THE INDEPENDENT – LUNES 12/03/2018

Theresa May soporta presiones para presentar un plan de respuesta contundente a Rusia por el envenenamiento del ex espía Sergei Skripal. Se espera que el gabinete ministerial busquen un acuerdo interparlamentario, en la reunión del consejo nacional de seguridad de hoy, que refuerce la respuesta de Reino Unido a las sospechas del plan mandado a ejecutar por el Kremlin. Mientras tanto en Salisbury, miles de clientes del pub The Mill y el restaurante Zizzi han recibido indicaciones de lavar su ropa y pertenencias, luego de que se encontraran residuos de gas neurotóxico usado para envenenar al doble agente y a su hija.

Trabajo de por vida: foto del presidente chino Xi Jinping, votando en el Congreso Nacional Popular la retirada de límites a su mandato

METRO – LUNES 12/03/2018

Indican a cientos de personas que laven sus pertenencias después de que se descubrieran rastros de un agente nervioso en Salisbury, aunque los funcionarios de salud insisten en que el riesgo para el público aún es “muy bajo”: Public Health England (PHE) ha emitido un “consejo de precaución” una semana después de que el ex espía ruso Sergei Skripal y su hija Yulia fueran encontrados desplomados en un banco en la ciudad de Wiltshire, y ha sido en respuesta a los residuos de gas neurotóxico que se descubrió en el pub The Mill y en el cercano restaurante Zizzi, ambos visitados por la fatídica pareja.

Según PHE, aquellos que visitaron el pub entre la 1:30 pm del domingo 4 y 11:10 pm del lunes 5 de marzo, y el restaurante entre la 1:30 pm del domingo 4 y las 11 pm del lunes siguiente, deberían tomar medidas como lavar a máquina la ropa usada ese día, poner la ropa de lavado al seco usada ese día

en doble bolsa y esperar instrucciones, pasar

toallitas húmedas a sus pertenencias como teléfonos móviles, carteras y billeteras, y lavar sus joyas a mano.

Una fuente del restaurante Zizzi indicó que las posesiones y ropa de trabajo del personal fueron retiradas por las autoridades e incineradas a raíz del envenenamiento.

Foto de efectivos militares en trajes de protección tóxica, consultando instrucciones mientras retiran con grúa varios coches de policia en Salisbury, ayer.