Maxwell ‘no delatará al Príncipe Andrew’

THE DAILY TELEGRAPH — SÁBADO, 4 DE JULIO DE 2020

Aristócrata nunca ofrecerá información sobre el duque de York como parte de un acuerdo, insiste una de sus amigas más cercanas

Ghislaine Maxwell no ofrecerá «nunca» ninguna información sobre el duque de York como parte de un acuerdo de culpabilidad, ha revelado una de sus confidentes más cercanas.

Mientras trascendía una nueva fotografía el viernes por la noche de la socialite sentada en la misma Sala del Trono del Palacio de Buckingham, Laura Goldman — amiga de Maxwell durante varios años — dijo a The Telegraph que la detenida «nunca delataría» al Príncipe Andrés.

La extraordinaria imagen — que muestra a la mujer de 58 años relajándose en un trono junto al actor de Hollywood Kevin Spacey — surgió después de que fuera arrestada el jueves, por cargos de tráfico sexual relacionados con Jeffrey Epstein. Se cree que fue tomada en 2002, tres años antes de que la policía comenzara a investigar al difunto financista por delitos sexuales con menores.

Se cree que el arresto de Maxwell podría tener implicaciones significativas para el duque de 60 años de edad quien, según reportes, fue presentado al pedófilo multimillonario por ella en 1999.

En una entrevista exclusiva a la excorredora de bolsa neoyorquina, Goldman afirma sensacionalmente que Maxwell tuvo una «aventura» con el hijo de la Reina y ha continuado siendo su amiga íntima, incluso la última vez que le vio en el Palacio de Buckingham, en julio de 2019.

«La única forma en que puede salir libre es si delata a alguien pero definitivamente no será Andrés,» dijo Goldman.

“Ella está muy agradecida con él porque, cuando llegó por primera vez a Nueva York, el duque ayudó a lanzarla en la alta sociedad. Siempre habla de lo que es un verdadero amigo. No ve ninguna razón para hablar de él a las autoridades.»

Goldman sugirió que la costumbre de «sentirse con derecho a todo» que tiene el duque podría haberlo cegado a lo que estaba sucediendo dentro del depravado mundo de Epstein.

“Ghislaine siempre me dijo que Andrew era un poco tonto e ingenuo y que, si había chicas en la casa mientras él estaba allí, pensaría que eran sirvientas. Todos los que piensan que es malvado simplemente se equivocan. Solo es el tipo de persona que se siente con derecho a todo y que ve a todo el mundo como su sirviente,» manifestó.

Goldman sugirió que es más probable que Maxwell hable sobre el expresidente norteamericano Bill Clinton y el presidente Donald Trump que se encontraban entre los contactos de perfil alto del desprestigiado empresario. No se han hecho acusaciones a ninguno de los dos.

Maxwell fue hallada en Bradford, un pequeño pueblo de New Hampshire, y es acusada de haber contribuido a atraer a niñas menores de edad para viajar y sostener relaciones sexuales, y de mentir a los inspectores a cargo de la investigación. No se sabe cómo se declarará.

Se entiende que ha sido trasladada desde Bradford donde fue arrestada después de evadir a los agentes durante un año a una instalación federal cercana, antes de comparecer ante el tribunal en Nueva York.

La hija menor del fallecido magnate mediático Robert Maxwell es el eje central de las acusaciones hechas por Virginia Roberts Giuffre quien afirma que fue víctima de tráfico, siendo trasladada desde Estados Unidos a Londres y viéndose obligada a acostarse con el duque cuando tenía 17 años.

El propio duque ha negado siempre y enérgicamente las afirmaciones, manteniendo que no recuerda haber conocido a Giuffre.

La presunta víctima alega que fue presentada al duque en casa de Maxwell en Londres en marzo de 2001. Incluso existe una foto ampliamente difundida del duque con su brazo alrededor de la joven que se dice fue tomada en el lugar.

Maxwell está acusada de haber mentido sobre las actividades sexuales de Epstein, que incluían el reclutamiento de niñas menores de edad para masajes sexuales y el uso que él hacía de juguetes sexuales. Los únicos cargos presentados contra Maxwell hasta la fecha son acusaciones de perjurio que se relacionan con un período de tiempo en que el duque conoció a Epstein.

Los delitos más graves de captación y tráfico sexual infantil habrían tenido lugar entre 1994 y 1997 dos años antes de que el duque fuera presentado a Epstein.

Los fiscales estadounidenses dijeron que «les agradaría» contar con el testimonio del duque de York como parte de la investigación que sigue el FBI.

