Atroz abuso a trabajadores del NHS

METRO — MARTES, 31 DE MARZO DE 2020

Personal de enfermería, paramédicos y cuidadores reciben escupitajos y ataques

Conmocionadas autoridades del NHS han condenado el aumento de la violencia y el abuso infligido a los trabajadores que luchan por salvar a Gran Bretaña de la pandemia del coronavirus.

El personal ha recibido escupitajos, ha sido criticado como “propagador de enfermedades” e incluso atacado por asaltantes que buscan robarles su identificación para obtener beneficios gratuitos.

Entre las víctimas se encuentra la cuidadora Amy Hall (foto principal), a quien le escupieron cuando hizo una salida rápida a Lidl entre sus turnos en Waterlooville, Hampshire.

También se encuentra Sama Shali (foto inserta, derecha) que trabaja en el Hospital Christie en Manchester y fue escupida repetidamente por un ciclista mientras caminaba a su casa al final de un turno de diez horas. Shali provocó la repugnante respuesta simplemente pidiéndole que le cediera algo de espacio cuando él se acercó montando su bicicleta por la acera.

El Covid-19 se ha cobrado 1.415 vidas en Reino Unido, 180 en un solo día, mientras el asesor gubernamental Sir Patrick Vallance advertía que estamos en la misma trayectoria que Francia, donde hasta ahora han muerto 3,024 personas.

Y a medida que los héroes del NHS enfrentan la crisis, los ataques contra ellos fueron condenados por la directora de enfermería Ruth May.

“Me conmovió profundamente que el país se uniera para aplaudir a nuestros cuidadores la semana pasada,” dijo May.

“Pero estas muestras inspiradoras de gratitud corren el riesgo de verse eclipsadas por el comportamiento de unos pocos idiotas, que están poniendo en riesgo las vidas de nuestros trabajadores.”

Hall — de 28 años, quien usa equipo de protección en sus visitas a pacientes ancianos con alto riesgo del virus — dijo que no podía creer que una persona de mediana edad la escupió mientras compraba.

“Fue bastante surrealista. No puedo creer que algunas personas tengan esa opinión sobre nosotros. Estamos tratando de ayudar a nuestros ancianos en este momento difícil y no apreciamos que nos escupan,” dijo Hall.

Shali, la otra víctima, fue abordada por el ciclista mientras caminaba hacia la estación de tranvía de Didsbury.

“Le pregunté si podía darme algo de espacio ya que estaba bastante cerca de mí y luego me escupió en la cara,” dijo la trabajadora de 33 años, que trabaja en administración de medicamentos. “Quedé tan sorprendida y le dije que iba a llamar a la policía.”

“Él simplemente comenzó a dar vueltas en su bicicleta alrededor mío y luego lo hizo de nuevo, me escupió en la cara nuevamente.”

“Tengo miedo de que haya tenido coronavirus y haya querido propagarlo. Ahora tengo miedo de poder transmitirlo a mis colegas o pacientes.”

“Tenemos poco personal, y tengo miedo del impacto que tendrá en mi equipo que yo me enferme.”

El Royal College of Nursing dijo que sus miembros que realizaban rondas comunitarias habían sido objeto de burlas como propagadores del virus.

Y, a una enfermera del NHS en Southampton, un grupo de ocho adolescentes le dijo que “regresara a China” al enfrentarla mientras caminaba a casa después de un turno de 12 horas ayudando a pacientes con el virus.

La mujer filipina reveló: “Uno de ellos dijo ‘¿la derribamos?’ y luego el otro dijo ‘no, podríamos ser arrestados’.”

“Seguí caminando, los ignoré, no tenía energía para decirles nada, fui a casa con mi familia,” agregó.

El intento de atraco de médicos tuvo lugar en las inmediaciones del Hospital de Lewisham y el University College Hospital hace dos semanas, lo que provocó advertencias para que el personal no lleve uniforme y oculte sus identificaciones.

La medida se produce después de que cadenas comerciales anunciaran ofertas de comida y bebida gratis para el personal del NHS.

La policía también ha enfrentado un trato hostil, con un hombre “tosiendo deliberadamente su saliva” sobre un escuadrón armado mientras gritaba que tenía coronavirus en Haringey, norte de Londres.

Martin Berry, del Colegio de Paramédicos, dijo a Sky News anoche: “Este tipo de violencia hacia los trabajadores de emergencia continúa.”

“Este tipo de ira es totalmente irresponsable. Por favor, trabajen con nosotros y no contra nosotros.”

——————

ExCelente trabajo

Sir Simon Stevens (foto) supervisa los trabajos del nuevo NHS Nightingale Hospital en el centro ExCel de Londres, realizados en menos de una semana

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s