Desmadre de Semana Santa en Heathrow

Crédito: Oriol Fernández / HOY Images

Esperan problemas en aeropuertos británicos ‘durante semanas’

—————

British Airways (BA) estaría dejando de gestionar el equipaje de numerosos vuelos y decenas de aviones quedarían sin limpiar, en sus cada vez mayores esfuerzos para hacer frente a la abrumadora demanda del fin de semana de Semana Santa.

Según informes, el jueves por la noche la aerolínea de bandera británica instruyó a su personal de handling [manipulación de equipaje en rampa] del aeropuerto de Heathrow para que dejaran de subir maletas a las bodegas de aviones en vuelos de corta distancia, y que priorizaran los de larga distancia hoy sábado, mañana y el lunes — que se espera sean los días más concurridos de este año.

Con el equipaje ya en la bodega de los aviones, directivos de BA tomaron la decisión de cancelar o retrasar varios vuelos hasta descargar las maletas, según indican varios reportes este fin de semana como el de la publicación de viajes y aviación B2B Paddle Your Own Kanoo.

Aviones sin limpieza

La grave escasez de personal también ha obligado a BA a dejar de limpiar algunos aviones a medida que aumentan sus problemas operativos, debido a la gran cantidad de pasajeros que llegan en Semana Santa al aeropuerto más grande de Gran Bretaña.

La situación ha provocado protestas en redes sociales, con cientos de pasajeros enfadados que recurren a Twitter para exigir que se les diga dónde está su equipaje.

British Airways ha respondido a muchos clientes indicándoles que reporten su equipaje faltante y esperen a que sus maletas se entreguen ‘en los próximos días’.

Los problemas han llevado a incomodidad dentro de la misma aerolínea. En un memorándum reciente el director ejecutivo de BA, Sean Doyle, admitió que clientes y personal estaban ‘comprensiblemente hartos’ de los problemas operativos en curso, y se comprometieron a realizar cambios para frenar la interrupción.

Una de las medidas tomadas hasta ahora es la reducción de su horario de primavera, mientras la aerolínea espera seguir reduciendo los horarios de trabajo hasta finales de mayo.

Así como otras aerolíneas de Reino Unido, British Airways ha venido enfrentando interrupciones durante semanas.

Se espera que el caos en los aeropuertos continúe durante semanas luego que BA y easyJet empezaran a cancelar cientos de vuelos recientemente, dejando a decenas de miles de británicos varados en aeropuertos de todo el país.

Las aerolíneas culparon de los problemas a los altos niveles de COVID-19 entre los empleados, habiendo cancelado al menos 200 vuelos desde el viernes.

Asimismo, BA indicó que había hecho esfuerzos para compensar la escasez de personal ‘asignando’ personal de reserva adicional el fin de semana, pero que se ha visto obligada a hacer ‘cancelaciones adicionales para hoy y mañana’.

Varados en el extranjero

Algunos turistas reportaron haber quedado varados en el extranjero sin que las aerolíneas les ofrecieran una ruta alternativa de regreso — y ni siquiera una explicación.

Simon Rudkins, de 50 años, dijo que estaba regresando de un viaje de esquí a los Alpes con su familia cuando easyJet le contactó — con menos de 10 horas de antelación — para decirle que su vuelo había sido cancelado.

Dijo que su madre — que tiene 85 años y padece demencia — los acompañaba en el viaje de regreso.

“Se confunde mucho y no necesita pasar por ningún estrés,” dijo Rudkins.

Rudkins tuvo que llamar a los clientes de su empresa de jardinería — que le esperaban el lunes — para explicarles la demora y perderá dinero por los trabajos, dijo.

“Llamamos a easyJet para pedir alternativas. Básicamente nos dijeron ‘no, no hay nada, no hay ningún vuelo hoy. Lo mejor que pueden hacer es volar mañana’,” agregó Rudkins.

“No es tan importante que hayan tenido que cancelar un vuelo, sino que no les importe y que no nos den ninguna explicación.”

Ayer viernes, un gran número de pasajeros hicieron largas colas en los aeropuertos londinenses — sobre todo en Heathrow y Stansted — al inicio las vacaciones de Semana Santa.

Los terminales aéreos atribuyeron la congestión a los controles de COVID-19 requeridos por los países de destino de los vuelos, y al ‘alto volumen de pasajeros’.

Sin embargo también hubo reportes de escasez de personal y problemas en las puertas de control de pasaportes, ya que los viajeros han ventilado su frustración en redes sociales y algunos dijeron haber esperado durante horas la partida de sus aviones.

Otros pasajeros dijeron que varias de las e-gates — gestionadas por la Border Force [Policía de Fronteras] y utilizadas para procesar pasajeros rápidamente — no estaban funcionando correctamente.

—————

© 2022 HOY Prensa Networks LLC