Sus abogados afirman que en dos ocasiones han entrado en contacto con el Departamento de Justicia estadounidense en el último mes sin recibir respuesta. El viernes, los problemas legales del duque aumentaron después de que el jueves se presentara una nueva denuncia de otra presunta víctima de Epstein.

Caroline Kaufman, que ahora tiene 26 años, ha presentado un reclamo civil alegando que Epstein abusó sexualmente de ella en 2010 cuando tenía 17 años en la mansión del financista en Nueva York. Ella afirma que fue violada mientras el duque de York estaba de visita.

Kaufman dice haber sido invitada a la casa para una «entrevista de modelaje», según la acusación vista por The Daily Telegraph y presentada ante el Tribunal Federal de Manhattan contra los herederos de Epstein, por $630 millones (£505 millones).

El príncipe Andrés fue fotografiado saliendo de la residencia del Upper East Side neoyorquino en 2010, dos años después de que un tribunal del estado de Florida condenara a Epstein por haber contratado a una menor para prostituirla.

El duque afirmó que había viajado a Estados Unidos para cortar lazos con Epstein quien se suicidó el año pasado en una celda de Nueva York mientras esperaba juicio por nuevos cargos.

La demanda no acusa al duque de haber actuado mal o de estar al tanto del presunto ataque. Anteriormente, Andrés ha afirmado sobre Epstein: «En ningún momento durante el limitado tiempo que pasé (con Epstein) vi, presencié ni sospeché ningún comportamiento en él del tipo que posteriormente condujo a su arresto y condena.»

Audrey Strauss, Fiscal Federal interina del Distrito Sur de Nueva York, instó al Duque a presentarse para ser interrogado.

Desde el arresto de Maxwell el duque aún no ha visto a su madre la Reina, quien permanece aislada en el castillo de Windsor.

——————————

Exclusivo: Ghislaine Maxwell y Kevin Spacey disfrutaban del Palacio de Buckingham ‘como invitados del Príncipe Andrés’

[Foto principal de Ghislaine Maxwell y el actor Kevin Spacey, sentados en los tronos pertenecientes a la Reina Isabel II y al Duque de Edimburgo en el Palacio de Buckingham, en 2002]

Sentada en el trono de la Reina en el Palacio de Buckingham, Ghislaine Maxwell hace para la cámara el típico saludo real a una multitud inexistente.

A su lado, en el lugar que normalmente ocupa el duque de Edimburgo, se encuentra Kevin Spacey, el actor de Hollywood acusado pero nunca condenado por múltiples delitos sexuales.

The Daily Telegraph ha sido informado de que los dos fueron invitados a la Sala del Trono en un recorrido privado por el Palacio organizado por el duque de York, amigo cercano de Maxwell.

Obtenida exclusivamente por The Daily Telegraph, la foto fue tomada en 2002 y muestra a Maxwell en una pose real simulada con Spacey fingiendo ser el Príncipe Felipe. La escena es un retrato muy distante de la difícil situación actual de Maxwell.

Casi 18 años después, Maxwell ha cambiado el privilegio y la comodidad del trono real por una celda policial en una «instalación» de New Hampshire.

Después de un año bajo investigación por el FBI, Maxwell fue arrestada el jueves y acusada de ayudar a reclutar y preparar a niñas menores de edad para su exnovio Jeffrey Epstein, el difunto financista amigo del duque.

El príncipe Andrés ya había organizado el recorrido por el palacio para Bill Clinton, el expresidente norteamericano que había renunciado después de dos mandatos el año anterior.

Según una fuente, Spacey cuya carrera actoral quedó hecha trizas después de ser acusado de haber hecho insinuaciones sexuales no deseadas a un actor de 14 años fue invitado por Clinton. Maxwell llegó como amiga del duque.

Los cargos que pesaban sobre Spacey fueron retirados más tarde. «Estaban bromeando sentados en los tronos, haciendo saludos reales,» dijo la fuente.

“Ghislaine se sentó en el trono de la reina mientras Spacey fingía ser el duque de Edimburgo. Nadie puede recordar si el Príncipe Andrew estaba realmente en la sala del trono en ese momento, pero él estaba a cargo de la visita.”

Se cree que la foto fue tomada después de que Clinton llegara a Londres en septiembre de 2002 para asistir a la conferencia del Partido Laborista en Blackpool, donde era el invitado de honor.

Spacey fue con él a Blackpool. Antes de llegar a Reino Unido, Clinton y Spacey pasaron siete días en una gira por África con Epstein, en el jet privado de éste.

Se cree que Epstein no estuvo en la visita al Palacio, aunque anteriormente había visitado Sandringham y el Castillo de Windsor junto a Maxwell como invitado del Duque.

Maxwell también estaba en la gira africana, parte de un viaje humanitario para la Fundación Clinton.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s