreo de contactos “no eran un mecanismo apropiado para que avancemos”, a pesar de que la instrucción de la Organización Mundial de la Salud era “probar, probar y probar”.

Luego de ello, el Gobierno terminó admitiendo la importancia de las pruebas masivas y comenzó a desarrollar una aplicación que puede ayudar a rastrear contactos. Sin embargo, existe la preocupación de que el rastreo en internet no sea efectivo para llegar a personas mayores, de que sea voluntario y de que las preocupaciones de privacidad puedan obstaculizar su utilidad.

——————

Advierten que falta de datos étnicos sobre fallecimientos podría poner en riesgo más vidas

Public Health England debe publicar los datos que retiene sobre la muerte de pacientes negros, asiáticos y de minorías étnicas (BAME) por Covid-19, ya que no hacerlo podría implicar riesgos de vida, han advertido políticos y activistas.

Con pacientes de minorías étnicas representadas excesivamente en unidades de cuidados intensivos y entre el personal del NHS que ha fallecido, el Gobierno ha acordado el jueves una investigación sobre porqué parecen estar más afectados por el virus.

Un análisis de The Guardian ha encontrado que de 53 empleados del NHS que se sabe murieron en la pandemia hasta ahora, el 68% eran BAME. Entre ellos se cuentan 22 enfermeras, dos transportistas, un trabajador de apoyo radiológico, un planificador de alta de pacientes y un conductor de autobús hospitalario. Si bien la proporción de personas de origen étnico minoritario es más alta en el NHS (20%, aumentando a 44% para el personal médico), la tasa de mortalidad respectiva, como la proporción de admisiones de cuidados críticos, está fuera de lugar.

Lord Woolley, director de la plataforma Operation Black Vote, dijo: “Como anécdota, sabemos que el Covid-19 está teniendo un impacto devastador en las comunidades BAME, particularmente en Inglaterra. Sospechamos que las personas BAME, incluidos trabajadores de primera línea y los trabajadores esenciales, están desproporcionadamente expuestos a este virus. Si Public Health England tiene datos étnicos sobre quién está muriendo en el hospital, debe divulgarlos. Solo con la transparencia de datos y la acción rápida de todas las agencias relevantes salvaremos vidas.”

——————

¡Genial! Veterano de guerra recauda £15 millones

Foto principal del capitán Tom Moore, quien cumplirá 100 años este 30 de abril, completa la centésima vuelta al jardín trasero de su casa en Bedfordshire, recibiendo una guardia de honor del I Batallón del regimiento Yorkshire.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s