Amenazan con toque de queda para detener al virus

Image

THE TIMES — LUNES, 23 DE MARZO DE 2020

Planes de endurecer restricciones a transeúntes

Se impondrá toques de queda y prohibiciones de viaje para combatir el coronavirus si los británicos no comienzan a actuar de manera responsable, advirtió Boris Johnson.

El primer ministro dijo ayer que el gobierno estaba considerando introducir restricciones más estrictas si no se seguían las pautas sobre el distanciamiento social, después de que gran número de personas acudiera el fin de semana a parques, playas y mercados.

Un joven de 18 años con problemas de salud subyacentes se convirtió en la víctima más joven conocida del virus en Gran Bretaña. Ayer se anunciaron 48 muertes, incluida la de una persona de 102 años que se convirtió en la víctima de más edad que se conoce. Esto implica que el número de muertos ha aumentado en más del 50 por ciento en dos días, hasta un total de 281.

Esperándose el brote en Gran Bretaña unas dos semanas después del de Italia, Johnson está bajo presión de usar a la policía para hacer cumplir los consejos oficiales que instan a las personas a quedarse en casa y evitar el contacto social. También enfrenta los llamados de su gabinete y asesores superiores para imponer un cierre total en Londres, que una fuente gubernamental de alto rango le dijo a The Times era ‘inevitable’.

“El primer ministro tendrá todo el apoyo del gabinete y del país en general si esto continúa,” dijo la fuente. “Es inevitable, solo tienes que mirar a otros países. Cuanto antes lo hagas, mejor. La dificultad que enfrenta el gobierno es que la propagación de este virus es exponencial. No sabremos si lo que estamos haciendo es lo correcto hasta que sea demasiado tarde.”

Italia prohibió todos los viajes no esenciales para el trabajo, la salud o la familia hoy hace dos semanas. El número de casos y muertes en Gran Bretaña está aumentando aproximadamente al mismo ritmo que en Italia, que este fin de semana cerró todo excepto los servicios esenciales después de un récord de 793 muertes el sábado y 651 ayer.

La advertencia de Johnson se produce mientras:

• El ayuntamiento de Leeds y varios parques de Londres anunciaron que los patios de recreo se cerrarían a partir de hoy para evitar que las familias propaguen el virus.

• Se reveló que la semana pasada Francia amenazó con cerrar su frontera británica a menos que Johnson cerrara bares y restaurantes.

• Alemania prohibió las reuniones de más de dos personas y España dijo que a la mayoría de los extranjeros no se les permitiría ingresar al país a través de sus puertos aéreos y marítimos durante 30 días.

• El Comité Olímpico Internacional dijo que estaba en conversaciones para posponer los Juegos de Tokio este verano.

• Los pabellones infantiles en los hospitales de Gran Bretaña se están vaciando para crear espacio a pacientes adultos con coronavirus.

• Funcionarios de salud recibieron llamados a revertir una decisión de rebajar la orden de equipos de protección para el personal de primera línea del NHS.

• Los ministros prometieron que el gobierno ordenaría “millones” de pruebas para ver quién ha tenido coronavirus.

• El gobierno se comprometió a introducir más ayuda financiera para trabajadores independientes.

Con los parques y lugares de esparcimiento llenos ayer y el tráfico en Londres moviéndose a casi un tercio de su ritmo habitual, Johnson está preocupado por el grado en que algunas personas vienen ignorando el consejo del Gobierno.

Criticando la “falta de atención” de quienes pasaron el fin de semana en parques soleados, Johnson dijo en su conferencia de prensa diaria: “Digo lo más firme y enfáticamente que puedo a todos los que salen a la calle, hacen ejercicio y se divierten: tienen que respetar el distanciamiento social. Si la gente no puede hacerlo, no lo hace ni lo quiere hacer, por supuesto que tendremos que adoptar medidas más estrictas.”

Presionado para responder sobre lo que eso significaría, dijo que se introducirían “toques de queda y prohibiciones de movimiento” en el momento adecuado. Señaló países como Francia, donde las personas necesitan permiso para salir de la casa y solo pueden hacer ejercicio dentro de los 2 km de las casas.

“No creo que necesites usar mucho tu imaginación para ver hasta dónde tendremos que llegar, y pensaremos en esto muy activamente en las próximas 24 horas,” afirmó.

“Otros países se han visto obligados a imponer por completo restricciones al movimiento de personas. Ahora, como he dicho, no quiero hacer eso. Es tan importante que ese placer y esa habilidad se conserven, pero solo se pueden preservar si todos actúan de manera responsable y cumplen con los principios de mantenerse separados unos de otros y distanciarse socialmente.”

Sadiq Khan, el alcalde de Londres, encabezó los llamados a la policía para hacer cumplir el distanciamiento social, diciendo: “Si las personas no se quedan en casa, si las personas no dejan de usar el transporte público a menos que sea esencial, si las personas no dejan de interactuar entre sí, más personas morirán.”

Según la compañía de navegación por satélite Tom Tom el tráfico en las horas pico en Londres se ha reducido mucho menos que en otras grandes ciudades. La aplicación de transporte Citymapper dijo que Londres se movía a un tercio de su tasa normal, lo que es mucho más alto que la mayoría de las capitales europeas.

Los laboristas están considerando romper la unidad entre los partidos pidiendo que Gran Bretaña sea cerrada. Jonathan Ashworth, el ministro de salud de la oposición, dijo: “Muchas personas están confundidas por las medidas de distanciamiento social del gobierno o eligen ignorarlas. Esto no puede continuar en una emergencia de salud pública.”

También hay inquietud en la bancada conservadora, donde un parlamentario dice: “La gente está lista para el cierre total. Hagámoslo ahora.”

Las autoridades francesas afirman que el presidente Macron estuvo detrás de la decisión de Johnson de cerrar bares y restaurantes el viernes, después de amenazar con cerrar la frontera franco-británica. The Times entiende que Francia seguirá adelante con un cierre parcial de la frontera, que impedirá el ingreso a la mayoría de británicos pero no a los transportistas por carretera.

Un miembro del personal del presidente francés dijo al diario parisino Libération que Macron veía la política de Gran Bretaña como “negligencia benigna”, y dijo: “Claramente tuvimos que amenazar [a Johnson] para que por fin reaccionara.” Funcionarios británicos han negaron que Macron estuviera tras la decisión.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s