Lento Lento Lento Lento

METRO — JUEVES, 23 DE ABRIL DE 2020

Líder laborista critica al Gobierno por confinamiento, pruebas, EPP y burocracia

Sir Keir Starmer ha criticado la respuesta al coronavirus calificándola de ‘demasiado lenta’ en su debut en la ronda de preguntas al primer ministro (PMQ) ayer.

El nuevo líder laborista acusó al Gobierno de no haber respondido a las empresas británicas que habían ofrecido fabricar equipos de protección personal (EPP), tan necesarios para el NHS.

“Hay un patrón emergente aquí: fuimos lentos para iniciar el confinamiento, lentos en las pruebas, lentos con los equipos de protección y ahora lentos para aceptar ofertas de empresas británicas,” dijo.

El ministro de asuntos exteriores Dominic Raab — que sustituye a Boris Johnson mientras se recupera del virus — respondió: “No puedo aceptar su premisa de que hemos sido lentos. Nos hemos guiado por asesoramiento científico, el principal asesor científico, el director médico, en cada paso de este camino.”

“Si [Sir Keir] cree saber más que ellos entonces esa es su decisión, pero esa no es la forma en que hemos procedido y no es la forma en que lo haremos en el futuro.”

Los adversarios se enfrentaron en la cámara de los Comunes como de costumbre, ya que las hostilidades se reanudaron después de que el Parlamento cerrara por un mes debido a la pandemia.

Sin embargo se trató del primer PMQ virtual, donde una parte de parlamentarios hizo sus preguntas por enlace de vídeo dejando espacio para que sus colegas allí presentes se ubicaran bien separados en los escaños.

A pesar de que algunos de sus oponentes lo hicieron de manera remota, Raab fue objeto de un escrutinio minucioso.

El laborista Barry Gardiner — uno de los que trabajan desde casa — dijo que el gobierno ignoró los consejos de iniciar un confinamiento que le hizo su comité científico (SAGE) el 26 de febrero.

“Al gobierno le gusta afirmar que ha estado siguiendo el consejo científico. Pero no lo ha hecho, ¿verdad?” dijo.

Por su parte, el co-líder interino del Partido Liberal-Demócrata Sir Ed Davey apareció en pantalla para pedir una investigación pública sobre el manejo de la pandemia.

Raab dijo que había “lecciones que aprender”, pero agregó: “Creo que en este momento nuestros trabajadores esenciales de primera línea del NHS esperarían acertadamente que produzcamos un enfoque completo para asegurarnos de salvar vidas, proteger al NHS y guiar a todo el país hacia la salida de esta crisis.”

De otro lado, el número de muertos por Covid-19 aumentó en otros 763 ayer para llegar hasta los 18.100.

Asimismo, las últimas cifras diarias mostraron que solo se realizaron 22,814 pruebas para determinar si las personas tienen el virus.

La cifra está muy por debajo de los 100,000 que el Gobierno pretende alcanzar para fin de mes, que es solo la mitad de la cantidad que los laboratorios tienen la capacidad de proporcionar.

Por su parte el ministro de sanidad, Matt Hancock, insistió en que Gran Bretaña ya había “alcanzado el pico” del brote.

Aún así el director médico del Gobierno, profesor Chris Whitty, dijo que la gente debía aceptar que el virus “no será erradicado, no va a desaparecer”.

Whitty agregó que es probable que el distanciamiento social — no necesariamente el confinamiento total — continúe durante al menos un año.

“A la larga, la salida de esto será una de dos cosas: una vacuna altamente efectiva, y/o medicamentos altamente efectivos para que las personas dejen de morir con esta enfermedad incluso si la contraen,” dijo.

“Hasta que los tengamos — y la probabilidad de tenerlos en el próximo año calendario es increíblemente pequeña — vamos a tener que confiar en otras medidas de distanciamiento social que son muy perjudiciales socialmente. Va a llevar mucho tiempo y debemos ser conscientes de eso.”

Raab dijo: “Ninguna vacuna llegará particularmente pronto para permitirnos salir de las actuales medidas de distanciamiento social hacia una transición.”

Asimismo, un avión de la RAF finalmente llegó de Turquía con al menos un cargamento retrasado de 400,000 batas quirúrgicas.

Sin embargo, trascendieron versiones según las cuales unos 50 pacientes de Covid-19 no habrían recibido tratamiento en el nuevo hospital NHS Nightingale en Londres por falta de enfermeras.

Además el Gobierno ha admitido que las pruebas de virus realizadas en momentos anteriores de la crisis fueron inexactas. Esto podría significar que una cantidad de médicos y enfermeras fueron erróneamente autorizados para trabajar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s